jueves, 12 de febrero de 2015

Post 200: El aterrador enigma de la gente de sombras.


Uno de los temas más candentes en el campo del estudio de lo paranormal es aquél que involucra a las entidades denominadas como Gente de Sombras, o Shadow People, en inglés.
Muchas veces, cuando alguien está sentado en el computador, viendo televisión, leyendo o jugando algún videojuego; se llega a tener extrañas visiones de movimientos fugaces y sombras que se mueven en el rabillo del ojo, situaciones que se adjudican a pareidolia o a algún error en el campo periférico de la visión. Sin embargo, en muchas otras ocasiones; personas alrededor del mundo han dicho haberse encontrado con desagradables y terribles presencias hechas enteramente de sombras.
De Estados Unidos a Alemania, de Japón a México y de Egipto a Rusia; la internet está plagada de cientas, tal vez miles de historias que hablan sobre encuentros con estas entidades.
Seres misteriosos bautizados como Gente de Sombras.

Primero, definamos. ¿Qué es la gente de Sombras? 
Fotografía anónima. 
El término "Gente de Sombras" se refiere a figuras humanas que son vistas de noche, y que comúnmente son consideradas fantasmas por los testigos. Por lo regular, estos seres huyen al ser confrontados por personas, y en la mayoría de las veces solo se manifiestan en la visión periférica del ojo.
Un gran número de religiones, leyendas y sistemas de creencias describen seres espectrales hechos de sombras como provenientes del inframundo, y no es extraño escuchar historias de fantasmas sobre sombras malévolas que acechan a los vivos. En términos científicos, existen infinidad de condiciones fisiológicas y psicológicas en las cuales se pueden encontrar gentes de sombras; entre las que se incluyen parálisis de sueño, ilusiones y alucinaciones producidas por medicamentos o drogas. Otra razón posible es la falta de sueño, que conduce a alucinaciones.

Se desintegran y pueden moverse entre paredes, violando las leyes de la física; y tienen toda clase de comportamiento, que se extiende a observar, amenazar e inclusive perseguir y atacar físicamente a las personas; siempre acompañados por una sensación de temor y fatalidad.
La mayor parte de los encuentros los describe como siluetas negras en forma de persona, sin rasgos discernibles; aunque también se han encontrado con forma de grandes arañas, niños o masas sin forma. Algunos reportes menores los mencionan con ojos rojos; y su apariencia varía entre una sombra bidimensional, a una figura hecha de vapor o un ser tridimensional de apariencia distorsionada.
Sus movimientos son descritos como rápidos y erráticos, quizás lentos o "líquidos" al inicio; solo para que "salten" rápidamente a través de sus alrededores. Otros testigos mencionan este movimiento como un baile, de una pared a otra o como si siguiesen un camino determinado. La mayoría de estos encuentros solo los menciona como seres hechos de oscuridad, monjes de ojos rojos y en ciertos casos muy específicos, una entidad maligna conocida como el Sombrerero.

¿Cuál es su intención?
Una de las preguntas más pronunciadas al hablar de estos seres es qué buscan.
Los parapsicólogos y cazafantasmas que los han investigado concluyen que, de acuerdo a los reportes de cientos de testigos alrededor del mundo; mientras más oscura sea la sombra, más malvada será
Las sombras menores, que parecen niños, animales, masas sin forma y personas; por lo regular se conforman con aparecer y desaparecer rápidamente, moverse a través de la visión periférica, observar a la gente o seguirla sin interactuar directamente con ella. Las sombras mayores, aquellas que asemejan monjes de ojos rojos o el Sombrerero; tienen consciencia del efecto que causan en quienes los ven, y parecen inclusive disfrutar el ocasionar terror.
Van acompañados de un aura de terror y son capaces de controlar e influir usando el miedo, lo cual logran al modificar su apariencia y tamaño para verse más ominosos y peligrosos; e inclusive, han atacado físicamente a sus víctimas.

Tipos de Gente de Sombras.
Sombras Humanas.
Representación de una Sombra Humana.
Este tipo es el más común, y la única diferencia entre las descripciones varía en ciertos rasgos como ropa, cabello o extremidades. Estas masas también aparecen transparentes, como siluetas o manchas pegadas en un muro o superficie; siempre con forma claramente humanoide; y pueden ser hombres, niños o mujeres.
Se mueven de manera rápida y desencajada, desapareciendo a través de muros, puertas y ventanas; y son vistos fácilmente a través de la visión periférica, dándole al testigo la noción de estar siendo observado. Estos seres desaparecen al ser vistos, pero a veces deciden observar a una persona durmiendo por horas; ocultos entre la oscuridad de una habitación al anochecer.

Masas Negras.
El segundo tipo más reportado en encuentros con Gente de Sombras, incluye manchas, masas amorfas de apariencia líquida o vaporosa, misterioso humo negro o figuras sin una forma definida. Se mueven rápido, como una nube o un líquido; desapareciendo súbitamente al darse cuenta de que han sido vistas.

Animales de Sombras.
Fotografía de un Gato Fantasma en Inglaterra.
A veces, las Sombras aparecen con forma de animales. Gatos, perros, grandes felinos, arañas, roedores, aves y murciélagos; hay una infinidad de encuentros con sombras de forma animal, y que en múltiples ocasiones han sido confundidos con críptidos o fenómenos como el de los Gatos Fantasma en Inglaterra y Estados Unidos.

Monjes y el Sombrerero.
Representaciones.
Las figuras más temidas en el término de Gente de Sombras han sido identificados como el Monje y el Sombrerero. Seres ominosos de apariencia humana, pero que a diferencia de otras sombras; actúan de manera activa para intimidar y agredir a los humanos.
Se les reporta con ojos rojos o cuernos que les dan una apariencia demoniaca, ropa de época o usando sombreros o capuchas que cubren el lugar donde estarían sus rostros. En el caso de los Monjes, se dice que van acompañados de un aura de emociones negativas, tienen la capacidad de drenar energía o que parecen alimentarse del miedo de quien los ve. Rara vez establecen contacto físico con sus víctimas, eligiendo permanecer a la distancia, de pie y "mirando" de manera ominosa para ocasionar terror.
Estas sombras pueden ser llamadas Demonios, Djinni, Sombras Oscuras o Sgili; y de acuerdo a la iglesia católica, son entidades oscuras y peligrosas, definitivamente malévolas y con la intención de drenar energía para poder manifestarse en la tierra. Y de estas, la más peligrosa es el Sombrerero.

El Sombrerero (del inglés "Hat Man") es una sombra específica que ha sido reportada a lo largo de todo el mundo. Se le describe como un hombre alto y delgado, vestido con una gabardina negra y usando un sombrero que oscurece su rostro. Es distintivamente masculino, y muy amenazante; al grado de acechar a una persona por largos periodos de tiempo, e inclusive tocando, ahorcando o agrediendo directamente a su víctima.
Este ser es atraído directamente hacia comportamientos agresivos y lugares hostiles. Quienes lo ven, por lo regular vienen de familias disfuncionales o viven en un ambiente negativo; y dicen que este ser se presenta acompañado de una atmósfera negativa, una sensación de terror y desesperanza. Por esta razón, se cree que es un espíritu o demonio; un espantajo inteligente capaz de manipular física y emocionalmente a la gente; y que oprime a aquellos a quienes visita.
Obtiene placer del terror que causa, y los testigos reportan que se alimenta del miedo que sienten. Otras personas dicen que tiene ojos rojos brillantes como ascuas, gafas que reflejan la luz o ojos de un negro sólido. Unos más mencionan que se trata de un ángel caído o un ángel de la muerte que sirve como un heraldo de la tragedia.
En el Islam, aparece como un depredador sobrenatural conocido como Jinn; que acecha en ruinas y cementerios, mientras que en la tradición cherokee aparece como un ser de sombras que no es más que el alma de un curandero que ha hecho magia negra; y que toma la forma de un hombre oscuro para atacar a las personas; y que se puede decir está vivo, pero que no es precisamente un ser humano.

Explicaciones.
Entre las explicaciones "sobrenaturales" para la existencia de estos seres se hallan fantasmas, demonios, viajeros temporales y extradimensionales, almas en el limbo o alienígenas. En términos científicos, existen explicaciones válidas para este fenómeno supuestamente sobrenatural, entre las que se encuentran:

Pareidolia:
La mayor parte de reportes implica que la Gente de Sombras es vista en las áreas periféricas de la visión, las cuales están ligadas a las áreas del cerebro que reconocen patrones familiares; pero que proveen menos detalle al cerebro que la visión centro-delantera.
Esto lleva a la condición conocida como pareidolia, en la cual el cerebro interpreta de manera incorrecta ciertos patrones de luz y texturas como siluetas, sombras o rasgos vagamente humanos. Esta condición también es observada en situaciones de luz escasa o al observar una imagen compleja pero errática. Un ejemplo sería el ver la sombra de un mueble en una habitación oscura, e identificarla como una persona.

Alucinaciones Hipnogógicas.
La Hipnogogia es una condición fisiológica en la cual una persona se encuentra entre el sueño y la consciencia; y así, una persona en esta fase puede experimentar una consciencia de sus alrededores, a la vez que se encuentra en un estado de sueño en el cual pueden percibir imágenes del subconsciente. Las personas que experimentan este fenómeno por lo regular dicen ver luces o sombras moviéndose a su alrededor, así como otra clase de alucinaciones; acompañadas de una sensación de fatalidad.
Las alucinaciones hipnogógicas también producen el fenómeno de ver "caras" en la oscuridad; pues quienes lo experimentan dicen ver rostros o personas al caer dormidas. Este fenómeno también está relacionado a terrores nocturnos y alucinaciones de abducciones alienígenas.

Agentes químicos.
El uso de narcóticos y agentes psicotrópicos como la metanfetamina, cocaína y el LSD también produce alucinaciones en forma de persona. Las drogas como el prampexol también ocasionan esto, y algunas medicinas de prescripción pueden tener este efecto si se toman en grandes cantidades.

Campos electromagnéticos.
Se ha comprobado que las áreas con campos electromagnéticos fuertes o erráticos, pueden interferir en los impulsos eléctricos de la sinápsis mental humana; influenciando a que las personas en esas áreas puedan ver o escuchar fantasmas, alienígenas y seres de sombras.

Condiciones neurológicas.
Ciertas condiciones neurológicas como la Epilepsia Fotosensitiva pueden producir visiones de gente de sombras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada