martes, 23 de octubre de 2018

"¿Porqué hablamos de fantasmas?"

Nos reunimos aquí, al final de lo que Ray Bradbury llamaba "El País de Octubre": un estado que es tanto de la mente como del tiempo. Todas las cosechas han sido recogidas, el suelo está lleno de escarcha, hay niebla en el aire gélido de la noche y es la hora para contar relatos de fantasmas.

Cuando crecía en Inglaterra, Halloween no era época de celebración. Era la noche donde, nos aseguraban, los muertos caminaban, todas las cosas de la noche estaban sueltas y de manera sensible, los niños creíamos esto y permanecíamos en casa; cerrábamos las ventanas, tapiábamos las puertas, escuchábamos a las ramas arañando y golpeando los cristales, temblábamos y estábamos contentos.

Había días que cambiaban todo: cumpleaños, años nuevos y los primeros días de clase, días que nos mostraban que existía un orden para todas las cosas, y que las criaturas de la noche y la imaginación entendían esto tanto como nosotros. La Víspera de Todos los Santos era su fiesta, la noche en que todos cumplían años. Tenían licencia, todos los límites entre los vivos y muertos desaparecían. Y había brujas, porque aunque nunca me dieron miedo los fantasmas, sabía que las brujas esperaban en las sombras. Y comían niños pequeños.

No creía en las brujas, no durante la luz del día. Ni siquiera a media noche. Pero en Halloween, creía en todo. Incluso creía que había un país al otro lado del mar donde, en esa noche, los niños de mi edad salían con disfraces e iban de puerta en puerta; pidiendo dulces y amenazando con hacer bromas. 
Halloween era un secreto en ese entonces. Algo privado. Y permanecía acurrucado dentro de la casa en Halloween, como un niño. Gloriosamente asustado. 

Y hoy, mientras escribo ficción y a veces esas historias se internan en las sombras, me encuentro con que debo explicar a mí mismo ante mis seres queridos y amigos.
¿Porqué escribes historias? ¿Hay un espacio para historias de fantasmas en el siglo XXI?
Como decía Alicia, siempre hay mucho espacio. La tecnología no hace nada para ahuyentar a las sombras del borde de la realidad. La historia de fantasmas aún se mantiene en los límites de la visión, haciendo las cosas más oscuras, extrañas, más mágicas, justo como siempre lo ha  hecho...

Hay un blog que no creo que nadie más lee. Lo encontré por casualidad, buscando otra cosa y algo sobre él, tal vez el tono de la voz, tan simple y sombrío y desesperanzado, llamó mi atención. Lo añadí a mis marcadores.
Si la chica que lo escribía sabiera que alguien la leía, que a alguien le importaba, tal vez no se habría suicidado. Incluso escribió como lo haría, las píldoras, el Nembutal y el Seconal y el resto; que había robado durante meses del baño de su padrastro; la bolsa de plástico, la soledad, y escribía sobre ello de una manera llana y pragmática; explicando que si bien sabía que los intentos de suicidio eran llamadas de auxilio; esta no lo era, porque no quería vivir más.

Contaba los días en torno a ello, y yo seguía leyendo, inseguro de qué hacer; si es que siquiera podía hacer algo. No había información suficiente en la página para identificarla, ni siquiera sabía en qué continente vivía. No había una dirección de correo. Una forma de dejar comentarios. El último mensaje decía simplemente, "Esta noche".
Me pregunté a quién podría decirle, y luego me encogí de hombros, lo mejor que pude. Tragué saliva sabiendo que no había estado a la altura.

Entonces, la chica comenzó a postear de nuevo.
Y decía que tenía frío y estaba sola.
Creo que sabe que sigo leyéndola.

Recuerdo la primera vez que estuve en Nueva York durante Halloween. Un desfile interminable de brujas, espectros, demonios y reinas malvadas, y fue glorioso. Por un momento, fui de nuevo ese niño de siete años y me sentí impresionado. Si hiciéramos esto en Inglaterra, dijo esa parte de mi cabeza que escribe historias; las cosas despertarían. Todas las cosas que queremos ahuyentar cuando hacemos fogatas en la noche de Guy Fawkes. Tal vez lo hacían aquí, porque las cosas que observan no son británicas. Tal vez aquí, los muertos no caminan en Halloween.

Entonces, unos años después me mudé a América y compré una casa que parecía dibujada por Charles Addams en un día donde se sintiera particularmente mórbido. Para Halloween, aprendí a cortar calabazas, atiborrarme de dulces y esperar a que los primeros disfrazados llegaran. Catorce años después, sigo esperando. Tal vez mi casa se ve bastante perturbadora. Tal vez, solo está algo alejada de la ciudad.

Y luego estaba esa mujer que, sonando muy divertida en el contestador automático de su celular, decía que sentía haber sido asesinada, pero que dejáramos un mensaje y ella contestaría en cuanto pudiera.
No fue hasta que leímos las noticias, varios días después, que nos enteramos de que sí había sido asesinada; de forma inexplicable y bastante horrible.
Entonces, sí se contactó de nuevo con quienes le habían dejado un mensaje. Por teléfono, al principio; dejando mensajes de voz que sonaban como los de alguien susurrando en un huracán; sonidos húmedos y ahogados que no se convertían en palabras del todo.
Eventualmente, lo sé, nos llamará para responder nuestros mensajes. 

Y todavía preguntan, ¿porqué cuento relatos de horror? ¿Porqué leerlos o escucharlos? ¿Porqué tomar placer en cuentos que no tienen otro propósito más que asustar de forma confortable?

No lo sé.
No en verdad. Es algo antiguo. Tenemos historias de fantasmas en el antiguo Egipto, en la Biblia, relatos clásicos de la época de Roma (junto con hombres lobo, casos de posesiones demoniacas y por supuesto, una y otra vez, brujas). Nos hemos estado contando relatos del otro mundo, de la vida más allá de la tumba, historias que pican la piel y hacen las sombras más oscuras; pero de manera más importante, nos recuerdan que vivimos y que hay algo especial, único y notable en el hecho de estar vivos.

El miedo es una cosa maravillosa, en dosis pequeñas.
Te montas en un tren fantasma hacia la oscuridad, sabiendo que eventualmente las puertas se abrirán y saldrás a la luz del día una vez más. Es reconfortante saber siempre que al final seguirás ahí, sano y salvo. Que nada extraño ha pasado, no en realidad. Es bueno ser un niño de nuevo por un breve momento, y temer... no a los gobiernos, no a las regulaciones, las infidelidades, los contadores o guerras distantes... temerle a los fantasmas y las cosas que no existen, y que incluso si lo hacen, no pueden herirnos.

Es en esta época del año, la mejor para un embrujo; donde incluso las cosas más prosaicas crean las sombras más perturbadoras. 

Las cosas que nos asustan pueden ser pequeñas: una página web, un mensaje de voz, un artículo en un periódico; quizás escrito por un inglés, recodando Halloweens de hace mucho tiempo y árboles esqueléticos, caminos serpenteantes y oscuridad. Un artículo que contiene fragmentos de historias de fantasmas y que, tan sin sentido como pueden escucharse; nadie más que tú recuerda haber leído, y que simplemente no está ahí la próxima vez que intentes buscarlo.
-Neil Gaiman. 

jueves, 9 de agosto de 2018

La Novia Demoniaca.

De todas las criaturas y espíritus en la mitología irlandesa, pocos son tan temidos como la Novia Demoniaca del condado Monaghan; un mito que lleva más de dos siglos aterrorizando el cementerio Errigal-Truagh en Monaghan, y que ha sido inmortalizado en la balada de 'Sir Turlough', escrita por William Carleton.
El espíritu es infame entre los pobladores de Monaghan, al grado de que muchos evitan llevar entierros en el cementerio del condadio por temor a encontrarla. Pues de acuerdo con la leyenda, este espíritu se manifiesta cada que hay un funeral; esperando oculta entre las tumbas a que la ceremonia termine.
Una vez que esto pasa, se enfoca en alguna persona que haya permanecido sola o haya quedado atrás de la concurrencia. Toma una predilección especial por los hombres jóvenes, a quienes se les aparece con la forma de una mujer muy hermosa cuya apariencia tiende a ser lo que el hombre en cuestión considera una 'mujer perfecta'.
La Novia Demonio entonces procede a enamorarlo, al grado de hacer que la víctima le prometa que volverán a verse en exactamente un mes en el mismo lugar, o sea, el cementerio. Se dice que a manera de sello para la promesa, el espíritu besa al hombre; desapareciendo y dejándolo muy confundido al respecto de lo ocurrido.
Quienes saben de la leyenda, pronto salen del trance producido por la mujer fantasma, y caen en pánico al darse cuenta de que acaban de sellar su destino al pactar con ella. Se dice que conforme pasan los días, la fatalidad de esta idea lleva a la víctima a perder la cordura paulatinamente, al grado de que exactamente pierde la vida o se suicida al cabo de un mes.

Pero los funerales no son el único sitio donde esta arpía infernal se aparece.
Pues la leyenda reza que este ser también tiende a aparecer durante una ceremonia nupcial, siempre como una mujer de belleza y porte espectacular que nadie conoce, pero llama la atención de todos los presentes. En algún momento de la fiesta, la mujer elige a un hombre soltero y baila con él toda la noche; al grado de que el hombre se vuelve histérico y no puede dejar de hacerlo. Sus víctimas siempre son halladas al día siguiente, muertas y con evidencia de que literalmente bailaron hasta morir.

martes, 24 de julio de 2018

Mohawks - Los Niños de Ojos Negros.

Pieza de arte Iroqués, mostrando un niño de ojos negros.
La leyenda de los Niños de Ojos Negros o BEKS (del término inglés Black-Eyed Kids) podría parecer algo nacido con el advenimiento del internet; un creepypasta más como Slender Man, El Rastrillo o la infinidad de seres que parecen plagar oscuras wikis, blogs de horror, videos en YouTube o sitios de arte como DeviantArt. 

Pero en realidad, si uno escarba más en las mitologías de las antiguas civilizaciones; podría encontrarse con que estos extraños seres, de quienes nadie parece saber su objetivo o identidad; son mucho más antiguos de lo que parecen. Los Iroqueses, una conocida tribu nativa de los Estados Unidos y Canadá; creía en el concepto de energías positivas y negativas.
La energía positiva, la cual denominaban Orenda; era algo divino y podía ser canalizado mediante la virtud, el entrenamiento y experiencias positivas.
La negativa, el Otkon, englobaba toda clase de fuerzas, seres, cosas y fenómenos que vivían en este mundo y provenían del inframundo; una fuerza energética maligna que podía poseer, destruir y usarse como arma contra los seres vivos. Los Mohawks del valle Mohawk creían firmemente en la brujería, y se decía que aquellos que usaban el poder negativo del Otkon a veces eran influenciados por "El Malvado"; un ser demoniaco que aparecía como un hombre serpiente.
El Malvado tenía el objetivo de manifestarse como un ser humano, y a veces intentaba cortejar a las mujeres Iroquesas con el fin de aparearse y producir un niño. El fruto de esta unión nacía como un niño de piel pálida y ojos completamente negros; y que inmediatamente era asesinado y cremado luego de nacer para evitar que resucitara. 

También los niños que se perdían en el bosque o andaban solos por la noche eran presa fácil para el Malvado, quien los infectaba con el Otkon. Estos niños se alejaban del campo de la tribu y volvían a casa con ojos completamente negros; pues se creía que el Malvado había robado su Orenda, reemplazándolo con Otkon que los volvía sus sirvientes fieles; a quienes encomendaba el infectar a otros niños con Otkon.
Los niños de ojos negros en la mitología Iroquesa eran fácilmente reconocibles por su forma de actuar, repitiendo sus palabras constantemente y moviéndose siempre de manera nerviosa. Se decía que pasaban todo su tiempo intentando destruir a las tribus usando el Otkon; que eran feroces, malévolos y comían carne humana. De hecho, el nombre 'Mohawk' fue adoptado erróneamente por los colonos europeos; ya que el nombre original de esta gente era Kanyukehaka, el cual significaba 'gente de los cristales'. El término 'Mohawk' en realidad significaba 'devorador de personas'; y era usado para referirse a los niños de ojos negros contaminados por el Otkon.

Los zombies del monte Hawkins.

La existencia de fantasmas no humanos es un tema escabroso entre los conocedores de la parapsicología, pues si bien muchos expertos sugieren que los animales no tienen un 'alma' como la de los humanos y que podría permitirles permanecer como espíritus en la tierra; otros más apuntan a que los animales demuestran sentimientos y apego necesario a un lugar para quedar anclados en caso de una muerte trágica o por asuntos pendientes.

Un caso poco conocido sobre animales espectrales es el que ocurre en los senderos de excursión del Parque Nacional de Los Ángeles, a la sombra del Monte Hawkins del Sur; una pequeña montaña en la cordillera de San Gabriel que es famosa entre los turistas por sus espectaculares vistas naturales.
El área donde ocurren los fenómenos paranormales es un camino de terracería de once kilómetros, el cual va de un campamento al borde de un lago hasta una plataforma de concreto donde se llegó a alzar una torre de vigilancia entre 1935 y 2002. Al día de hoy, el camino ha sido abandonado por el servicio de parques nacionales de Estados Unidos, y solo se le da mantenimiento cuando ocurren incendios o se necesita acceso a la repetidora ubicada en la cima de la montaña.
Se sostiene que la historia de este lugar inició a raíz de un incendio ocurrido en el año 2002, ya que durante la noche del primero de septiembre de ese año; un incendio acabó con la vieja torre de observación en la montaña; la cual era una estructura de madera construida en 1935, cuando el sitio obtuvo su nombramiento como parque naciona. Para cuando amaneció, la torre ya se había hecho cenizas y las llamas se esparcían hasta cubrir las laderas del monte, un acantilado cercano y amenazaban con consumir el pequeño valle del área de recreación.

Afortunadamente, gracias a equipos de bomberos de Los Ángeles y miembros del servicio forestal de Estados Unidos se pudo apagar el incendio antes de que este alcanzara las zonas residenciales al borde de los bosques.
Al poco tiempo de ocurrido, comenzaron a correr rumores de que el fuego había sido iniciado por un extraño culto satánico, el cual se reunía en el bosque con la intención de cometer rituales de invocación mediante el sacrificio de animales. Esto, pese a nunca confirmarse, cobró gran fuerza cuando a los pocos meses aparecieron historias de encuentros con criaturas extrañas en los bosques.

Los residentes de las localidades colindantes con el bosque, turistas, escaladores, campistas y montañeses empezaron a escuchar llantos y chillidos en los caminos de la ladera sur del monte; y no tardó mucho para que algunas personas llegaran a las cabinas de guardias forestales con aterradoras historias de 'animales zombie'.
Se dice que entre los árboles achicharrados, hay animales que merodean en las sombras. Gatos, conejos, aves, zorros e incluso ciervos. A la distancia, se pueden apreciar sus movimientos extraños, casi desencajados y antinaturales. Al acercarse, sin embargo, más de una persona ha salido huyendo al darse cuenta de que estos seres presentan pelo faltante, carne ennegrecida, cuencas oculares vacías y un estado de putrefacción; además de despedir un fuerte olor a carne quemada. 

Algunos ciclistas aseveran haber sido perseguidos por estos animales en los senderos de la montaña, y que algo 'maligno' que se desprende de ellos. Los rumores de cultos volvieron a despertar tras estas historias, y se cree que estos espectros son las almas de los animales sacrificados por el culto durante los rituales de invocación; además de que el incendio puede haber despertado un 'mal' primitivo y que ahora plaga el bosque.
Como un corolario, esta zona es famosa también por encuentros con los 'Vigilantes Oscuros', sombras humanoides que parecen montar guardia en las cimas de las montañas de California; gente de sombras en las áreas del campamento e incluso criaturas de aspecto parecido a Pie Grande, pero que emiten un aura de intimidación en quien los ve.

miércoles, 11 de julio de 2018

El triángulo del Dragón.

El Triángulo del Dragón es un área entre Taiwan, Iwo Jima y la isla de Miyake-Jima; y también se le conoce como el Mar del Diablo (Ma no Umi en Japonés) por su reputación como un sitio maldito en el cual las naves y aviones tienden a desaparecer sin dejar rastro.
Las menciones del Triángulo del Dragón aparecen por primera vez hace siglos, y el nombre proviene de la creencia que estaba habitado por fieros dragones marinos que devoraban botes pesqueros y navíos de guerra por igual. Por ejemplo, se dice que los fallidos intentos del temible Kublai Khan para conquistar Japón se deben a que jamás pudo cruzar el Triángulo. 

El mundo occidental descubrió el Triángulo del Dragón tras la desaparición de cinco naves militares japonesas a mediados de la década de 1950, así como el barco de investigación Kaio Maru. Estas desapariciones obligaron al gobierno nipón a declarar el área como insegura. 
Además de estos eventos, el Triángulo también cuenta con un largo historial de encuentros con OVNIs, naves fantasmas, luces inexplicables y criaturas marinas colosales; además de perturbaciones magnéticas y cambios de clima repentinos.
Fue gracias al investigador paranormal Charles Berlitz que el Triángulo del Dragón se popularizó en occidente; y a él se debe también la teoría del arco volcánico, la cual sugiere que entre Miyake-Jima e Iwo Jima existe una línea de volcanes que corre desde Japón hasta Guam; cuya actividad violenta repercute en poderosas erupciones subterráneas y mareas repentinas que destrozan a las naves que intentan cruzarlo.
Ubicación geográfica del triángulo del dragón. 
En la década de 1970, el criptozoólogo Ivan T. Sanderson propuso la existencia de los "vórtices viles"; sitios geográficos reconocidos por sus fenómenos sobrenaturales debido a la existencia de supuestos portales dimensionales.
El libro "Curses, Hexes and Spells" describe el Triángulo como un sitio misterioso en el cual han ocurrido desapariciones por siglos, sugiriendo la existencia de hidratos de metano en el fondo del océano, los cuales explotan formando burbujas en la superficie del agua que alteran la flotabilidad de las naves y causan que se hundan. También menciona islas y estrechos rocosos que aparecen y se esfuman debido a extraña actividad volcánica y sísmica. Como un dato curioso, el Triángulo no existe en los mapas de manera oficial; y su tamaño y perímetro varían dependiendo de quién cuenta la leyenda.
Por ejemplo, otra posible ubicación es entre Japón y las islas de Bonin, incluyendo una amplia parte del mar de las Filipinas.

Los misterios del Triángulo del Dragón.
Aunque los registros históricos y leyendas asociados a esta área datan del año 1000 d.C.., con desapariciones de botes pesqueros y 'encuentros' con dragones marinos; el primer dato fidedigno aparece en 1274, cuando el gran regente del Imperio Mongol, Kublai Khan, realizó su primer intento de invadir Japón con una flota de guerra. En 1274 y posteriormente en 1281, los barcos de Kublai se hundieron gracias a una serie de tifones que le costaron la vida a más de cuarenta mil hombres. 
Los antiguos japoneses creían que los tifones fueron enviados por los dioses o Kami, con el fin de proteger el país de las hordas de los mongoles. Si bien esto en un principio se consideró una leyenda, terminó siendo confirmado cuando se descubrieron los restos de las flotas mongolas en el fondo del océano a finales del siglo XX. 
Una historia de fantasmas relacionada es la de la dama de la canoa, una mujer que aparecía subitamente en el océano, de pie sobre una pequeña canoa parecida a la que se usaba para quemar incienso en los funerales. 
La historia más popular sobre el Triángulo es la del Kaio Maru, un barco de investigación enviado a los pocos meses de que cinco naves militares se hundieran cerca de Iwo Jima en 1952. El Kaio Maru desapareció súbitamente de los radares, y no fue hasta décadas después que se encontró el barco hundido aunque sin rastros de los tripulantes. 

Los vórtices viles.
Ubicación global de los vórtices viles. 
El fénomeno de los vórtices viles, relacionado al Triángulo del Dragón y otros sitios reconocidos por su actividad paranormal; habla de 12 lugares distribuidos alrededor de los trópicos de Cáncer y Capricornio, formando una especie de icosahedro lleno de fuertes campos electromagnéticos. 
El nombre ominoso es dado gracias a que estos triángulos parecen causar problemas de todo tipo, en especial tormentas fenómeno, desapariciones, perturbaciones en el campo magnético de la tierra y fuertes eventos geológicos. 

Vórtices Viles.
Trópico de Cáncer:
Mohenjo Daro, un sitio arqueológico en Pakistán que data del año 2,500 a.C..
El Triángulo de las Bermudas. área geográfica entre Miami, Puerto Rico y Bermuda conocida por sus desapariciones y actividad paranormal.
El Triángulo del Dragón.
Hamakulia, un volcán en Hawaii.
Los Megalitos de Algeria, ruinas prehistóricas al sur de Timbuktú.

Trópico de Capricornio:
La Anomalía del Atlántico Sur, un área donde el cinturón de radiación de la tierra bombardea la atmósfera con dosis increíblemente altas.
Las ruinas de la civilización de Gran Zimbabwe, construidas hace 900 años.
La cuenca de Wharton, un área submarina al noreste del océano Índico.
La fosa de las Hébrides, un área submarina con profundidades de más de siete kilómetros al este de Vanuatu. 
La Isla de Pascua, también conocidas como Rapa Nui. Famosas por sus figuras megalíticas.

Dependiendo del investigador, los vórtices pueden incluir los polos norte y sur; pero todos estos puntos cuentan con la característica de hacer fallar a toda clase de instrumentos, desde la brújula y el giroscopio hasta los más modernos sistemas satelitales, de posicionamiento global y radar. Por esa razón se considera que las desapariciones en sitios como los triángulos del Dragón y de las Bermudas se deben a errores en los equipos de navegación de aviones, barcos y sumbarinos.

miércoles, 4 de julio de 2018

El Mothman de Chicago.

El 7 de abril del 2017, un habitante de Chicago acudió con la policía metropolitana para reportar "un ave del tamaño de un hombre", en las inmediaciones del Parque Oz, al norte de la ciudad. El testigo aseguraba haber estado trotando por el parque al anochecer cuando su perro reaccionó violentamente en dirección a algo entre los árboles, y los pájaros en el parque se callaron de golpe. 
El hombre dijo entonces, haber visto algo que le causó un profundo terror:
"Medía más de dos metros... como una cosa mitad hombre y mitad pájaro... Sus alas medían tres metros de punta a punta. Se elevó por el aire como una bala y lo escuché gritar antes de que desapareciera sobre los árboles."

Al hacerse público, el avistamiento desató una reacción en cadena; pues varias personas acudieron con los medios y también contaron historias de sus encuentros con un humanoide volador en el área metropolitana de Chicago.
Por ejemplo, entre las 10 y las 2 de la mañana del 15 de abril, varias personas que se encontraban en el Lago Michigan aseguraron ver una gran criatura voladora:
"Estábamos tres kilómetros lago adentro, a eso de las diez de la noche. Miré hacia arriba y vi algo que parecía un murciélago gigante, pero no como los murciélagos de la fruta. Esta cosa medía tanto como mi esposo, que pasa del metro noventa; tal vez más grande. El murciélago voló en círculos sobre el bote, sin hacer ruido, y después desapareció en dirección a Montrose. Fue como si se desapareciera entre la noche en cuestión de segundos."

Otros testigos en el lago aseguraron verlo, además de una extraña luz verde que se desplazaba a gran velocidad sobre el lago. 
Ese mismo día, un habitante de origen mexicano declaró ver una "Lechuza" cerca del Chicago International Produce Market:

"Salimos y vimos algo que parecía un búho grande. El búho se dio cuenta y nos miró de vuelta. Era como una lechuza gigante, medía casi dos metros y tenía unos ojos grandes y rojos que nos asustaron a todos."

Otro trabajador confirmó la historia:

"Miré hacia el techo del edificio y ahí estaba el jodido búho más grande que jamás haya visto. Mido 1.85 de alto y esa cosa era al menos un pie más grande que yo. Era completamente negro, excepto por sus ojos... dos platos grandes de color rojo. Se quedó mirándonos por un minuto o dos, antes de gritar y salir volando. Nos hizo sentir asustados. Tenía alas como un búho, pero muy grandes, y hacían un ruido fuerte cuando aleteaba."

El 3 de junio, una pareja que salía de un restaurante caminaba cerca de Lincoln Park a las 10:00 PM cuando vieron a la bestia; la cual describieron como un humanoide de color negro, de más de dos metros de alto y con alas membranosas de murciélago. Otros rasgos incluían una cabeza prominente y más estrecha que una humana, parecía no tener piernas y planeaba a lo largo de una calle al este del parque; ascendiendo al cielo de forma súbita. Los testigos mencionaron que el ser no emitía ruidos al aletear, y que el verlo les produjo una sensación de fatalidad.

El "Batimóvil" de Billy Bantz.
Conforme la racha de avistamientos parecía aumentar, un camionero de nombre Billy Bantz llamó a la prensa para contar su propio encuentro; ocurrido el 22 de marzo mientras entregaba un pedido en la noche. Bantz conducía por la ruta 55 y la calle Cicero; cuando experimentó una sensación de intranquilidad. Por lo que explica, encontró una especie de vehículo o drón que volaba en dirección a él, el cual tenía el tamaño de un automóvil grande y se movía sin emitir sonidos de hélices o turbinas. Bantz detuvo el camión y permaneció observando hasta que el objeto ascendió de golpe al cielo y desapareció tras un pequeño banco de nubes.

Zoólogos y escépticos sostienen que la identidad de la criatura podría ser la de un gran búho, aunque este argumento ha sido debatido por aquellos que sostienen que las alas eran claramente parecidas a las de un murciélago. Un rasgo recurrente en las descripciones es la sensación de fatalidad e incomodidad dejada por la criatura, la cual se asemeja a alguas descripciones dadas por testigos del Mothman en Virginia del Oeste. 
Durante junio, los conductores del podcast "The Acrylic Ranch" intentaron grabar a la bestia; experimentando siempre extraños fallos en equipos electrónicos. 

Fallout 76 - Criptozoología Postapocalíptica

Recientemente, la compañía de videojuegos Bethesda reveló el lanzamiento de "Fallout 76", la siguiente entrega en la famosa saga de RPG situada en un futuro postapocalíptico luego de una guerra nuclear entre Estados y China.
Los títulos de Fallout combinan la estética de producciones como Mad Max o Waterworld con ciencia ficción, transhumanismo y la tendencia retrofuturista; en especial las películas de clase B de la década de los 50 y la literatura de autores de corte pulp. Y ciertos aficionados podrían reconocer elementos de la obra de H.P. Lovecraft en Fallout 3 y 4; con la inclusión de la corporación minera Dunwich (referencia al "Horror de Dunwich"), una misteriosa entidad de nombre Ug-Quathoth (parecida a las entidades de los Mythos de Cthulhu) y el Krivbeknih, un libro análogo al temido Necronomicón.
Para Fallout 76, se anunció que muchas de las criaturas nuevas en el juego estarán basadas en el rico folklore y la criptozoología del estado de Virginia del Oeste; donde se desarrollará la historia.  Virginia del Oeste es uno de los estados de la unión americana con más leyendas de OVNIs, criaturas desconocidas y fenómenos sobrenaturales que le han dado una fama negativa de "estado embrujado". Es el estado del Mothman, de Indrid Cold, el Monstruo de Flatwoods y el asilo Trans-Allegheny; así que no fue de sorprenderse que entre las primeras confirmaciones está la presencia del Mothman como un enemigo, y en un video emitido durante el E3 aparece arte conceptual de lo que posiblemente es el Monstruo de Flatwoods.
Pero a estos increíbles y famosos seres se le suman criaturas no tan conocidas como el Snallygaster y la bestia de Grafton.

El Mothman.
El Mothman, u Hombre Polilla, es uno de los críptidos más famosos que existen; junto al Monstruo del Lago Ness y Pie Grande, y ha aparecido en películas, libros, videojuegos, series animadas y cómics desde que se le vio por primera vez en 1966. 
Es reconocido por su relación con el colapso del puente Silver en 1967, el cual culminó en la muerte de decenas de personas y del cual se cree; el Mothman fue una especie de 'portador' de la desgracia al aparecer en la zona de Point Pleasant por meses antes del desastre. Los testigos de la época aseguran que el Mothman es un extraño humanoide alado, con grandes ojos rojos y alas del tamaño de una avioneta pequeña; además de que cuenta con la escalofriante costumbre de perseguir a los autos en los caminos cercanos a la antigua fábrica de explosivos conocida como la Zona TNT.
En el documental del canal "Noclip" sobre la creación de Fallout 76, personal de Bethesda explica que el monstruo aparecerá como un acechador al principio; una figura ominosa a la distancia que se irá acercando poco a poco al jugador hasta confrontarlo al cabo de un tiempo. Lo que en un inicio se creyó era el Mothman, un monstruo alado gigante, fue revelado como otro enemigo de nombre "Scorch Beast"; mientras que el documental muestra lo que parece ser una figura encorvada y de grandes ojos brillantes en un bosque; posiblemente el Mothman.

El Monstruo de Grafton.
Mostrado en el primer vistazo de Fallout 76, el "Monstruo de Grafton" es un críptido poco conocido incluso entre los expertos de la materia; debido a la poca difusión de su encuentro fuera de Virginia del Oeste. El monstruo se origina en 1965 en Grafton, una aldea minera rodeada por montañas y densos bosques de coníferas en el corazón de Virginia del Oeste.
A las 11 de la noche del 16 de junio de 1965, Robert Cockrell, reportero del "Grafton Sentinel"; conducía de vuelta a casa por Riverside Drive, una autopista que corre en paralelo al delta del río Tygart. Cockrell, que había vivido toda su vida en Grafton y conocía los caminos a la perfección, iba a alta velocidad cuando al rodear una curva, sus faros iluminaron una gigantesca masa que le resultó desconocida.
Cockrell no tardó mucho en percatarse de que el objeto no era una roca o un trozo de concreto; sino un ser vivo de más de tres metros de alto, de color blancuzco y una piel húmeda parecida a la de una foca; además de no poseer cabeza. Al llegar a casa minutos después, Cockrell reunió a un grupo de vecinos para investigar de qué se trataba. 
Al regresar al sitio, el grupo no encontró rastros de la criatura, únicamente un círculo de ramas y pasto aplastado que indicaban que algo muy pesado había estado ahí. Cockrell y sus amigos aseguraban que mientras exploraban la orilla del río, fueron seguidos por un sonido de "silbato" proveniente del otro lado del Tygart.
Al día siguiente, Cockrell habló con su editor y la historia terminó publicada en el Sentinel en la edición del 18 de junio. En los días posteriores, más de cien personas de Grafton peinaron los bosques en busca del "Horror sin cabeza"; y sorprendentemente, alrededor de una veintena confirmó haberlo visto, con sus descripciones igualando la de Cockrell e incluso uno comentó que el ser podría ser un oso polar fugitivo de algún zoológico o colección privada, debido al tamaño y su resplandeciente color blanco.
En el año 2014, el show de televisión "Mountain Monsters", mostró imágenes borrosas de lo que parecía ser ganado huyendo de un gran ser de color blanco entre los árboles del fondo.

El Perezoso Gigante.
Uno de los enemigos más sorprendentes de Fallout 76, es una versión mutada del perezoso de tres dedos; armado con grandes zarpas, colmillos y una colonia de hongos creciendo en su lomo.
Si bien puede achacarse al hábito de introducir animales mutantes como enemigos (entre ellos escorpiones, ratas topo, cucarachas americanas, lobos, mantis e incluso fauna exótica como búfalos y gorilas); el uso del perezoso gigante como un monstruo en Virginia del Oeste es fácilmente explicable: En el año 2008, se declaró al perezoso gigante Megalonyx jeffersonii como el fósil oficial del estado. 
El Megalonyx ("garra gigante") es un perezoso extinto de la familia Megalonychidae, bastante común en Norteamérica entre el Mioceno y el Pleistoceno, extinguiéndose aproximadamente 11,000 años atrás. El Megalonyx jeffersonii medía más o menos tres metros de alto y pesaba hasta una tonelada. 
La presencia de hongos en la criatura obedece al hecho de que se ha descubierto que algunas especies de perezosos cultivan parásitos, hongos, algas e incluso insectos en su pelaje; teñiendo al animal de un color verdusco que lo ayuda a camuflarse entre la vegetación tropical y evitar a depredadores como el jaguar. En Panamá, se encontraron rastros de 84 especies de hongo en el pelaje de un perezoso de tres dedos. 
Otro posible candidato para la identidad del perezoso podría ser el críptido apodado "Diablo de la Manzana"; el cual fue visto en 1960 en los huertos de la localidad agrícola de Marlington. 
La leyenda reza que en ese año, los granjeros del pueblo se quejaban de encontrar cercas rotas, ramas despedazadas y manzanos enteramente desprovistos de fruta; y a eso se le sumó el rumor de que algunas personas habían visto a una criatura grande y peluda merodeando por los árboles; la cual también se decía que corría a gran velocidad y emitía un olor nauseabundo.
La historia se tomó como una exageración y se achacó más bien a algún oso hambriento que hubiese bajado de las montañas Blue Ridge en busca de alimento. 
Ese verano, W.C. Doc Priestly conducía cerca de Marlington y su auto dejó de funcionar repentinamente a veinte kilómetros al sureste de Flatwoods. Al bajarse para revisar el motor, Priestly alcanzó a divisar algo junto al camino: una gigantesca criatura cubierta de pelo grueso, la cual lo miraba y presentaba el pelo encrespado, como si quisiera atacar. Priestly permaneció quieto hasta que el ser perdió interés en él y se desvaneció entre los árboles.
Al encuentro de Priestly le siguió otro en Davis, en el lindero norte del bosque. En esta ocasión, una familia que acampaba dijeron haber visto un "monstruo horrible con dos grandes ojos que brillaban como bolas de fuego". En Parsons, otro fue reporrado por varias personas; y se le describió como una mezcla de oso y Pie Grande con "ojos rojos". 
La racha de avistamientos prosiguió hasta el 30 de diciembre de 1960, cuando Charles Stover, un trailero, conducía por un camino rural cercano a Hickory Flats. De acuerdo con Stover, estuvo a nada de arrollar al monstruo cuando este salía de entre los árboles; y lo describió como un "hombre grande y peludo", con ojos rojizos. Logró evitarlo y condujo hasta una estación de servicio cercana; donde contó su historia a un grupo de camioneros. Varios de ellos iban armados, así que decidieron volver al sitio en busca del monstruo. Sin embargo, no lograron encontrar más que grandes rocas desprendidas del suelo y arrojadas sobre el camino con gran fuerza

El Snallygaster.
En Fallout 76, el Snallygaster es una abominación reptiliana con múltiples extremidades, un gran hocico y una lengua extensible que usa para atacar. Esta criatura fue identificada por su nombre en el tráiler mostrado durante el evento de videojuegos E3; y proviene de un dragón legendario que habitaba Maryland y Washington DC; en especial las comunidades habitadas por inmigrantes alemanes en el siglo XVIII.
Los primeros inmigrantes decían ser atacados por un ser llamado "Schneller Geist", que significa "fantasma rápido" en alemán. Las primeras encarnaciones de la leyenda mezclaban rasgos de aves, demonios y dragones; describiendo al Snallygaster como un dragón con pico de acero, dientes afilados y tentáculos de pulpo. 
Se decía que el Snallygaster atacaba succionando la sangre de sus presas; y que el dibujo de una estrella de siete puntas servía para ahuyentarlo, por lo cual se inició la tradición de pintarlas en graneros y casas, costumbre que permanece hasta el día de hoy. En el siglo XIX, se resucitó la leyenda para asustar a los esclavos que intentaban huir por los senderos boscosos de la Vía Subterránea (nombre dado a un grupo que buscaba liberar esclavos africanos de las plantaciones sureñas).
En 1909, los periódicos de Washington DC detallaron encuentros entre habitantes de la región y una bestia con "grandes alas, un pico afilado, garras como ganchos de acero y un ojo en el centro de la frente"; y se decía que emitía silbidos como los de una locomotora. El pánico desatado por el Snallygaster fue tal que no solo el Smithsonian ofreció una recompensa para la captura del monstruo; pues el mismo presidente Theodore Roosevelt consideró posponer un safari para cazar él mismo a la bestia.

La Rana Loveland.
En el documental de NoClip, aparece arte conceptual de lo que parece ser una rana monstruosa, y que podría estar relacionada a un críptido del estado vecino de Ohio; la Rana Loveland. 
En el folklore de Ohio, la Rana o Lagarto Loveland es un anfibio bípedo encontrado por motoristas cerca del río Little Miami. Los primeros reportes de encuentros con la rana datan de 1955, en particular el mes de mayo, y varían bastante, aunque todas coinciden en que estos seres (pues se reportó a más de uno al mismo tiempo) miden entre 90 y 120 centímetros de alto, tienen piel parecida al cuero envejecido y rostros de sapo. Hay quienes los pintan como criaturas más grandes y peligrosas,  con la fuerza para marcar sus garras en la carrocería de un auto. 

El Wendigo.
Aunque el juego está situado en Virginia del Oeste, el equipo de desarrollo de Fallout 76 optó por introducir a un enemigo que, de acuerdo con muchos, podría ser una encarnación postapocalíptica del terrible espectro caníbal del folklore Algonquiano: el Wendigo.
El Wendigo es un mítico espíritu caníbal nativo de los bosques del norte de la Costa Atlántica y la región de los Grandes Lagos de Estados Unidos y Canadá; y se le asocia con asesinatos, codicia, canibalismo y otros tabús culturales impuestos a dichos comportamientos. Inclusive, existe una condición médica llamada "Psicosis del Wendigo"; descrita por los psiquiatras como una súbita necesidad de consumir carne humana y el temor a convertirse en un caníbal; aunque algunas comunidades indígenas de Norteamérica se refieren a la destrucción ambiental y la codicia como una manifestación de la psicosis del Wendigo.
El monstruo esquelético, de extremidades alargadas y movimientos feroces; no tiene aún un nombre definido pero la comunidad de fanáticos del juego ha optado por referirse a él como el Wendigo; debido a su similitud con la leyenda. En los mitos, el Wendigo aparece como un humanoide esquelético, de piel casi momificada y huesos prominentes; piel color ceniza y ojos hundidos, similar a un esqueleto recién desenterrado de la tumba. 
Otros aficionados al horror y la criptozoología han notado que el "Wendigo" bien podría estar basado en el monstruo de creepypasta conocido como El Rastrillo (The Rake), con el que guarda un gran parecido. Unos más apuntan al Demonio de Dover, un críptido visto en Dover, Massachusetts durante abril de 1977; y que parecía un extraño alienígena de grandes ojos, extremidades alargadas y piel blancuzca. 

El Monstruo de Flatwoods.
Durante el documental de NoClip, puede apreciarse arte conceptual de lo que parece ser el Monstruo de Flatwoods, lo cual tiene sentido considerando que es junto al Mothman, uno de los dos críptidos más representativos del estado de Virginia del Oeste.
Conocido también como el Monstruo del Condado Braxton o el Fantasma de Flatwoods; se dice que el monstruo apareció por primera vez en el pueblo del mismo nombre el 12 de septiembre de 1952. 
A las 7:15 de la noche, Edward y Fred May junto con su amigo Tommy Hyer, avistaron un meteoro que caía en la propiedad del granjero G. Bailey Fisher. Los chicos acudieron a buscar ayuda, reuniendo un grupo local en el cual se incluía un miembro de la guardia nacional de nombre Eugene Lemon. Al llegar a la granja Fisher y cruzar una colina, los muchachos vieron una extraña luz roja que parpadeaba; y al alumbrarla con una linterna, fue que encontraron a una criatura que aparentemente no era de este mundo: Un gigantesco humanoide de rostro redondo, brillantes ojos circulares y que portaba una especie de armadura y una capucha en forma de un as de espadas. El ser medía aproximadamente tres metros de alto, tenía manos terminadas en zarpas y flotaba emitiendo un sonido parecido al silbido de una olla de presión.
Además de ello, el grupo enfermó a causa de una niebla verde que emanaba del ser. Al día siguiente, autoridades del condado Braxton encontraron una especie de "goma" viscosa y marcas quemadas en el pasto donde Eugene Lemon aseguraba que habían encontrado al ser. 

viernes, 8 de junio de 2018

El monstruo de Cojimar.

Fotografía del monstruo de Cojimar. 
Durante el verano de 1945, el poblado cubano de Cojimar, famoso también por haber inspirado al célebre Ernest Hemingway para escribir "El viejo y el mar"; causó revuelo internacional cuando en él se dio la captura de lo que el periódico Le Monde bautizó como "El monstruo de Cojimar."
En una mañana de junio, un grupo de pescadores se encontraban a kilómetro y medio de la costa cuando se percataron de algo bastante inusual: En las horas que llevaban ahí, no habían capturado nada; aún cuando la zona de Cojimar es bastante rica en peces de gran tamaño como atunes y marlins. Sin embargo, ese día las aguas fallaron en entregarles algo.

La respuesta no tardó en aparecer. 
Los gritos de uno alertaron el resto. El hombre señalaba hacia el mar abierto, donde una gigantesca aleta dorsal cortaba la superficie del agua. Por el tamaño y forma, no les quedó duda de que se trataba de un ejemplar de tiburón blanco; el más infame y reconocido depredador marino. Sin embargo, los pescadores de Cojimar cayeron en la conclusión de que, por el tamaño de la aleta, el animal debía sobrepasar a cualquier otro que hubieran visto hasta entonces.
No era difícil pensar que un animal de ese tamaño debería costar una fortuna, así que tras una breve discusión, se decidieron a atraparlo y remolcarlo a los muelles de Cojimar. 

La tarea no resultó para nada fácil. Sin redes agalleras o equipo necesario para la pesca mayor, improvisaron la creación de una red al atar varias líneas de pesca a un gancho para tiburones, al que se le ensartó un poco de pescado a manera de carnada. Una vez que el tiburón se interesó y nadó en dirección al bote, fue que los pescadores se percataron de la envergadura del animal y el hecho de que era incluso más grande que el bote.
El monstruo marino mordió la carnada y arrastró al bote, amenazando con hundirlos aún cuando los pescadores usaban todas sus fuerzas y emplearon pequeñas anclas para cansarlo.  Tras una hora de ardua lucha, el tiburón se detuvo lo suficiente como para que los hombres pudiesen acribillarlo a punta de arponazos. 

Contrario a lo que esperaban, el tiburón se encolerizó y saltó de entre las aguas, mordiendo el bote y arrancando un trozo de la proa. Enfrentados a la posibilidad de zozobrar, los pescadores intensificaron su ataque, a grado tal que cuando el tiburón finalmente sucumbió a sus heridas; había transcurrido más de una hora.
Para cuando el bote dañado llegó de milagro a los muelles de Cojimar, curiosos y pescadores por igual observaron con asombro el pez que era arrastrado por el grupo. La medición en el muelle entregó un dato estimado de su tamaño: casi siete metros de largo, aunque hay quienes apuntan a unos buenos ocho o nueve; y un peso de al menos tres toneladas y medio. 

En comparativa, se dice que el tamaño promedio de un gran tiburón blanco es de entre cuatro y cinco metros; con algunos especímenes nativos del "callejón del tiburón" en Sudáfrica, los arrecifes de coral en Australia o la costa de California llegando a lo mucho a los seis. El "Monstruo de Cojimar" rompía todos los records conocidos hasta la fecha, empequeñeciendo a una hembra de seis metros capturada en el Golfo de San Lorenzo durante el verano de 1898. 
De manera curiosa (o escalofriante), los pescadores de Cojimar aseguran hasta la fecha que han tenido encuentros con tiburones mucho más grandes que el Monstruo en las aguas del Caribe; y que en ellas habitan escualos del tamaño de autobuses.

Los Hombres Leopardo.

El concepto de la licantropía y la metamorfosis en animales o seres híbridos, existe prácticamente en todas las culturas y religiones del mundo; y aún cuando la ciencia médica y la psicología coinciden en que la licantropía no es otra cosa más que un transtorno mental, el hecho es que a través de las épocas han ocurrido sucesos que hacen dudar incluso al más escéptico respecto a la existencia de estos seres.
Uno en particular involucra una extraña sociedad en África, la cual ha sembrado el terror en los corazones de nativos, colonos europeos e inclusive los fieros señores de la guerra y organizaciones paramilitares del continente negro. Se dice que estos hombres tienen habilidades casi fantasmales, que poseen poderes antiguos y pueden moverse entre la oscuridad de la noche sin ser detectados; pues toman la forma de uno de los grandes depredadores de África: el leopardo.

El misterio de los Hombres Leopardo.
Fue en la década de 1870, en plena expansión francesa sobre el territorio de Gabón, que las colonias se vieron atormentadas por una serie de asesinatos. Estos crímenes grotescos, en los que las víctimas aparecían destrozadas por garras y dientes, e incluso decapitadas; fueron achacados en un principio a los leones, hienas, leopardos y babuinos que poblaban la periferia de las aldeas en aquél entonces. 
Conforme los crímenes continuaron en aumento, los colonos y nativos por igual llegaron a la conclusión de que eso no era obra de algún devorador de hombres natural, y que había algo mucho más extraño en todo ello.

Al investigar las tribus de Gabón, las autoridades coloniales descubrieron que en la región existía una sociedad religiosa temida por los nativos africanos, un culto de caníbales misteriosos que de vez en cuando emergían de entre las selvas y praderas para desatar el pánico y realizar sus extraños rituales.
Se decía que los temibles hombres leopardo contaban con una plétora de poderes sobrenaturales: La capacidad de transformarse en grandes felinos o monstruos híbridos de leopardo y hombre; de dominar a las bestias salvajes y un control sobre la magia negra, obtenidos del consumo de un elixir llamado "Borfima"; el cual se hacía al hervir la sangre y los órganos internos de víctimas humanas.

En el África tribal, no era extraño que muchas sociedades y tribus contaran con prácticas caníbales bajo la creencia de que al comer la carne de un animal o un enemigo se podía obtener sus poderes; o que existieran brujos con el poder de convertirse en bestias para cazar a sus enemigos. Además del leopardo, considerado un poderoso tótem animal que guiaba a los muertos; pronto se reveló la existencia de otros dos cultos menores dedicados al babuino y al cocodrilo en las selvas, y que imitaban la forma de cazar de dichos animales.

La sociedad del Leopardo.
Artículo de 1943 detallando la cultura de los Hombres Leopardo.
El clan de los hombres leopardo, también conocido como el Ekpe, Efik o Anyoto Aniota; era un culto totémico que se originó como una sociedad de guerreros tribales, y que creció en importancia a raíz del comercio de esclavos en los siglos anteriores; en especial en Sierra Leona, Liberia, Costa de Marfil, Nigeria y Gabón.
Los miembros del culto usaban máscaras de leopardo, se vestían en mantos hechos con la piel de estos felinos y mataban a sus víctimas usando garras hechas de metal y mazos con puntas que imitaban la zarpa del leopardo. Otro rasgo era que usaban un calzado especial y que estaba diseñado para dejar huellas parecidas a las del tótem del clan. 
Los hombres leopardo cazaban durante la noche, saltando sobre sus víctimas y destrozándolas con sus filosas armas. Una vez que la víctima era destazada, se procedía a obtener la sangre y vísceras con el fin de cometer canibalismo ritual y preparar el Borfima. 

"...Ahí en el tapete de una casa, hallé el cadáver horriblemente mutilado de una quinceañera. El cuello despedazado por los dientes y zarpas del animal, los intestinos desparramados sobre el piso, la pelvis destrozada y con un muslo faltante. El muslo fue roído hasta el hueso, y un fragmento de la espinilla fue colocado sobre el cuerpo. A primera vista, solo un depredador salvaje podía haber destrozado el cuerpo de esa manera, pero una investigación más cercana reveló ciertas particularidades que rompían esa imagen aparente. Observé, por ejemplo, que la piel del pecho había sido rasgada con cortes precisos. El hígado fue extraido con un corte limpio que no podría ser obra de un leopardo o un león. Me sorprendió también, que el intestino fuese cortado limpiamente en dos y que la fractura del muslo se debía a que el hueso se dobló hasta romperse."
-Testimonio de un médico forense en 1930.

Aunque de forma histórica los Hombres Leopardo eran considerados un mal menor, nadie podía explicar porqué parecía como si de pronto hubiesen decidido enloquecer y matar a hombres y mujeres de todas las edades en grandes cantidades. La racha de asesinatos en Gabón continuó por tres años, deteniéndose tan abruptamente como iniciaron.
Maza en forma de garra usada por los asesinos. 
En 1890, le tocó a Nigeria ser blanco de los hombres vestidos de leopardo. Después, los ataques se expandieron a Sierra Leona, Liberia, Costa de Marfil y Tanzania; continuando hasta el siglo XX. Inclusive durante la Primera Guerra Mundial, se llevó a cabo una serie de arrestos y ejecuciones de supuestos integrantes del grupo; lo que detuvo sus actividades... por un momento.

Entre 1945 y 1947, ocurrieron 81 ataques en Nigeria, al grado de que el país comenzó a ser conocido como "la tierra del leopardo" y las noticias del culto llegaron a Europa y América. Los diarios de la época describieron los eventos como "los asesinatos más extraños y grandiosos del mundo"; pintando a los Hombres Leopardo como una cábala de asesinos sobrenaturales. 
En Nigeria, la histeria colectiva llegó al grado en que cualquier hombre adulto era un sospechoso potencial y obligó a las autoridades a desplegar a más de 200 hombres fuertemente armados con la intención de capturar a los Hombres Leopardo, instaurar un toque marcial a las cuatro de la tarde y hacer que milicias patrullaran las calles en busca de sospechosos. Pero aún así, los crímenes continuaron y en más de una ocasión las patrullas escuchaban los gritos de alguien siendo masacrado a un par de calles de distancia; solo para acudir y encontrar una víctima y ningún rastro de los asesinos. 
Y cuando la policía misma comenzó a morir a manos de los Hombres Leopardo, la creencia en las habilidades sobrenaturales de estos seres se intensificó aún más; dándoles el poder de ser inmunes a las balas e incluso el moverse como fantasmas. A manera de desafío, el cuerpo de una joven fue destazado frente a un cuartel de policía en espacio de unos segundos; y varios ataques cometidos a la luz del día le hicieron saber a las autoridades que el culto no les temía y que estaban protegidos por sus poderes.
Pieza de museo detallando el modo de ataque de los Hombres Leopardo.
La policía también encontró varios factores en su contra durante la investigación. En primera, la gente temía los poderes mágicos de los hombres leopardo, y se encontraba renuente a ayudar o dar información que llevase al arresto de estos individuos. Segunda, la presencia de leopardos reales en la zona también ayudó a que muchos crímenes del culto se confundieran con ataques de animales en zonas rurales. Y tercera, una fuerte onda de calor hizo que los cadáveres se descompusieran más rápido y esto entorpeció las labores de investigación para determinar qué asesinatos fueron cometidos por hombres y cuales por animales salvajes. 
Con estos elementos en contra y sin una evidencia concreta o arrestos de integrantes del culto, las fuerzas policiales no podían hacer más que arrestar a quienes consideraran sospechosos; lo que llevó a falsas acusaciones entre individuos con rencillas personales y detenciones erróneas.

En algunos casos, incluso se llegó a plantar evidencia como pieles y máscaras de leopardo en los hogares de algunos sospechosos para justificar el arresto; y decenas de hombres terminaron sus días encerrados en cárceles sin siquiera ser juzgados, o peor, ejecutados por brujería y asesinato. En aldeas de Sierra Leona, se llegó inclusive a cometer ejecuciones públicas sin fundamento, una excusa para 'demostrarle' a los pobladores que los Hombres Leopardo eran tan mortales como cualquier hombre y a su vez mandarle un mensaje a los miembros del culto.
Miembros de la sociedad Ejagham Ekpe.
Transcurrieron varios años hasta que por fin las autoridades de Nigeria tuvieron la idea de usar carnada viva. Un oficial encubierto fue puesto en un camino rural famoso por sus ataques a transeuntes, mientras varios tiradores aguardaban entre los pastos altos a que los asesinos aparecieran. Al cabo de unas horas, un grito escalofriante inundó el aire, seguido por la aparición de un hombre vestido con pieles de leopardo y armado con una maza de guerra. Un oficial de policía corrió hacia él e intentó atacarlo con un cuchillo, a lo que el Hombre Leopardo respondió con un golpe de su mazo, matándolo y después desapareciendo entre los pastizales. 

Mientras los demás oficiales se dispersaron por la zona para capturar al atacante, uno tuvo la idea de permanecer cerca del cuerpo por si el asesino volvía a completar el ritual. Y efectivamente, mientras esperaba oculto al pie de un árbol, el Hombre Leopardo apareció de nuevo; caminando a cuatro patas como un animal; lo que llevó al oficial a creer que había atraído a un leopardo de verdad, hasta que pudo ver claramente que se trataba  del mismo asesino armado con guantes terminados en garras.
Cuando el Hombre Leopardo llegó al cuerpo y empezó la siniestra labor del ritual, el oficial procedió a confrontarlo y abatirlo a tiros. 
Diagrama de las telas y armas empleadas por los Hombres Leopardo.
Cuando la noticia se hizo pública y los aldeanos cayeron en cuenta de que los Hombres Leopardos podían morir, comenzaron una serie de declaraciones que terminaron conduciendo a un altar en medio de la selva. La expedición militar al lugar encontró un enorme altar de piedra, manchado con sangre seca y dominado por una estatua gigantesca con la forma de un Hombre Leopardo; al pie del cual se encontraban huesos y restos humanos. 
Las declaraciones llevaron al arresto de 70 cultistas, con 40 terminado ejecutados para hacerle saber al público que no eran más que humanos comunes y corrientes. Los Hombres Leopardo continuaron sus ataques hasta mediados de 1980, cuando tanto gobiernos como grupos paramilitares los cazaron hasta la extinción. 

jueves, 31 de mayo de 2018

La Bruja de las Catskills.

La figurilla.
El 9 de enero del 2016, el usuario de Reddit con nombre 'wiggedhikerthrway' creó un tema titulado 'mi amigo y yo descubrimos una estatua aterradora y ahora pasan cosas raras. ¿alguien sabe qué es?'; pidiendo ayuda para solucionar un problema de índole paranormal que llevaba acosándolo por un rato.
El mensaje inicial dice lo siguiente:

"La semana pasada, mi amigo y yo estábamos escalando en las Catskills (cerca del bosque Sundown) y encontramos esta estatua en unas cuevas. Tiene clavos en los ojos y una cuerda en su cuello. Parece que puede ser vieja. No creo que llevara mucho tiempo ahí, pero es raro porque esa cueva está muy lejos de los senderos principales... y alguien había encendido una fogata ahí dentro.
La estatua me dio escalofríos, pero mi amigo decidió llevársela a su casa aunque le dije que no, porque todos sabemos que en las Catskills hay satanistas que van a las montañas a sacrificar animales, hacer hechizos y esa mierda... y la verdad no quiero tener nada que ver con eso.
Unos días después, mi amigo me llama diciendo que cree que la estatua está viva; porque amanece en un lugar diferente, y que hay olores raros en su casa. Tampoco puede dormir por las noches, porque un golpe en la pared lo despierta. La noche pasada, dijo que alguien tocó a su puerta pero que no había nadie ahí cuando fue a revisar; y ya está muy asustado. En fin, piensa que es por la estatua.
Creo que puede ser una coincidencia, pero sí está muy asustado. Así que antes de que quememos esa cosa, quería saber si alguien tiene una idea de qué puede ser. ¿Alguien ha escuchado de algo como esto o si una estatua puede llevar fantasmas?"

Durante las horas siguientes, el inicial recibió decenas de respuestas que iban desde la burla hasta consejo por parte de médiums, parapsicólogos y miembros de equipos de investigación paranormal. Se habló de vudú, satanismo, magia druida e incluso se sostuvo que la estatua fue puesta ahí para asustar a grupos de excursionistas. Unos más se ofrecieron a comprarla, con la suma disparándose a cientos de dólares.
Más tarde, el autor volvió para contar más del desarrollo del caso.

"Mi amigo vino a eso de las 11:30 de la noche. Está asustado como no tienen idea. De hecho jamás lo había visto así y estoy haciendo mi mejor esfuerzo para recordar lo que dijo, porque francamente fue demasiado. Pero para abreviar, se quedó aquí porque no aguanta lo que pasa en su casa.
Encontramos el ídolo de madera el domingo, y como dije, le pedí que no se lo llevara porque me daba unas vibras muy raras. Pero él es un ateo, así que cuando me contó que pasaban cosas raras en su casa; pensé que se burlaba porque me gusta ver programas de fantasmas y películas de horror.
Según él, comenzó como golpes en las paredes, pero para el miércoles en la noche comenzó a despertarse en las noches; con esa sensación de que alguien lo veía. Esto pasó durante todas las noches, y cada que abría los ojos, podía darse cuenta de que algo en su casa olía como a agua estancada. No cree en lo paranormal, así que ignoró todo hasta que hace unos días, la estatua se movió desde su escritorio hasta la sala; y que desde entonces, cada noche la estatua aparece en otro lado de la casa de donde la dejó. Creyó que podía haber sido obra de su perro, pero el animal ni siquiera se atreve a entrar a la misma habitación en que deja la estatua. De hecho, dice que el perro ha empezado a orinarse en el interior de la casa; cosa que jamás había hecho.
El día de ayer, alguien tocó su puerta a las tres de la mañana, pero no había nadie ahí cuando fue a ver quién podía ser. Sus luces de movimiento no estaban encendidas y tampoco había autos cerca. Lo que dijo fue que cuando abrió la puerta, sintió que había hecho algo muy malo. Como que no debía haber abierto esa puerta. Por eso hice este tema. Ya no tengo razones para creer que juega conmigo, porque esto definitivamente va más allá de una broma y suena muy asustado cuando hablo con él. Me ha dicho que piensa en quemar la estatua porque siente que algo lo siguió a casa.
De cualquier forma, permaneció despierto toda la noche y decidió ir al cine esa tarde para pensar en otra cosa. Al llegar a su casa, pensó que todo se había calmado y finalmente fue a descansar. Aquí es cuando la cosa se pone bien rara, porque cuando despertó a eso de las 10 de la noche; su perro estaba ladrando como loco, que su casa apestaba como una cisterna vieja llena de agua y que había huellas por todos lados. No de zapatos, si no como si alguien descalzo hubiese entrado y dejado marcas lodosas. Todas las puertas y ventanas estaban cerradas, así que no había forma de que nadie entrara o que dejara huellas lodosas; en especial porque era un día cálido y sin lluvia, y el perro habría atacado a cualquiera que lo intentara.
Lo peor de todo es que ahí en medio de la sala, estaba la estatua; y que cuando se acercó a ella empezó a escuchar una respiración pesada, como la de alguien con una traqueotomía o un fuerte caso de enfisema. Sobra decir que salió corriendo y tanto él como su perro están aquí conmigo. Nunca lo había visto tan asustado, o llorando. No sé qué carajo pasa, y le creo porque no tiene motivos para mentir... es, no sé. Sé que todos dicen que no la quememos, pero, ¿qué coño hacemos con ella? Quiere que vayamos por la estatua mañana, pero estoy muy puto asustado como para llevarla de vuelta a la cueva... porque sé que quien sea que la dejó ahí, se nos puede aparecer."

La Experiencia de Greg Newkirk.
Al poco tiempo, el autor y su amigo contactaron a los investigadores paranormales Greg Newkirk y Dana Matthews; dueños del Museo Viajero de lo Paranormal y lo Oculto; una exposición móvil famosa por contener algunos de los objetos embrujados más raros del mundo. De acuerdo con Newkirk, los jóvenes decidieron deshacerse de la estatua luego de encontrarse a una presencia en el interior de una casa; una vieja desnuda, completamente mojada, de brillantes ojos dorados y que despedía un fuerte olor a pantano y plantas en descomposición.
Al recibir la estatua una semana después, Newkirk y su esposa experimentaron fenómenos sobrenaturales el mismo día que la desempacaron y colocaron en su casa. Pues mientas veían una película, se sobresaltaron por un estruendo en la oficina donde dejaron el objeto; cosa que Newkirk achacó a sus gatos. Pero al revisar, no solo se dio cuenta de que la puerta de la habitación estaba cerrada; además los gatos se encontraban en otra habitación, aterrados y escondidos debajo de una cama. Al abrir la puerta, el investigador descubrió que la estatua no solo se había movido y estaba de pie en el piso; además había arrancado el Jesucristo de un crucifijo, al cual le había arrancado los clavos en pies y manos; mismos que no aparecían por ningún lado. A este fenómeno le siguieron otros mucho peores...
Las pisadas lodosas y el olor a agua estancada se hicieron presentes, la muñeca caía por sí sola de mesas de trabajo, los visitantes de los Newkirk eran 'golpeados' por presencias invisibles e incluso se dice que quienes veían a la Bruja se enfermaban o sufrían accidentes inusuales. Al añadirla a su repertorio de objetos para la exposición ambulante, muchas personas dijeron sentir ardor en los ojos, una presión en el pecho y la sensación de ser observados. Peor era para los que se atrevían a tocarlo, pues en más de una ocasión llegó a haber personas que sufrían espasmos y crisis epilépticas. 
Sabiendo que se trataba de algo mucho más diabólico que los objetos usuales del museo, Newkirk se decidió a realizar un ritual para intentar aplacarla. En ciertas ocasiones, se debe hablar directamente con la entidad y darle 'reglas' para que entienda donde vive. Newkirk se plantó frente a la estatua y le dijo lo siguiente:

"Si te hubiéramos dejado con los campistas, te habrían incendiado o arrojado a una bolsa de basura. Si te enviaran con un sacerdote, te enterrarían o peor, te arrojarían a un lugar donde permanecerías por años. Estamos felices de que estés aquí con nosotros, pero solo si respetas la situación. Si tienes negocios por concluir, te ayudaremos a que los concluyas. Pero si no nos tratas respetuosamente, te vas a la caja."

"La Caja" es una expresión que de acuerdo a Newkirk, está reservada para objetos que tienen efectos negativos o son malévolos. Estos objetos no forman parte de la colección y permanecen encerrados en cajas de seguridad; y usualmente esto le funciona, pero en el caso de la Bruja de las Catskills... salió muy mal.
Al decir esto último, su esposa saltó disparada al escuchar el sonido de un torrente de agua al otro lado de la casa; como si una tubería se hubiera reventado. Ambos acudieron a la habitación donde se escuchaba, la lavandería, y el ruido se detuvo en cuanto abrieron la puerta. No había agua o indicios de que la entidad reventara una tubería; lo único que oyeron fue un golpe seco en la misma habitación de donde provenían. Al volver, encontraron a la Bruja tirada al pie de un televisor empotrado en la pared.
Cuando Newkirk se arrodilló para levantarla, su esposa corrió de inmediato para sujetar el pesado televisor de pantalla plana; justo a tiempo para evitar que cayera sobre Newkirk. Los investigadores permanecieron en silencio, mientras algo golpeaba fuertemente las paredes; sacudiendo las fotografías colgadas y haciendo que la luz de la lámpara en la habitación parpadeara.
Esa noche, Newkirk bajó al sótano y metió la estatua en una caja de seguridad. El olor a agua estancada y algas podridas desapareció, pero desde entonces asegura que una presencia sombría merodea su casa.

La Cosa en la estatua.
Durante el tiempo que la han tenido en sus manos, varios psíquicos y médiums han visto a la Bruja de las Catskills; y todos han reaccionado de manera negativa al respecto, dividiéndose entre la opinión de que la estatua es una carcasa para espíritus, otros creen que es una maldición asesina e incluso un psíquico reconocido propuso la idea de que debían exorcizar a la figurilla con agua bendita consagrada por el Papa.
Durante una conferencia, una psíquica se acercó a los Newkirk para expresar sus ideas al respecto. Cree que lo que sea que está unido a la Bruja es un demonio, no el espíritu de una mujer; y que seguro la estatua había sido usada con una infinidad de propósitos a lo largo de varias décadas, lo que explicaría porque si bien la estatua en sí se ve vieja; los clavos y la cuerda en torno a su cuello son bastante recientes, y también mencionó que la criatura en la Bruja se había dado cuenta de que podía verla, y que no estaba muy contenta por ello.

"Se comió los clavos."
La mañana del 7 de julio del 2016, Newkirk encontró algo que le heló la sangre al recibir un mensaje en el Facebook del museo. El mensaje, proveniente de alguien asiduo a los chats y streams en vivos del museo, le informó que no solo padecía errores en su computadora cuando los streams mostraban a la Bruja de las Catskills y a una estatuilla conocida como "El Ídolo de las Pesadillas"; pero que además 'algo' se le había presentado en un sueño y le había dado un mensaje.
De acuerdo con la persona, despertó a las 4:40 de la mañana y sintió como si alguien se sentara en su espalda. Pequeño, pues identificó la sensación como la que siente al jugar con su hija de dos años y esta se sienta sobre su pecho. La sensación desapareció acompañada de un fuerte golpe que despertó y alertó a sus perros. Lo peor, asegura, fue que antes de espertar soñó que una mujer le susurraba al oído que "Greg se comió los clavos", que ella se los había dejado caer en la boca mientras dormía.
Al leer esto, Greg Newkirk sintió una fuerte punzada de temor; pues a los pocos días de llegada la estatua a su casa, sufrió una serie de fuertes dolores estomacales que le duraron por una semana. 

Durante el corto periodo de tiempo en que la figura formó parte de la exposición, miles lograron experimentar fenómenos extraños al verla. El olor característico, el ser vistos por una presencia invisible e incluso han aparecido fotografías donde el artefacto parece moverse. De cualquier manera, la opinión en general es que lo que sea que esté pegado a la Bruja de las Catskills es increíblemente malévolo.

martes, 22 de mayo de 2018

La serpiente de Colón y el basilisco caribeño.

El 21 de Octubre de 1492, pocos días después de haber pisado el nuevo mundo, Cristóbal Colón escribió en su diario sobre el encuentro que tuvo con una criatura de metro y medio de largo; describiéndola como una serpiente la cual había visto en un lago de la isla.
Al día siguiente, una serpiente de aspecto similar fue asesinada en otro lago de la isla por Martín Alonso Pinzón, capitán de una de las naves al comando de Colón. Estos hechos quedan como pies de página en la historia de la exploración americana, y cuando llegan a ser mencionados se considera que por lo vago del término "serpiente" en aquél tiempo; podrían hacer referencia al cocodrilo o a un lagarto desconocido para los europeos.

En 1987, una expedición del museo estatal de Florida descubrió los restos de un cocodrilo de gran tamaño en las ruinas de una aldea que se cree pudo haber sido visitada por Colón. Lo que hace más interesante el caso, pues no hay especies de cocodrilos nativas de las Bahamas, aunque existe la posibilidad de que el animal pudo haber viajado desde Cuba o la costa de México en la marea del Caribe. Varios criptozoólogos sugieren que podría tratarse de una especie desconocida o un animal isleño que fue cazado hasta la extinción; aunque esta última teoría se cae al no haber registros de ataques de cocodrilos o lagartos de gran tamaño hacia los pobladores y colonos de las Bahamas. 
Como un dato curioso, en una entrada de septiembre de 1949, Colón hace referencia a otro encuentro en la costa este de lo que hoy es República Dominicana. De acuerdo con Colón, él y su tripulación avistaron lo que a todas leguas era una tortuga gigantesca; del tamaño de una ballena. 

La Serpiente Gallo de Haití.
Un críptido tal vez relacionado con la extraña serpiente avistada por Colón, es la famosa Serpiente Gallo de Haití; la cual no solo se dice que habita este país, si no áreas de Jamaica y otras islas menores. Este ofidio mide aproximadamente 1.30 metros de largo, con un cuerpo moteado de color cobrizo, una especie de mechón en la punta de la cola y una cresta parecida a la del gallo; además de que cuenta con la extraña habilidad de cacarear y cantar como el ave. 
El mito sugiere que esta agresiva serpiente venenosa es una ávida devoradora de pollos, y no es raro que los granjeros isleños la culpen por la desaparición de sus aves. Y aunque se le considera una leyenda urbana, existen incluso casos históricos de serpientes gallo asesinadas. Por ejemplo, el cuerpo parcialmente descompuesto de uno de estos reptiles fue examinado por un doctor en Jamaica en el año 1829, corroborando que contaba con una cresta similar a la del gallo. En otro caso, uno de estos animales fue asesinado a tiros por un cazador en una plantación jamaiquina en el año 1850. 

Drekavac.

El Drekavac (del serbio "drécati", "grito") es un demonio  o espíritu de los Balcanes y el sureste de Europa; donde también se le conoce como Drékalo, Krekavac, Zdrekavac o Zrikavac; todos nombres que significan "el gritón". 

Entre la infinidad de pueblos y culturas de los Balcanes, Crimea, el Mar Negro y los Cárpatos; hay infinidad de leyendas sobre esta criatura, y por lo tanto, su apariencia y hábitos pueden cambiar de pueblo en pueblo. Los únicos rasgos consistentes son que aparece únicamente durante las noches, en especial en las doce noches que anteceden a la navidad y que en Serbia son conocidas como "Las noches sin bautizar"; así como en los días de inicio de la primavera, pues se cree que los demonios son mucho más activos durante estas épocas.

Este espíritu funciona de manera parecida a los boogeymen, como un mito para espantar a los niños traviesos. Entre sus poderes, se dice que el Drekavac puede predecir la muerte de alguien, traer enfermedad y muerte al ganado y que si alguien pisa su sombra, indudablemente enfermará de un mal incurable y morirá. 
Dependiendo de la región, el Drekavac tomará una forma específica:
-Un demonio peludo con grandes zarpas que vive en los bosques.
-Un zombie que sale de la tumba durante las noches para aterrorizar a las personas.
-Un niño muerto, este es producido cuando un bebé muere sin ser bautizado. El espectro sale de la tumba durante la noche para asustar a sus padres, y se dice que grita a quienes pasan cerca de los cementerios para que lo bauticen y así pueda descansar en paz.
-Un hombre lobo en el este de Serbia.
-Un soldado fantasmal que recorre los caminos en la región de Maglaj. 
-En Kozarska Dubica, el Drekavac es un vampiro similar a Nosferatu que vuela por los bosques durante la noche.
-En Arilije, es una bestia con piernas como las del ciervo y la cabeza de un gato.
-Un humanoide con una pata, de brillantes ojos dorados y que se mueve por las noches dando saltos. 
-En el sureste de Serbia, el Drekavac es un cambiaformas que aparece como un potro, perro, gato o una gran ave de presa.
-Para los Gruzos, es una bestia humanoide parecida a Slender Man; con extremidades alargadas y una gran cabeza. Este ser puede volar, y se cree que nace del alma de un niño muerto violentamente o a causa de la negligencia de sus padres.
Un Botchling en "The Witcher 3", similar al mito del Drekavac. 
Pese a que el Drekavac es considerado un mito, existen reportes de encuentros con este ser; así como avistamientos múltiples en las montañas de Zlatibor. En 1992, los habitantes del delta del río Krvavicka sufrieron un caso de histeria colectiva al encontrarse los restos de un animal desconocido, que asemejaba un híbrido de zorro y canguro; y que de inmediato fue 'identificado' como un Drekavac. 
Posteriormente en el año 2003, la aldea de Tometino Polje fue lugar de una serie de ataques al ganado, con decenas de animales apareciendo muertos sin una gota de sangre. Se cree que fue la obra de un Drekavac, pues si bien el animal nunca fue visto; muchos aldeanos escucharon una serie de gritos y lamentos escalofriantes durante las noches en que eran cometidos los ataques. En el año 2011, la policía de Bosnia acudió a patrullar varias aldeas luego de que se escucharan gritos escalofriantes en las regiones de Drvar, al oeste del país.

Además de la multitud de formas que puede tomar, existen otros espíritus relacionados al Drekavac. Por ejemplo, el Bulkavac de Srem es un monstruo cornudo con seis patas, que habita las aguas y sale durante la noche para estrangular a los hombres y animales; el Jaud, un bebé vampiro ; el Myling y el Nav, consideradas las almas de niños que fallecieron antes de cumplir tres años; el misterioso Nekrstenac o el Plakavac, el alma de un recién nacido estrangulado por su madre. 

De manera general, se cree que el Drekavac no puede ser asesinado hasta que su alma logre encontrar la paz o ser bautizada. En los Balcanes, se cree que alguien debe soñar primero con el Drekavac para encontrarlo, y que este ser puede ahorcar a la gente mientras duermen a manera de venganza por algo que le hicieran en vida. 
Otras versiones sugieren que cuando el Drekavac grita afuera de una casa, los habitantes morirán; y que la única forma de detenerlo es teniendo un perro guardián o fuertes luces en el exterior de la casa, pues les teme a estos.