viernes, 18 de julio de 2014

Tikbalang.

El Tikbalang, o "Demonio Caballo"; es uno de los cientos de demonios y espíritus que vagan por las noches en las Filipinas. Igual a la Pontianak o el Aswang; el Tikbalang es una criatura de la oscuridad temida y reverenciada por los pobladores del país asiático.
Se le describe como un humanoide gigantesco y huesudo, de miembros extremadamente largos; al grado de que sus rodillas quedan sobre su cabeza al agacharse; y con la cabeza de un caballo. Se dice que el Tikbalang habita las montañas y bosques de las Filipinas, y viaja por la noche; buscando mujeres para violarlas y que así puedan dar a luz a nuevos Tikbalang. De acuerdo con la leyenda, cuando un feto es abortado, llega al limbo; y ahí se transforma en el demonio Tikbalang.

El Tikbalang es un ser que dependiendo de quién narre la historia, puede ser juguetón y bromista; o un peligroso psicópata que busca activamente dañar a los humanos. Tienen la habilidad de enloquecer y desorientar a las personas; así como inducir alucinaciones en sus presas. En ciertas versiones, el demonio puede presentar un acertijo a su víctima. Si la respuesta es correcta, le entregará una olla con oro y lo dejará seguir su camino; pero si no, la victima quedará perdida en medio del bosque.
Si un viajero sospecha que un Tikbalang lo está despistando para hacerlo perderse en el bosque; puede defenderse poniéndose la camiseta al revés, pedirle permiso al demonio para cruzar el bosque o evitar hacer ruido para no molestar u ofender a la bestia. Existe la posibilidad de esclavizar a este ser, y eso involucra arrancarle tres pelos de la lustrosa y abundante crin dorada en su cabeza. En ese caso, el Tikbalang quedará convertido en un fiel sirviente y ayudará a la persona a salir del bosque.
Curiosamente, y añadiendo un poco de "veracidad" a la posible existencia de este demonio; hay muchos reportes al año de personas que se creen desaparecidas y aparecen convertidas en locos que ríen a carcajadas y tienen problemas al hablar. Al tratar de obtener respuestas sobre su desaparición, las personas (si es que pueden hablar) cuentan historias de que un Tikbalang apareció frente a ellos y los golpeó; y que al dejar de resistirse y protestar, el ser desapareció y los dejó abandonados a su suerte en el bosque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada