viernes, 13 de febrero de 2015

El gusano de la muerte.

Representación del gusano.
En los desolados páramos del desierto del Gobi, existe una leyenda que es contada con temor entre los pobladores nómadas: El Olgoi-Khorkhoi, que se traduce como "gran gusano intestino"; y que es conocido en el mundo occidental con un nombre más ominoso: el gusano de la muerte mongoliano.

Se le tiene un terror reverencial por las extrañas e increíbles habilidades que supuestamente posee, como escupir ácido, un toque corrosivo que puede matar al hombre y oxidar el metal, o la capacidad de matar a distancia mediante una poderosa descarga eléctrica. Es un gran animal, pues se cree que mide entre sesenta centímetros y metro y medio de largo; aunque en algunos relatos, es tan grande como para poder matar a los camellos bactrianos, potros salvajes y yaks que habitan en los linderos del desierto.
El gusano fue descrito por primera vez como resultado de las expediciones de Roy Champan Andrews al desierto de Gobi; mismas que culminaron en el descubrimiento de especies de dinosaurios como el Velociraptor o el Protoceratops. Andrews escribe en su libro de 1926, "En el camino del Hombre Antiguo" sobre el gusano; pero jamás estuvo convencido de la existencia de la criatura; a la cual describe como un caso de terror colectivo.
En su libro, Andrews escribe lo siguiente:
"Tiene la forma de un embutido de dos pies de largo, sin cabeza o pies; y es tan venenoso que
el simple toque basta para garantizar una muerte instantánea. Vive en las zonas más desoladas
del desierto del Gobi."

El criptozoólogo Ivan Mackerle describe al animal en un libro del 2001, como "un gusano en forma de salchicha, de medio metro de largo y tan grueso como el brazo de un hombre; y parece el intestino de una vaca. Su piel sirve como exoesqueleto, y es mudada cada que es herido. Su cola es corta, como si se la hubieran cercenado; y es difícil identificar donde está su cabeza y donde su cola, pues no tiene ojos visibles, fosas nasales o boca. Es de color rojo oscuro, como sangre o un salami."

Hábitat.
Los nómadas de Mongolia creen que el gusano cubre a su presa con una sustancia ácida que la derrite y convierte todo lo que toca en algo amarillento. La leyenda dice que el gusano se alza de la arena en posición de "S", similar a una cobra; y se hincha para lanzar un potente chorro tóxico y corrosivo sobre su presa.
El veneno es increíblemente letal, al grado de matar a la víctima con solo tocarla; siendo estas principalmente humanos y vacas. Habita las zonas más profundas del sur del desierto, y se mueve viajando bajo tierra; pero puede ser visto gracias a la arena que es empujada cuando avanza. Algunas tribus de nómadas dicen que el gusano puede matar a distancia con una potente descarga eléctrica similar a la de las anguilas o los siluros; y que aparece principalmente entre junio y julio, cuando llueve y la tierra se vuelve húmeda.
Se dice también que le gusta colocar sus huevecillos en el interior de camellos y otros grandes animales.

Teorías.
Un Escinco.
Debido a que algunas áreas de Mongolia y su frontera con China son zonas prohibidas, no se ha podido efectuar una expedición a detalle; y lo poco que se sabe del gusano es gracias a los reportes e historias de tribus nómadas y oficiales mongoles, tantos que han llevado a los científicos a creer que esta criatura debe ser real en cierta manera.
Los zoólogos han determinado que la criatura no puede ser un anélido, debido a las temperaturas extremas del desierto del Gobi; y en realidad debería ser un tipo de reptil no descubierto, como una serpiente, un escinco o un anfisbaenio; y que los supuestos súper poderes que tiene no son más que exageraciones apócrifas.

En la cultura popular.
Un graboide en la película "Tremors".
En la cultura popular, el gusano aparece por primera vez en la historia "Olgoi-Khorkhoi", escrita por Ivan Yefremov en 1943, a partir de las descripciones escritas por Andrews.  J.R.R. Tolkien tiene una descripción a "salvajes Hombres Gusano del Último Desierto" en la primeras notas para "El Hobbit"; y a los cuales asociaba con el desierto del Gobi.
Se le menciona también en la novela "La Tierra de las Nubes Carmesí" de 1959, escrita por Arkady y Boris Strugatsky. 
El gusano de la muerte también inspiró la creación de la popular serie "Tremors"; en la cual un grupo de grandes gusanos carnívoros ataca a un pueblo. La película fue tan exitosa y popular como filme de culto, que inspiró la creación de tres secuelas más y una serie de televisión.
La serie animada "Los Sábados Secretos" menciona el veneno de este gusano en varias ocasiones, como un arma usada por el villano principal, V.V. Argost. Una película llamada "Mongolian Death Worm" fue estrenada en el año 2010 por el canal SyFy, y en ella aparecen versiones gigantescas del gusano.
Animal Planet realizó un capítulo dedicado al gusano en el programa de lost-footage "Lost Tapes"; en el cual se muestra una supuesta grabación donde dos hombres son atacados y asesinados por el gusano.

2 comentarios: