domingo, 28 de julio de 2019

El Koolakamba - El simio anómalo de Camerún.

Oficialmente, existen ocho especies de grandes simios reconocidas por la ciencia: El ser humano, el chimpancé común y el bonobo, los orangutanes de Borneo, Sumatra y Tapanuli; y las dos variedades de gorila que habitan en África.
Pero desde siempre han existido relatos de hombres 'salvajes' que combinan rasgos de hombre y simio. Desde los relatos de Plinio el Anciano hasta los modernos cuentos sobre antropoides críptidos como el Sasquatch, el Yeti o el Yowie; todavía se mantiene firme la creencia sobre que en ciertos rincones del globo son el hogar de 'hombres bestia'. Y esta teoría no resulta descabellada, pues por siglos los exploradores y colonos europeos escuchaban relatos de los nativos africanos sobre una raza de feroces hombres bestia con una gran fuerza.

En este caso, fue en el siglo XIX que el explorador francés Paul du Chaillu se encontró con lo que hoy se conoce como el gorila en las selvas de Gabón y Camerún; por lo que varios grupos de criptozoólogos sostienen que todavía hay una posibilidad de que regiones alejadas del planeta contengan especies de homínidos sin descubrir.
Curiosamente, además de catalogar al gorila y al chimpancé; los registros de du Chaillu hacen referencia a una criatura que denomina Koolakamba; a partir de los sonidos que hace y que son descritos por los nativos de la zona como un fuerte "¡Kooloo!".
De acuerdo con du Chaillu; el Koolakamba es un ser parecido al chimpancé, pero con un tamaño mayor, una cabeza grande y proporciones más similares a las del hombre. Y menciona que prefiere caminar en dos patas, a diferencia del chimpancé y el gorila.
Diferencias morfológicas entre cráneos de chimpancé, humano y gorila. 
Pero a diferencia de los otros dos grandes simios, y pese a la extensa recopilación de datos presentada por du Chaillu; el Koolakamba jamás fue reconocido por la ciencia y nunca se encontró un especimen vivo para corroborar los diarios del francés. Científicos que han investigado el tema sugieren que el Koolakamba podría haber sido un híbrido entre el gorila y el chimpancé; evidencia apoyada por Koppenfelds en el año de 1881, quien estaba convencido de que el animal era un híbrido y existía en regiones donde ambos primates compartían rangos de vivienda.
Koppenfelds escribió un tratado donde exponía que el Koolakamba era el producto de la cruza entre un gorila macho y una chimpancé hembra; a la vez que otros investigadores contemporáneos sugerían que sí, el Koolakamba podía ser real pero no un híbrido, si no una especie no reconocida y que podría ser el dichoso 'eslabón perdido' entre el hombre y los demás homínidos. Otros más exponían el hecho de que el Koolakamba podría ser únicamente un chimpancé anormal, producto de una mutación genética; cosa que se desmintió rápidamente al presentar evidencias de que los nativos de la región contaban con historias pasadas de generación en generación sobre el Koolakamba, lo que descartaba la idea de que se tratara de un animal mutante.

Las teorías de du Chaillu quedaron olvidadas hasta 1960, cuando el primatólogo Osman Hill mencionó que estaba casi seguro de que en los grupos de chimpancés que había investigado en la región de Holloman; podría haber especímenes del Koolakamba.
Hill observó variaciones entre los primates que coincidían con las descripciones de du Chaillu; en concreto la existencia de hocicos cortos y una variación en la forma de las orejas de los animales. Incluso Hill decía tener evidencia fotográfica sobre chimpancés de tamaño descomunal y postura bípeda, sosteniendo siempre que seguro se trataba de una subespecie de chimpancé y no un homínido sin descubrir.

En 1996, surgió un nuevo debate a raíz de la existencia de un chimpancé extraño en el zoológico de Yaounde, en Camerún. El animal era un simio grande, con un rostro cuadrado, una quijada poderosa, un cráneo muy grande y ojos vagamente humanos; por lo que se creyó que podía tratarse de un híbrido de chimpancé y gorila; y por ende, del fabuloso Koolakamba.
Desafortunadamente, el mono del zoológico Yaounde murió sin que se le pudieran realizar exámenes de ADN y nunca se comprobó si era un animal distinto o sencillamente un chimpancé anómalo.
Única fotografía conocida del chimpancé del zoológico Yaounde. 

sábado, 27 de julio de 2019

La intrusa en la morgue.

Historia anónima.
Esta historia le ocurrió a mi padre hace unos años, cuando se desempeñaba como guardia de la morgue en un importante hospital general del bajío, en el centro de México.
Mi padre era policía, y se le asignó el cuidado de la morgue en una época donde por la violencia de la guerra contra el narco; llegaban varias víctimas durante las noches. Había ocurrido que comandos armados entraban a los hospitales para rematar a sus objetivos si es que estos habían sobrevivido, a extraer cuerpos de sicarios o simplemente con motivos de intimidación. 
Era una noche cálida de verano, justo en medio de la famosa canícula; y mi padre estaba cubriendo el turno de las 11 de la noche a las 6 de la mañana junto a otro compañero a quien llamaré Miguel. Mi padre se encontraba afuera del hospital, tomando un café a eso de las dos de la mañana cuando recibió una llamada de Miguel en el radio. 
Miguel le explicó que un empleado de mantenimiento había estado trapeando un corredor cerca de la morgue cuando alcanzó a ver a una silueta corriendo de un lado a otro al final del pasillo. Sin saber qué hacer, llamó a los elementos de seguridad y no tardó mucho para que mi padre se reuniera con Miguel y el empleado les diera su testimonio. 

Pensando que podía tratarse de algún miembro del crimen organizado, los dos entraron al sótano del hospital y anunciaron su presencia; pidiéndole a quien estuviese dentro, que se rindiera y saliera con las manos en alto. Nadie les respondió, y más sorprendente aún, no había rastros de que alguien hubiese entrado por las otras puertas que conectaban con el piso superior del hospital. 
Se dividieron para cubrir más terreno y mi padre se encontraba subiendo las escaleras al primer piso cuando recibió una llamada de Miguel; que le decía que había visto al intruso correr a lo lejos, y que se trataba de una mujer. Luego de reunirse, Miguel y mi padre corrieron en dirección al pasillo por donde había desaparecido la mujer; y fue ahí que la vieron cerca de un corredor poco iluminado.

La mujer estaba frente a una puerta gris, de metal. Las luces en esa área del hospital fallaban mucho, y a esa hora se encontraban apagadas; por lo que no pudieron verla claramente. De lo que se distinguía, iba desarmada y llevaba un vestido que le llegaba abajo de las rodillas, zapatos de piso y una cabeza llena de esponjado cabello negro y le cubría las facciones. 
Miguel le habló a la mujer, preguntándole quién era. 
No hubo respuesta. En lugar de ello, la mujer abrió y entró a la habitación; azotando la puerta detrás de sí. Le tocaron y gritaron que abriera, sin respuesta alguna. La mujer había asegurado el cerrojo, así que la única forma de abrir fue llamar a mantenimiento y pedirle las llaves. 

Cuando el empleado de mantenimiento llegó y escuchó lo que había ocurrido, les lanzó una mirada de confusión y preguntó si estaban seguros de lo que había ocurrido. Mi padre le dijo que sí, a lo que el empleado le respondió que era imposible; pues esa habitación no tenía forma de cerrarse desde adentro.
De cualquier forma, les abrió y los dos entraron apuntando con sus armas. Llevaban linternas, así que barrieron cada centímetro de la habitación con ellas en busca de algo; pero no había rastro alguno de la mujer o de cualquier cosa fuera de lugar, más allá de un olor desagradable y dulzón que mi padre no pudo identificar en un principio; pero le causó bastante repulsión.

El empleado de mantenimiento entró después de ellos y encendió las luces de la habitación. Efectviamente, el lugar estaba vacío con excepción de algunas herramientas en anaqueles y dos planchas de metal. Una estaba vacía, y la otra cubierta con una sábana y lo que parecía ser un cuerpo.
Ahí estaba la mujer, oculta y haciéndose pasar como un cadáver en el área de la morgue. Mi padre se acercó a ella, diciéndole que todo había terminado y que era mejor rendirse. Al aproximarse, percibió de nuevo el aroma; esta vez más fuerte. Era el olor de un cadáver.
Al retirar la sábana, mi padre sintió como se le encogía el corazón y Miguel dejó salir una maldición bastante fuerte. 
Ahí, bajo la plancha y ya con rasgos de lividez cadavérica; estaba esa mujer. Desnuda, con el esponjado cabello negro hecho una pasta y enmarcando su rostro; acrecentando aún más el aspecto tétrico de sus mejillas demacradas y las venas oscuras en ellas. 
La etiqueta atada en el pulgar del pie derecho decía que había muerto cuatro días atrás. 

jueves, 11 de julio de 2019

El Keelut

Al igual que en muchas otras mitologías, los Inuit de Alaska y el norte de Canadá cuentan con leyendas sobre animales sobrenaturales que parecen odiar al hombre. Junto al Kooshtaka, el Amarok o el Aklut; el Keelut es uno de los más temidos seres de las leyendas que los esquimales solían contar durante las oscuras épocas sin sol en el círculo polar ártico.

El Keelut, también conocido bajo otros nombres como Qiqirn, Ke'lets o Qiqion es un espectro del inframundo que aparece únicamente durante el invierno y toma la forma física de un perro despellejado casi por completo, con excepción de sus patas; las cuales van cubiertas de grueso pelaje que le ayuda a borrar sus huellas. 
Esta adaptación le permite al Keelut el perseguir a su presa, por lo regular humanos; sin que estos se percaten. Aunado a esto, este monstruoso espíritu canino también es fanático de desenterrar cadáveres y devorarlos; por lo que la tradición Inuit sugiere que también actúa como un augurio de la muerte. 

Sin embargo, su poder más peligroso es el de provocar convulsiones en sus presas con solo verlas; hacerlas olvidar a donde se dirigían o matarlas de hipotermia. Una vez que su víctima está indefensa, el Keelut entonces comienza a devorarla. Afortunadamente, es fácil ahuyentarlo; ya que le teme al ruido y los gritos, así como el llamarlo por su nombre pueden hacerlo correr. Aunque esto también resulta difícil, pues el Keelut es un gran cazador y por lo regular sus víctimas ni siquiera se dan cuenta de su presencia hasta que es muy tarde.

jueves, 4 de julio de 2019

El Hombre Rojo del Palacio Tuileries.

Jean L'Ecorcheur en el comic Ghostbusters. 
El Hombre Rojo del Palacio de Tuileries es una leyenda  poco conocida de la historia de Francia, pero no por ello menos escalofriante que algunas de las historias de horror relacionadas a las Catacumbas de París, la Bestia de Gévaudan o los avistamientos paranormales en Versalles. Es un mito espectral arraigado a la historia francesa desde la época de la realeza, pasando por la revolución y la época de la Comuna. 

Jean el Despellejador.
El mito del Hombre Rojo (del francés L'Homme Rouge), se origina durante el reinado de Enrique II; quien se dice empleó a un asesino a sueldo conocido con el ominoso nombre de Jean el Despellejador (Jean L'ecorcheur), quien fue tan eficiente que llegó a convertirse en confidente personal y mano derecha del rey.
Desgraciadamente para Jean, esta cercanía lo llevó a enterarse de varios secretos delicados sobre la reina Catalina de Medici; quien contrató a otro asesino de nombre Neuville para acabar con Jean en el jardín de Tuileries. Cuando Neuville sorprendió a Jean y logró su cometido, se vio obligado a abandonar rápidamente el área y ocultarse luego de escuchar que alguien se acercaba. 
Aquí comienza lo sobrenatural, pues cuando Neuville volvió para recoger el cuerpo de Jean, este ya había desaparecido misteriosamente. Aunado a eso, en los días consecuentes la astróloga de la reina Catalina experimentó terribles visiones sobre los ocupantes de Tuileries; en las cuales todos morían de forma sangrienta. La astróloga también declaró que el alma de Jean quedaría condenada a embrujar el palacio hasta que la propiedad fuese destruida. 
Desde entonces, se cree firmemente que cada que París sufre una tragedia mayúscula, el espíritu del Hombre Rojo aparece en las inmediaciones de Tuileries.

L'Homme Rouge, el Hombre Rojo.
La reina Catalina de Medici (1519-1589)
La segunda versión de la leyenda involucra a la reina Catalina. 
Catalina de Medici, famosa por sus intrigas y el uso de redes de espías en la corte para acabar con sus oponentes políticos; decidió consagrar su reino con la construcción del palacio de Tuleries, una obra faraónica que ansiaba a tal grado que se mudó a ella cuando todavía se encontraba en construcción.
Al poco tiempo de habitarla, la reina se topó cara a cara con una espantosa aparición cubierta por un manto rojo como la sangre; que le vaticinó a la reina que moriría en Saint-Germain. 
Aterrorizada porque Tuileries forma parte de la parroquia de Saint-Germain, la reina abandonó el castillo y jamás regresó a él. De cualquier forma, el pronóstico del fantasma sí se cumplió de alguna forma; ya que como coincidencia trágica, el monje benedictino que le administró la extrema unción en su lecho de muerte llevaba por nombre Laurent de Saint-Germain.

"Es descrito como un hombre pequeño, tapado de la cabeza a los peis en escarlata, con una mirada tan penetrante y sobrenatural que aterra al más valeroso. Nunca habla, y sus visitas no son prolongadas; pues se desvanece tras ser descubierto."
-Escrito anónimo del siglo XVII.

El poeta Pierre-Jean de Béranger describe al ser como un demonio color rojo brillante, jorobado y tuerto. Otros más apuntan a que el espíritu asemeja a un duende de nariz larga y curva, boca deforme y patas de cabra.
De sus apariciones, sí queda claro que coinciden con eventos desastrosos en la historia francesa. Por ejemplo, se le avistó en la víspera del 13 de mayo de 1610; un día anterior a la muerte del Rey Luis XVI. La famosa reina Maria Antonieta fue visitada por el ser en los días previos al 10 de agosto de 1792, cuando el castillo fue atacado; y el emperador Napoleón también lo encontró durante el invierno previo a su fatídica invasión a Rusia. Reza la leyenda que el Hombre Rojo apareció ante los guardias reales de Napoleón, demandando violentamente verlo; a lo que el capitán de la guardia se negó rotundamente. 
El espectro ofendido lo empujó y corrió para encontrar al chambelán de Napoleón; a quien le ordenó lo siguiente: "Dígale al Emperador que el Pequeño Hombre Rojo que vio en Egipto quiere una audiencia con él."

Al oír la noticia, Napoleón lo recibió de inmediato y sostuvo una larga conversación con el ente en su alcoba privada. De lo que pudieron escuchar los guardias apostados afuera, se dice que Napoleón le imploraba al ser por algo; a lo que este se negaba con carcajadas burlonas mientras salía de la habitación y se esfumaba en los corredores del palacio.
La siguiente aparición del Hombre Rojo ocurrió en 1815, cuando la Duquesa de Angouléme atendía una fiesta en los apartamentos del Louvre. Durante la cena, un monstruoso ser de color rojo emergió de la chimenea de la sala; robó una pierna de cordero y después se esfumó reptando por donde vino como una enorme araña ante la mirada de los asistentes.
Finalmente, la aparición final fue en los últimos días de la Comuna, durante el año de 1871. Un periodista que reportaba lo ocurrido en la Comuna, publicó un relato aterrador de parte de un conserje del Louvre; quien se encontró al ser en el edificio:

"Al dar su ronda acostumbrada una noche, linterna en mano entre las galerías silenciosas, observó en la Galería d'Apollon a una figura humana de pie contra una ventana, con brazos cruzados y una cabeza gacha, en estado de profunda aflicción. Creyendo que había sorprendido a un ladrón, el conserje se acercó al intruso que desapareció de forma misteriosa. Intentó convencerse a sí mismo de que sus sentidos lo habían engañado, cuando al llegar a la Gran Galería vio de nuevo a la misma figura, en la misma pose melancólica. Al verse descubierta, la figura desapareció. El empleado entonces recordó la leyenda del Homme Rouge y no perdió tiempo... Regresó con algunos de sus camaradas, a quienes les había relatado lo visto; pero en esta ocasión la búsqueda del duende fue infructuosa. Y fue cortada por otro tipo de aparición: una llamarada en el cielo."
Reproducción de la época sobre el incendio de Tuileries.
La saga del Hombre Rojo termina el 23 de Mayo de 1871, cuando un grupo de hombres bajo las órdenes del antiguo comandante de la Comuna cubrieron el palacio de Tuileries con petróleo, brea y alcohol; y a las siete de la noche le prendieron fuego.
Las llamas del Tuileries ardieron brillantemente por 48 horas hasta que el edificio fue consumido hasta los cimientos. Y se dice así, que con la muerte del glorioso palacio también llegó el fin del Hombre Rojo que jamás volvió a ser visto; incluso en las épocas oscuras de Paris como la segunda guerra mundial o las revueltas estudiantiles de los años sesenta.

Fantasmas de la Ciudad de México, versión actualizada - parte 9.

Voces en el túnel - Estaciones Miguel Ángel de Quevedo y Copilco.
Acceso a Miguel Angel de Quevedo.
Corre la leyenda de que si uno sube en cualquiera de estas dos estaciones y tiene la mala suerte de ser el único pasajero en un vagón; durante el traslado entre estación y estación podría experimentar voces que le susurran en el oído y golpes como si 'algo' quisiera entrar en el vagón.
Como dato interesante, en el año 2014 la estación Copilco se hizo infame gracias al homicidio cometido en ella; cuando una riña estudiantil provocó la muerte de un joven universitario.

El poltergeist - Poussin, Mixcoac. 
Calles de Insurgentes-Mixcoac.
En el número 10 de la Calle Poussin, en Mixcoac, existe una casa donde se dice que una familia fue asesinada por ladrones en época de la revolución; sobreviviendo únicamente un niño que se ocultó mientras su familia era masacrada. Conforme la propiedad fue remodelada y convertida en bloques de departamentos, los nuevos inquilinos se encontraron con experiencias inexplicables que iban de autos que no encendían, zapatos y ropa que desaparecía o se movía de lugar, objetos que eran lanzados con violencia hasta el ataque de un ser invisible a los hijos de un matrimonio.

La niña de Gabriel Mancera - Eje 2 y Eugenia.
Avenida Gabriel Mancera.
Historia bastante conocida en la ciudad, se origina en algún punto del siglo pasado; ya que dependiendo de quien la cuente, transcurrió desde mediados del siglo pasado hasta finales de la década de los noventa. 
La protagonista de la historia fue una niña que, al verse obligada a atender a su madre enferma, salió a las dos de la mañana en busca de una farmacia pues su madre necesitaba una medicina urgentemente. Al llegar a la esquina de Gabriel Mancera y Eugenia, atravesó la calle cuando el semáforo estaba en rojo y antes de llegar a la otra banqueta; fue arrollada por un vehículo que venía a exceso de velocidad y se pasó el alto. La niña cayó moribunda sobre el pavimento, mientras veía como el auto que la había arrollado desaparecía a toda velocidad. 
Para cuando una ambulancia llegó a auxiliarla, la niña ya había fallecido por la gravedad de sus heridas. Se dice que cada noche, se puede ver a la niña a las dos de la mañana apareciendo de manera espontánea entre los autos que atraviesan el cruce a alta velocidad; provocando que choquen al intentar esquivarla. 

Monstruos de drenaje - Túnel Emisor Oriente.
Túnel Emisor Oriente.
Empleados del Gobierno de la Ciudad de México que laboran en el mantenimiento de los sistemas de drenaje profundo narran una gran cantidad de historias sobre encuentros con fantasmas de obreros que fallecieron en la construcción de los túneles en la década de 1960; descubrimientos de restros humanos en los canales y tuberías del drenaje profundo, misteriosas figuras que parecen caminar sobre el agua, sombras e incluso un colosal humanoide mutante que hizo correr a un velador en la lumbrera 0. 
El canal de YouTube, "El Miedo Mismo MX" , cuenta con una recopilación de historias acaecidas en el drenaje profundo. 

La Inquisición - Alameda Central.
Alameda Central, Centro Histórico.
La Alameda Central es un parque urbano localizado en el centro de la ciudad, reconocido por contener en ella al Palacio de Bellas Artes y el Hemiciclo a Juárez. En la época de la colonia, también era hogar del convento de San Diego; donde la Santa Inquisición ejecutaba a los culpables en la hoguera donde hoy se encuentra el Laboratorio de Arte Alameda. 
Trasnochadores, vagabundos y policías que recorren la Alameda en noches tranquilas; han dicho ver fuegos fantasmales en donde en su momento estuvo la hoguera, gritos de personas siendo quemadas vivas y apariciones fantasmales que visten ropas antiguas frente a lo que hoy es el Museo Diego Rivera; como si mirasen las ejecuciones que llevan siglos sin tomar lugar en el atrio del ex convento.

El espectro de María Gil - El convento de la Concepción.
Fachada del Ex convento.
El convento de la Concepción cuenta con la distinción de ser el más antiguo de México, pues fue fundado en 1540 por Fray Juan de Zumárraga; primer arzobispo de México. En su momento, fue conformado por un conjunto de edificios entre los que estaban el noviciado, un edificio principal y el templo. El ex-convento se encuentra frente a la plaza de la Constitución; y es famoso porque en él tiene lugar la leyenda de la monja María Gil.
María Gil fue una joven que vivió en la época de la colonia, y que se enamoró de un hombre únicamente conocido como Urrutia; quien no le caía muy bien a sus hermanos. Estos, decididos a que María no se casara con él, le pagaron para que se fuera de la ciudad y la abandonara.
Esto produjo una fuerte depresión a María, que se internó como monja al poco tiempo. Sin embargo, la vida religiosa de María fue efímera, pues la joven fue incapaz de soportar más su tristeza y terminó colgándose del árbol de duraznos que crecía en el interior del convento. La leyenda reza que después de un tiempo, el espectro marchito y putrefacto de María aparecía ante las religiosas, colgada del árbol y lamentándose.

El caballero - El Hotel Majestic.
Hotel Majestic, Centro Histórico.
El Hotel Majestic, que se alza en un edificio de construcción colonial en un punto bastante cercano al corazón del centro histórico; es hogar del espectro de un elegante hombre vestido de traje y con sombrero de copa, a la usanza de la época porfiriana y que no solo es visto en los grandes espejos del lobby; pues además ha sido visto incontables veces por los huéspedes y trabajadores del edificio. 

La Isla de las Muñecas - Xochimilco.
Isla de las Muñecas, Xochimilco. 
Un punto famoso internacionalmente, la 'Isla de las Muñecas' es una chinampa de la Laguna de Teshuilo y punto importante en el atractivo turístico de los canales. Asemeja una isla pequeña y ocupada por una vieja cabaña dilapidada; junto a un gran número de muñecas en varios grados de deterioro colgadas de los árboles. 
Las muñecas fueron colgadas por el antiguo dueño de la isla, Don Julián Santana. Santana creía que las muñecas ayudaban a ahuyentar el espíritu de una joven ahogada años atrás, y que lo atormentaba por las noches. Además del fantasma, Don Julián también estaba convencido de que también aparecía una sirena en las aguas y que quería llevárselo; según uno de sus sobrinos que lo visitaba constantemente. Misteriosamente, Don Julián fue hallado muerto en el año 2001, ahogado a la orilla del agua. 

El túnel de los Lamentos.
Torreón del castillo de Barrientos.
En el poblado de San Pedro Barrientos, en el municipio de Tlalnepantla de Baz; existe una edificación conocida como el Castillo de Barrientos. En los túneles que forman parte de la estructura y corren en el cerro bajo esta; se dice que pueden escucharse los lamentos de víctimas del crimen organizado y que incluso se han hallado huesos humanos sobresaliendo de las paredes. En la actualidad, las autoridades del colegio militar de Barrientos han clausurado el acceso a estos.

La Muñeca - Casa de Cultura Jesús Reyes Heroles. 
Casa de Cultura Jesús Reyes Heroles.
En la casa de cultura Jesús Reyes Heroles existe un fantasma que es conocido como "La Muñeca", una niña de largo cabello rubio. Quienes laboran en el sitio, dicen que la niña posiblemente murió de una terrible enfermedad y quedó condenada a vagar por entre los jardines y pasillos de lo que fue su casa en vida.

Los misterios del Desierto de los Leones - El Kilómetro 31 y el Ex-convento.
Ex convento del Desierto de los Leones.
El Desierto de los Leones es un parque nacional entre las alcaldías Cuajimalpa y Álvaro Obregón; al pie de la cadena montañosa de la Sierra de las Cruces. Originalmente se le llamó "Desierto de Nuestra Señora del Carmen de los Montes de Santa Fe"; y el término desierto se originó a raíz de la lejanía del lugar respecto a lo que entonces era la Ciudad de México.
Fue aquí que en el año de 1606, la orden de las Carmelitas Descalzas decidió fundar su convento debido a la lejanía y soledad de la zona. Se construyeron diez ermitas, y el convento duró hasta el año 1722 cuando fue demolido debido a fallas estructurales y construido de nuevo al sur de la propiedad original.
Al monasterio se le declaró monumento nacional durante la administración del Presidente Lázaro Cárdenas, y en la actualidad tanto el ex-convento como el área del desierto de los Leones permanece abierto al público. Por su larga historia, la zona cuenta con varias historias de fantasmas y fenómenos sobrenaturales ocurridos en él. Por ejemplo, se han escuchado los quejidos de víctimas del terremoto del año 1705, aparecen monjes en los túneles debajo del ex convento e incluso han aparecido en cámara. La década pasada, durante la transmisión del programa "No Manches", el conductor Omar Chaparro presentó un clip de video donde aparece un ser espectral mientras él y su equipo exploraban los sótanos en un sketch.
Más famoso aún es el kilómetro 31 de la autopista México-Toluca, donde se han visto presos asesinados, monjes del convento y un niño cuyos llantos fueron captados por la filmación de la película homónima. El director Rigoberto Castañeda, que filmó la película basada en fenómenos paranormales y leyendas urbanas del kilómetro 31; asegura que en el metraje quedó grabado el misterioso llanto de un niño que no estaba en el set. 

sábado, 29 de junio de 2019

Fantasmas de la Ciudad de México, versión actualizada - parte 8

La Casa Negra - Álvaro Obregón, Colonia Roma. 
La Casa Negra
Esta casa, en el número 191 de la Colonia Roma, es una incógnita perdida en el tiempo. Nadie sabe exactamente porqué quedó abandonada, pero la teoría popular es que en el siglo pasado fue el hogar de la familia Mondragón; una estirpe de abolengo que terminó cortada cuando un día en la mañana se descubrió que los cinco integrantes de la familia estaban muertos en sus camas. 
Debido a que no existían parientes vivos de la familia Mondragón, la casa pasó a ser propiedad del gobierno y a deteriorarse conforme los años de abandono dieron paso a décadas y a un nuevo siglo. Se dice que ni siquiera los vagabundos que pululan en la ciudad se atreven a dormir en ella; pues  los sucesos paranormales que se suscitan en el interior hacen huir al más valeroso o borracho por la gravidez que tienen. 
La gente que vive sobre de la calle Álvaro Obregón y los vendedores y asiduos de los puestos de comida cercanos, murmuran entre voces atemorizadas que pasadas las diez de la noche, la atmósfera inmediata a la casona se torna pesada, acompañada por un descenso drástico de la temperatura aún en los días más cálidos de mayo y sonidos que provienen del interior. 
Finalmente, se dice que quien logre pasar una noche completa dentro de la casa negra y lo pueda comprobar, se hará dueño legítimo de la propiedad. Hasta la fecha, nadie ha logrado tal hazaña.

El Hotel Estaciones - Colonia Guerrero.
Calles de la colonia Guerrero.
Se cree que en la habitación de ese hotel se aparece el espíritu de una prostituta que se lamenta por las noches, y cuyo llanto ha sido escuchado tanto por clientes como personal de limpieza y administrativo del hotel. 
La leyenda sugiere que la mujer fue asesinada por un cliente, y la policía la encontró sobre la cama; atada y con múltiples cortes en el cuerpo. Algunas prostitutas de la colonia Guerrero dicen que el fantasma se aparece y ataca a los clientes que puedan tener malas intenciones con ellas. 

Las hermanas - Guadalajara, colonia Roma Norte.
Calle Guadalajara. 
Sobre la calle Guadalajara, en una de las múltiples casas que datan de mediados del siglo XX; se aparecen los espíritus de un par de hermanas. Supuestamente, dos hermanas se enamoraron del mismo nombre, lo que ocasionó varias peleas a lo largo de los años y que únicamente culminaron cuando una mató a la otra. Hasta la fecha, varios inquilinos de la casa dicen que las hermanas pueden ser vistas durante las madrugadas, discutiendo y caminando por la casa con pasos furibundos. 

El violinista del palco 33 - Palacio de Bellas Artes.
Interior del palacio de Bellas Artes.
Un referente de la cultura y la Ciudad de México en sí, el Palacio de Bellas Artes fue diseñado por el arquitecto italiano Adamo Boari y su construcción iniciada en 1904. Las labores se suspendieron de golpe durante la revolución mexicana y fueron reanudadas en 1932 bajo las órdenes del arquitecto Federico Mariscal.
Completado en 1934, el edificio es famoso por contener murales hechos por los más grandes pintores mexicanos del siglo XX, por ser sede de obras de teatro y espectáculos de alta cultura; servir como escenario para figuras de la talla de Luciano Pavarotti y María Callas; e incluso para los funerales de estado de María Félix y Juan Gabriel.
En términos paranormales, el palacio cuenta con lo que parece ser un músico fantasma. De acuerdo con empleados y veladores, las noches en que el palacio está en calma se puede escuchar la solitaria música de un violín siendo tocado en el palco número 33. Este evento ha sido confirmado por músicos, bailarines, empleados y directores de obra; siendo estos últimos sujetos a un extraño ritual por parte del espíritu.
Pues se dice que si un director y la obra presentada en Bellas Artes son del agrado del espíritu, este solo tocará una vez para el director. De manera contraria, tocará todas las noches hasta que la obra salga de cartelera.

El fantasma de Nicolás Jáuregui - Centro Cultural Helénico.
Claustro del centro cultural Helénico.
El complejo del C.C. Helénico se alza sobre la avenida Revolución, en lo que fue el hogar del coleccionista y millonario Nicolás González Jáuregui y está integrado por el Teatro Helénico, el foro La Gruta y una capilla medieval  traída piedra por piedra y ensamblada por órdenes del mismo Jáuregui a mediados del siglo XX.
En él, se ha visto el fantasma del propio González Jáuregui recorriendo los edificios y la capilla en particular, como si le gustara seguir disfrutando de su hogar aún después de muerto; y también se dice que el espíritu del director de un musical que se suicidó de un disparo ronda el interior de La Gruta. 

El pacto con el diablo - La casa de Don Joaquin Dongo.
Placa que conmemora la muerte de Don Joaquin Dongo en su casa.
Hace más de dos siglos, en el año de 1789, la Ciudad de México colonial despertó conmocionada con la terrible noticia de la masacre de una familia entera en lo que hoy es el número 13 de la calle de Donceles; en el centro histórico. La casa, que pertenecía a un español de nombre Don Joaquín Dongo; se convirtió en una carnicería cuando autoridades coloniales entraron y descubrieron los restos de once personas, todos ellos familiares de Dongo; muertos salvajemente a machetazos.
Nunca se atrapó al culpable, aunque era un secreto a voces que en realidad la masacre fue perpetrada por el mismo Satanás; ya que se rumoraba que Dongo era un hombre codicioso y que vendió su alma a cambio de dinero y poder, pero al ser incapaz de pagarle la deuda al maligno; este se presentó en la casa y exterminó a todos sus habitantes. Conforme pasaron los años, la leyenda adquirió aires mucho más sobrenaturales; ya que se dice que cada 24 de octubre, fecha en que se cumplen aniversarios de los crímenes; Don Joaquín Dongo aparece por las noches y vaga entre las calles de República de Brasil y Argentina, vigilante y nervioso hasta el amanecer. 

El jinete del Instituto Mora - Colonia del Valle.
Colonia del Valle. 
En la calle de Búfalo, en una casona que hoy ocupa el Instituto de Investigaciones Dr. José Luis Mora; se aparece a un hombre con capa montado a caballo en el patio. Supuestamente es el espíritu de Valentín Gómez Farías; que ocupó la casa en vida y que antes de morir, pidió que se le enterrara en su casa y no se hiciera funeral. 

El cementerio y los túneles - Metro Iztapalapa. 
Exterior del metro Iztapalapa.
La estación Iztapalapa de la línea 8 cuenta con la particularidad de haber sido construida al lado del panteón civil de Iztapalapa, y existe una creencia popular de que durante su construcción se tuvo qué remover cuerpos enterrados ahí desde hace mucho. Si bien esta historia no está cimentada en datos fidedignos o testimonios de los trabajadores; hay varias historias en la red que hablan de fenómenos sobrenaturales dentro y en las inmediaciones de la estación.
Se habla de un anciano que sube a los vagones centrales después de las diez de la noche, cuando el metro tiene poca actividad. y que desaparece poco antes de llegar a la estación Cerro de la Estrella; de rostros espectrales y siluetas que son vistas fugazmente en los túneles, sombras que aparecen dentro de la estación e incluso pasajeros fantasma.

jueves, 27 de junio de 2019

Fantasmas de la Ciudad de México, versión actualizada - Parte 7

La bolsa de huesos - Estación San Lázaro.
Estación San Lázaro, Línea 1.
La estación de metro San Lázaro, con correspondencias en las líneas 1 y B; es un punto central en la Ciudad de México debido no solo a la afluencia de pasajeros por parte de dos de las líneas más populosas; si no por su cercanía a la estación de autobuses de la TAPO y el palacio legislativo de San Lázaro.
En la estación se habla entre susurros sobre la aparición de una mujer de edad media, de aspecto cansado y fácilmente reconocible por que carga una bolsa muy voluminosa y viste con un conjunto de falda y saco de un inconfundible color salmón. De acuerdo a vigilantes y personal de la estación, la mujer aparece en San Lázaro y desaparece en la estación Balbuena de la línea 1; y cuando la ven, tiende a pedirle ayuda a la gente con su bolso. Al ayudarla, el fantasma desaparece no sin antes permitirle ver a quien la ayuda que lo que carga en la bolsa no es otra cosa que sus restos putrefactos. 

Las Cámaras de Tortura - El edificio de la Procuraduría.
Hoy ocupado por el Tribunal Superior de Justicia, la esquina de Niños Héroes y Doctor Liceaga fue en su momento la sede de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal; mismo edificio que colapsó durante el terremoto de 1985.
Durante las labores de rescate, ejecutadas bajo una fuerte supervisión a empleados de la procuraduría; se encontraron lo que solo puede ser descrito como cámaras de tortura; así como víctimas que murieron anterior al terremoto pero fueron declaradas entre las víctimas del desastre. Por lo negro de los descubrimientos, se manejaron con el máximo secreto por parte de las autoridades y a los rescatadores se les amenazó para evitar que divulgaran lo que habían hallado en los sótanos.
Hasta el día de hoy, existe la leyenda urbana de que en los pasillos del edificio ocurren toda clase de fenómenos sobrenaturales; entre voces incorpóreas, ruidos inexplicables y apariciones nebulosas. 

El niño y la cámara - Metro Consulado.
Túneles de la línea 5, Metro Consulado.
En YouTube rondan videos sobre fenómenos sobrenaturales en el Metro Consulado, en el transbordo entre las líneas 4 y 5. En uno, se aprecia una discusión entre dos elementos de seguridad que conversan entre sí sobre la tecnología de un teléfono para percibir rostros; y que de hecho en la toma la cámara detecta un rostro en el rellano de la escalera para subir a los andenes de la línea 4. 
En otro, se manifiestan luces inexplicables y en uno más se captan los gritos de un niño que al parecer busca a su padre. 

La Casona del Oro - Calle Cozumel, Colonia Roma.
Exterior de la ruina. 
Una derruida casa abandonada de la que al día de hoy, solo quedan la fachada y algunos restos sostenidos por vigas. La leyenda reza que a principios del siglo pasado; una familia de empresarios michoacanos que vivía en la casa fue sorprendida una noche por una pandilla de ladrones que, al saber de la bonanza económica del patriarca; decidieron robar el oro de este. 
Al amagarlos y buscar por todos los rincones de la casa de manera infructuosa, los ladrones amenazaron al padre con matar a toda la familia si no les decía donde escondía el oro.
El padre de cualquier forma, se negó y les confesó que el oro se encontraba enterrado en el jardín; pero no sin maldecirlos antes, diciendo que aún si desenterraban el oro, no podrían escapar de la casa con el botín.
Conforme transcurrieron los días y no se tenía noticias de la familia, los empleados de la casa y sus allegados entraron a la casa; pensando que había ocurrido algo malo. Lo que encontraron fue una escena dantesca: los ladrones habían sido enterrados hasta la cabeza, como si algo los hubiera jalado desde el interior de la tierra, y dos de ellos ya yacían muertos. Al excavar para sacar sus cuerpos, los rescatadores encontraron que los cuerpos de los ladrones eran aferrados por las manos huesudas de los cuerpos de la familia.
Hasta el día de hoy, y luego del colapso del techo de la propiedad tras los terremotos del siglo XX; se sabe que varias personas han intentado acceder para robarse el oro, solo para ser encontrados sin vida con los rostros contorsionados en expresiones de terror. 

El Señor Teatro - Teatro Manolo Fábregas. 
Centro Teatral Manolo Fábregas.
Inaugurado el 18 de febrero de 1965, el teatro Manolo Fábregas (en honor del actor reconocido del mismo nombre) se localiza en la calle Serapio Rendón, en la colonia San Rafael y cerca de otro edificio embrujado, el cine Ópera. 
Se cuenta que en su interior se aparece el espíritu de Manolo Fábregas, muerto por un paro cardiaco en el año de 1996. El también actor Héctor Suárez narra que durante la producción de una obra, acudió al baño y se encontró cara a cara con el espectro del señor Fábregas. 

El espíritu de Angélica Ortiz - Teatro Aldama. 
Interior del teatro Aldama.
Ubicado también en la colonia San Rafael y sobre la calle Rosas Moreno, este edificio que data del año 1984 es supuestamente hogar del espíritu de la actriz Angélica Ortiz; quien se aparece en las butacas durante las noches en que el teatro está vacío. Otro espíritu que se aparece en él es el de un hombre de gran edad que se aparece en los camerinos, acompañado por el ruido de una campana. 
Este fantasma que en ciertas ocasiones ha tocado a los trabajadores y actores, podría ser el de un administrador que trabajó en el teatro hasta su muerte. 

El charro y otras almas en pena - Palacio de Lecumberri.
Exterior del palacio de Lecumberri.
El Palacio de Lecumbérri; también conocido como 'El Palacio Negro' es un colosal edificio que fue inaugurado durante el gobierno de Porfirio Díaz para servir a manera de cárcel; rol que desempeñó hasta el año de 1976 y llegó a albergar hasta 3,800 internos entre los que se encuentran el muralista mexicano David Alfaro Siqueiros, el asesino de León Trotsky, Rafael Mercader; José Revueltas, el asesino serial conocido como 'El Chalequero', el compositor y cantante Juan Gabriel y el escritor William Burroughs.
Se le retrató también en películas como 'El Apando'; y tenía la temida reputación de que en su interior se daban torturas, violaciones, asesinatos y abortos debido a que llegó a funcionar como cárcel mixta. Hoy permanece convertida en el Archivo General de la Nación; pero por su negra historia, decenas de personas narran sus encuentros con entidades sobrenaturales, fenómenos inexplicables y la vibra extraña que inunda el edificio. 
Sombras y fantasmas con ropas de preso, espíritus violentos, gritos y llantos de bebé son algunos de los eventos paranormales descritos más comúnmente en Lecumbérri; mientras que de sus fantasmas, se conoce a un anciano que aparece llevando legajos de archivos bajo el brazo y desaparece cuando alguien lo ve; un médico fantasma que interrumpe a los guardias en el turno de la noche, buscando a empleados que hace décadas no trabajan ahí; un preso ahorcado que se aparece en el interior de una celda colgado de una cuerda hecha con cobijas; y de forma más escalofriante, un charro negro de brillantes ojos rojos que aparece cabalgando en un corcel negro en el auditorio. 
Torreón en el interior de Lecumbérri.
Pero quizás el más conocido es el de Don Jacinto, el fantasma de un preso de edad avanzada que se aparece ante guardias de seguridad: Jacinto, un hombre que fue apresado en la década de 1940 tras ser inculpado de un robo y asesinato por su esposa y el amante de esta. Al ser condenado por un juez, la esposa (llamada Amalia) le prometió que iría a visitarlo los viernes. Y Jacinto esperó.
La espera, sin embargo, solo duró dos meses. Tras ocho semanas de decepciones en que Amalia jamás pisó la cárcel para visitarlo; el hombre se colgó del barandal del segundo piso y murió dentro de Lecumbérri. Un guardia de Lecumbérri dijo haber hablado con él, y tras investigar su historia le dijo al fantasma que Amalia había muerto hace mucho; a lo que Jacinto soltó un grito desgarrador y desapareció en una nube de humo. 

La mujer fantasma del bar - Hotel Camino Real.
Hotel camino Real del Pedregal.
No está claro en cual de los diferentes hoteles Camino Real de la Ciudad de México ocurrió la historia; pero es una leyenda que fue publicada por primera vez en el especial del 2004 de fantasmas de la revista Conozca Más. 
Dos periodistas que esperaban el inicio de una conferencia de prensa del Hotel Camino Real, decidieron matar el tiempo en el bar del lobby; el cual al ser una hora temprana en la mañana, se encontraba desocupado. Conforme platicaban, uno de ellos notó que la temperatura de la habitación descendió drásticamente; y el otro le hizo notar que a sus espaldas había algo. Fue entonces que los dos reporteros vieron la aparición de una mujer vestida de blanco, que iba acompañada de una brisa de aire gélido y desapareció ante sus ojos. 

El mirón - La Biblioteca de México. 
Biblioteca de México.
La Biblioteca de México, "José Vasconcelos"; se encuentra en la colonia Centro, sobre la avenida Balderas y fue inaugurada por el presidente Manuel Ávila Camacho en noviembre de 1946; quedando bajo la dirección de José Vasconcelos, que ocupó el cargo hasta su muerte en el año de 1959. 
El edificio donde se encuentra fue construido en el siglo XVIII, y entre otras cosas sirvió como prisión para José María Morelos y Pavón, un depósito de artillería y otros fines más durante siglos. Los trabajadores y las personas que visitan la biblioteca hablan de un ser desconocido que puede ser visto asomado por las ventanas, como si observara a quienes caminan por la calle; y también se pasea por los pasillos, fácilmente encontrado por el eco que producen sus zapatos al caminar. 
Como dato curioso, en YouTube había un video donde se aseguraba que el fantasma aparecía en la biblioteca y había sido captado con una cámara. 

La Sombra - Teatro Insurgentes.
Exterior Teatro de los Insurgentes.
Este teatro que data del año 1952, cuenta con murales pintados por Diego Rivera que representan la historia del teatro en México; y fue remodelado durante el año de 1994 con tecnología de punta. 
En las inmediaciones del teatro, varios actores han logrado divisar a una sombra que se aparece en la cabina durante los ensayos. 

Los tacones - Metro Deportivo 18 de Marzo.
Andenes de la estación 18 de Marzo.
El metro Deportivo 18 de Marzo, con correspondencias de la línea 1 y 3; cuenta con muchos relatos sobre el sonido de pasos desencarnados que parecen ser los de una mujer que lleva tacones y sigue a quienes caminan en el pasillo de transbordo en horas de poca actividad. Quienes los han escuchado sugieren que esto tiende a ocurrir entre las nueve y medianoche; cuando disminuye el tránsito en la estación, y que los pasos parecen los de alguien apresurado, haciéndose más y más fuertes conforme se acercan a quien los escucha hasta detenerse cuando la persona en cuestión voltea para ver de quién se trata o cuando ya están bastante cerca. 
El canal de YouTube, "Tío Tacu"; en su serie de historias del metro, presenta el relato de una joven que también se encontró a un niño fantasma dentro de la estación. 

El tren fantasma - Metro Potrero.
Metro Potrero.
La estación Potrero, también de la línea 3; cuenta con reportes de fantasmas a altas horas de la noche. Personal de seguridad, peatones y conductores que transitan por la avenida Insurgentes a altas horas de la noche dicen que en ciertas noches puede escucharse el silbato de una vieja locomotora en la madrugada; especialmente en las inmediaciones de la estación. 

La familia Mazahua - Casa del Diseñador, Centro Histórico.
Interior de la ruina original.
Detrás de la Iglesia de la Veracruz, cerca de la Alameda Central; se ubica la hoy conocida casa del Diseñador; que se construyó luego de la demolición de la Casa del Requena; una casona porfiriana en el año 2005. Durante las noches, en su interior se escuchan lamentos en otro idioma producidos por una familia de mazahuas que vivió en la Casa del Requena hace ya muchas décadas. 

La función fantasma - Teatro Julio Jímenez Rueda.
Teatro Julio Jimenez Rueda.
El teatro Julio Jímenez Rueda fue inaugurado el 22 de noviembre de 1965, y en la actualidad se encuentra en proceso de ser demolido luego de presentar daños a raíz de un sismo en el año 2012. En él, los guardias de seguridad aseguran que por las noches se pueden escuchar los sonidos de una gran multitud en las butacas; que parecen estar saliendo de una función teatral. 

lunes, 24 de junio de 2019

Fantasmas de la Ciudad de México, versión actualizada - Parte 6.

El transbordo - Metro Atlalilco.
Transbordo del metro Atlalilco.
El metro Atlalilco, con correspondencias en la líneas 8 y 12, tiene el récord de poseer el transbordo más largo en el sistema de transporte colectivo metro; un túnel de 800 metros que cuenta con bandas móviles para facilitar su recorrido y fue construido así debido a la cancelación de la estación Axomulco para la línea 12.
En internet, proliferan relatos de sucesos sobrenaturales entre los que se incluyen operaciones de cuerpo completo en el transbordo. El canal de YouTube "Tío Tacu", que cuenta con una recopilación de leyendas de horror sobre el metro; presenta varias anécdotas acaecidas en el transbordo de Atlalilco. Entre los fenómenos descritos a lo largo de varios videos se habla de ancianas de rasgos indígenas, un hombre de gran altura que porta un sombrero, el sonido de pisadas inexplicables en horas de poco tránsito y la manifestación de una niña; pero de todos ellos, el más escalofriantes es el de una persona que narra que 'algo' invisible y pesado se aferró a su espalda mientras atravesaba el túnel. 

El edificio de las costureras - San Antonio Abad.
Colapso del edificio de las costureras en el terremoto de 1985. 
Uno de los eventos más desgarradores durante el terremoto del 19 de septiembre de 1985 fue el del derrumbe del edificio de las costureras; una fábrica textil ubicada en la intersección de Gutiérrez Nájera y Calzada de Tlalpan. En los días inmediatos al terremoto, se reveló que además del gran número de víctimas en el edificio (cerca de seiscientas); gran parte de ellas se debió a las políticas del dueño, quien cerró la fábrica al iniciar el turno e impidió que muchas de ellas se salvaran; además de que se movieron influencias para que se rescatara primero la caja fuerte de la fábrica y no a las posibles víctimas atrapadas en los escombros.
Hasta el día de hoy, algunos vecinos de las inmediaciones corren el secreto a voces de que en el aniversario del terremoto se puede escuchar los gritos de las costureras atrapadas en el derrumbe y se divisan apariciones y sombras en el predio que hoy ocupa el lugar. 

La Dama de Negro - Teatro Benito Juárez, Cuauhtémoc.
Teatro Benito Juárez.
La Dama de Negro es una obra teatral que lleva exhibiéndose en la Ciudad de México desde hace más de veinte años y cuenta con casi seis mil representaciones. Durante el tiempo que estuvo en el Teatro Benito Juárez; tanto actores como personal de la obra compartieron experiencias sobrenaturales relacionadas con una monja espectral.
En entrevista para el programa de TV Azteca, "La Historia detrás del Mito", el actor y director Rafael Perrin, contó que hay una infinidad de fenómenos relacionados a la obra en el interior del teatro; ya que llegó a encontrar a una misteriosa mujer vestida de negro que no era la actriz encargada de desempeñar el papel homónimo; además de apariciones de personas misteriosas sentadas en las butacas durante los ensayos y una sarta de accidentes inexplicables donde actores como Germán Robles y Miguel Pizarro se vieron heridos al ser agredidos por fuerzas invisibles. 

El choque - Metro Viaducto.
Choque del metro Viaducto en 1975.
El 20 de octubre de 1975 quedó registrado como el peor accidente en la historia del metro. Esa mañana, poco antes de las diez, un tren proveniente de la estación Chabacano se estrelló de lleno con otro detenido en la estación contigua, Viaducto. El saldo fueron treinta y un muertos, y setenta heridos de gravedad. El conductor del tren 10, Carlos Fernández, terminó sentenciado a prisión por negligencia; ya que anteriormente se le había ordenado detenerse debido a la presencia del tren estacionado en Viaducto.
Con los años, el rumor de presencias espectrales en la estación se hizo presente entre quienes viajaban a altas horas de la noche. Se dice pues, que en las horas anteriores al cierre, suben pasajeros fantasma a los trenes, que desaparecen al salir este de la estación; un hombre que aparece y desaparece momentáneamente en el trayecto entre Chabacano y Viaducto, así como gritos y llantos. Aquí se hace notar que el canal de YouTube "Proyecto Paranormal México", llegó a captar una psicofonía durante un viaje en la noche. 

Los horrores de Coyoacán - Centro de Coyoacán. 
Centro de Coyoacán.
En la época posterior a la caída de Tenochtitlán y la fundación de la Ciudad de México, Hernán Cortés ordenó la edificación de su Palacio en el barrio de Coyoacán, así como la iglesia de la Concepción en el año de 1525 (siendo una de las primeras iglesias católicas en México).
Por su larga y rica historia de más de quinientos años, existen en torno a ella y el centro de Coyoacán varias historias de horror. Se dice, por ejemplo, que durante las noches de lluvia se puede escuchar a la Llorona, quien se cree que es el espíritu inquieto de la Malintzin, penando por haber traicionado a su raza. Otros más cuentan sobre visiones de antiguos toltecas que danzan afuera de la capilla, la aparición de la mujer con cara de caballo que llegó a aterrar a más de algún borracho que salía de las cantinas en el centro del barrio y un espectro que aterrorizaba a los conductores de los tranvías que anteriormente recorrían el tramo entre Coyoacán y San Ángel. 
Se decía que durante el último trayecto de la noche, se hacía presente un fraile franciscano en la calle Prolongación Melchor Ocampo; el cual subía  a los tranvías y pagaba con extrañas piedras similares a huesos de los dedos. Al llegar a la capilla de San Antonio Panzacola,  se desvanecía frente a la mirada atónita de pasajeros y conductores del tranvía. 

Nany y David - Panteón San Isidro, Azcapotzalco.
Panteón San Isidro, Azcapotzalco.
El panteón de San Isidro es el tercer cementerio más grande de la Ciudad de México, y uno de los ocho panteones de la alcaldía de Azcapotzalco. San Isidro, como se le conoce para abreviar, cuenta con la macabra distinción de estar dedicado a la sepultura de bebés y niños. Y son dos pequeños fantasmas los que se aparecen constantemente en este lugar. 
La más famosa es 'Nany', una niña pequeña que aparece en las paredes del panteón y ha ocasionado que varios conductores que transitan por la avenida Manuel Salazar pierdan el control de sus vehículos y se estrellen. Inclusive existe un video donde supuestamente se puede ver a 'Nany'. Otro es 'David', un niño que se aparecía ante los sepultureros y les suplicaba que le dijeran a su madre que lo dejara descansar en paz; pues la mujer acostumbraba a visitar su tumba todos los días. 

El Dandy - Teatro Fru Fru, Colonia Centro. 
Fachada del Fru Fru, calle Donceles, Centro Histórico.
El Fru Fru fue construido en 1899 con el nombre de Teatro Renacimiento, y se le reinauguró con el nombre actual durante 1973. Es uno de los edificios más memorables de la colonia Centro, sobre la calle de Donceles. En él se han contado innumerables relatos relacionados con presencias espectrales que gustan de tocar a los camerinos, mover objetos y hacerse presentes con un aura extraña.
Sin embargo, el fantasma más famoso es el de un joven conocido como el 'Dandy', quien aparenta tener aproximadamente veinticinco años y viste ropas que datan de la época de los años veinte. Conocido por su excéntrica y oscura decoración (tapices de terciopelo, mármol, herrería pintada dorado y una estatua de un fauno con pinta de diablo que se encuentra en el lobby de la entrada, además de varias representaciones de La Tigresa), este espacio ha sido también la sede de eventos musicales y conciertos, además de locación para la filmación de películas, videos y series de televisión. El Teatro Fru Fru está inmerso en un ambiente lúgubre de decadencia y olvido, y por esta razón también ha sido origen de leyendas y mitos aterradores. Uno de ellos asegura que para que una obra estrenada ahí no fracase, los actores deben dejar un dulce a manera de ofrenda en la charola que tiene entre las manos del pequeño diablo-fauno de la entrada.

Los muertos - Parque Delta, Colonia Narvarte. 
El Parque del Seguro Social, septiembre 1985. 
En donde hoy se encuentra la plaza comercial Parque Delta existió anteriormente un estadio de béisbol, el cual fue la máxima casa del béisbol nacional durante el siglo XX. En el Parque Delta de béisbol se jugaban las temporadas y servía de sede para los Azules de Veracruz y los Diablos Rojos de México. En 1950 se derrumbó una parte de la grada, lo que ocasionó la muerte de dos aficionados. 
En 1955 se reconstruyó como el Parque del Seguro Social, funcionando así por varias décadas. Durante el terremoto de 1985, el gobierno de la Ciudad de México lo asignó como una morgue al aire libre; generando un ambiente de desesperación donde las personas acudían a buscar a sus difuntos y los rescatistas y personal del IMSS cubría los cuerpos con hielo para luchar contra la putrefacción con el transcurso de los días. Con el tiempo, el parque del Seguro Social fue derrumbado y en su lugar se construyó el lujoso centro comercial Parque Delta. 
La leyenda urbana dice que varios trabajadores, guardias de seguridad y vecinos de la colonia Narvarte que transitan por la avenida Cuauhtémoc a altas horas de la noche han visto figuras espectrales dentro y en las inmediaciones del centro comercial; y que durante la construcción del edificio se podían escuchar lamentos en las madrugadas. 
En el año 2015, se subió un video a YouTube donde supuestamente se puede ver a un fantasma en uno de los cines de la plaza. 

Los niños - Centro Histórico.
Fotografía aérea del colapso del Conalep en 1985 sobre Avenida Juárez. 
Hay una leyenda apócrifa en el centro de la ciudad, la cual concierne una escuela derrumbada durante el terremoto de 1985. La leyenda reza que por la hora, la escuela estaba abarrotada al inicio de un día de clases y la mayoría de los niños en ella murieron en el siniestro. 
Con los años, el predio de la escuela fue adquirido por una inmobiliaria y en él se construyó un lujoso edificio de departamentos. Mismo donde los vecinos han escuchado risas, pasos y voces de niños que se aparecen en los departamentos y corren por los pasillos del edificio. 
La historia más conocida es la de un inquilino nuevo que un día en la mañana fue a servirse un café y luego del primer sorbo, dejó su taza en una mesita. Al estirar la mano para tomar de nuevo el café, la taza había desaparecido y de las ventanas del departamento venían voces y risitas burlonas de niños. Un poco perturbado por la experiencia, acudió con un vecino y le habló de lo ocurrido; a lo que el vecino le respondió con una sonrisa que sí habían sido niños, y que estaban en el edificio desde el terremoto de 1985.
Se sugiere que la leyenda se originó a raíz del colapso del Conalep en Avenida Juárez e Iturbide; mismo que compartía espacio con una guardería y donde se cree que hubo hasta 120 muertos durante el terremoto.