martes, 4 de febrero de 2014

Zombies - Parte 1: Orígenes del Zombie.

Una de las figuras más conocidas en el género del horror es el Zombie. La idea de que un día los muertos resuciten y comiencen a devorar a los vivos se ha mantenido vigente en la cultura popular desde el año de 1968, cuando George A. Romero trajo el concepto del Zombie no como una figura producto de un ritual del vudú caribeño, si no como un cadáver andante, hambriento y decidido a alimentarse de carne humana; con la película "Night of the Living Dead".
Desde entonces, se han visto películas que van desde parodias como Shaun of the Dead o Return of the Living Dead hasta grandes producciones que hacen pensar que el mundo se desplomaría rápidamente en caso de que un patógeno o parástico convirtiera a los humanos en engendros caníbales aparentemente inmortales; como es el caso de World War Z, Land of the Dead o Zombieland.
Sin embargo, y aunque a veces parezca lo contrario; la aparición de cadáveres devoradores de humanos antecede al cine de horror, series como the Walking Dead o videojuegos como Resident Evil; por milenios, y prácticamente, al igual que con los dragones o los cambiaformas, los Zombies han existido en infinidad de culturas y tradiciones desde que el hombre fue capaz de pensar.

Zombies en la Antigüedad.
Ishtar
La primera mención del Apocalipsis Zombie como concepto se produce en la Epopeya de Gilgamesh, donde la deidad Ishtar, diosa de la fertilidad, el amor, la guerra y el sexo; desciende al inframundo. En el mito, Ishtar se aproxima a las puertas del Inframundo y le demanda al guardián de la puerta que la deje entrar con la siguiente amenaza:
"Si no abres esta puerta para dejarme entrar,
Romperé la puerta, destrozaré la cerradura,
Romperé los postigos, forzaré las puertas.
Y traeré a los muertos para devorar a los vivos,
Y los muertos sobrepasarán a los vivos en número."
Si en la actualidad se analiza dicha frase, se puede llegar a a la conclusión de que la primera mención de un Apocalipsis Zombie como lo describen las obras modernas; cabe perfectamente en las palabras usadas por Ishtar para amenazar al guardián de la puerta del inframundo.
Más adelante, en la Biblia judeocristiana se menciona lo siguiente:
"Y el Señor enviará una plaga a todas las naciones que luchen contra Jerusalén. Su gente se convertirá en cadáveres andantes, y su carne se pudrirá. Sus ojos se pudrirán en sus cuencas, y sus lenguas en sus bocas. En ese día, entonces estarán aterrados, golpeados por un gran pánico hacia el Señor. Y entonces pelearán con sus vecinos mano a mano." (Zacarías 14:12-13)
"Pero después de tres días y medio, el aliento de vida de Dios entrará a ellos; y se pondrán de pie, y el terror llenará a aquellos que los vean." (Revelación 11:11)
"Así que profeticé como Él me lo ordenó, y el aliento entró en ellos; volvieron a la vida y se pusieron de pie-un amplio ejército." (Ezequiel 37:10)

En la mitología Árabe se menciona al "Ghül" ("demonio" en Árabe), el cual es una entidad que habita lugares deshabitados como camposantos. El "ghul" o "gul" también es un demonio que habita en el desierto, y que puede asumir la forma de un animal; prefiriendo a la hiena. El gul busca atraer a las personas poco precavidas a páramos desérticos o lugares abandonados para asesinarlos y devorarlos. También se alimenta de niños pequeños, bebe sangre, roba monedas y devora a los muertos; para entonces tomar la forma de la persona a la que devoró recientemente.
En el folklore Hindú existe el Vetala, un espíritu maligno que habita los cadáveres y habita los cementerios. Se dice que el Vetala puede usar estos cadáveres como vehículos para moverse, e inclusive los puede abandonar a voluntad. El Vetala gusta de causar estragos en la sociedad, corromper a las personas al leerles la mente e inclusive ocasionar que los niños mueran y las mujeres embarazadas pierdan a sus bebés. También en la mitología de la India existen los Rakshasa, humanoides o espíritus practicantes del canibalismo.
El esqueleto Irlandés.
En la segunda mitad de la década del 2000, un equipo arqueológico descubrió 137 esqueletos en un sitio cercano a Loch Key, en Irlanda. Se cree que estos esqueletos eran solo la cima de un montón de 3000 cadáveres que aún debían estar enterrados; pero lo que llamó la atención de los arqueólogos fue que dos cuerpos fueron encontrados con características por demás inusuales:
"Una piedra negra de gran tamaño le fue indtroducida a la fuerza en la boca.
El otro tenía su cabeza movida a un lado, y una piedra aún mayor había sido
introducida en su boca de forma violenta, de forma tal que sus quijadas se
habían dislocado prácticamente". 
Cabe mencionar, que los cráneos de ambos cadáveres habían sido destrozados parcialmente.



El Jiang Shi y los fantasmas hambrientos.
Jiang-Shi.
En la mitología china existe el "Jiang-Shi" o Jiangshi, también conocido como Kyon-Shi en Japón; el cual es descrito como un "vampiro" o zombie saltarín. Se le describe como un cadáver inusualmente tieso, vestido con los ropajes ceremoniales de la dinastía Qing, y que se mueve saltando con los brazos extendidos hacia delante. Mata a sus víctimas al absorberles el "qi", o fuerza vital durante la noche.
Existen también los "fantasmas hambrientos", los cuales vuelven de la muerte como entidades con comportamiento casi animal, guiados por necesidades básicas o específicas. En el budismo japonés existen el Gaki y el Jikininki, fantasmas de gente celosa o codiciosa que como castigo por sus vicios mortales; fueron maldecidos con un hambre insaciable respecto a un objeto o sustancia. Tradicionalmente, se cree que es por lo regular algo repugnante o humillante; como cadáveres o heces humanas. Se dice que el Jikininki merodea por las noches en busca de cadáveres frescos u ofrendas de comida a los muertos. A veces también roban las cosas valiosas que los cadáveres hayan llevado consigo al ser enterrados.
Curiosamente, los Jikininki lamentan su condición y odian el hecho de que necesitan comer carne humana.
En el libro de Enoch se menciona la caída de los Grigori y otros demonios; los cuales han sido condenados para vagar por el mundo en forma de espíritus malévolos, eternamente pidiendo comida. Aunque no cuentan con bocas para comer o beber. Estos espíritus pueden poseer a mujeres y hombres de voluntad débil para saciar así su hambre y sed.

Zombies del Nuevo Mundo..
Tzitzimime.
En la mitología Azteca, existen las Tzitzimime, deidades asociadas con las estrellas y usualmente mostradas como entidades esqueléticas femeninas. En las tradiciones posteriores a la conquista de México, se habla de ellas como "demonios".
Las Tzitzimime eran temidas durante los periodos ominosos del mundo Azteca, y durante la ceremonia del Fuego Nuevo; el cual significaba el inicio de un nuevo calendario. Se dice que durante los eclipses, las Tzitzimime atacan al sol y pueden descender a la tierra para devorar a los seres humanos; pero también son protectoras de las mujeres, y son extremadamente poderosas y peligrosas; en especial en periodos de inestabilidad cósmica.
En la mitología Mapuche existe el "Anchimayen", una criatura pequeña que es creada por un hechicero mapuche conocido como "Kalku", a partir de cadáveres de niños.
En Groenlandia existe el "Tupilaq", el cual es un monstruo vengativo creado por un practicante de brujería o un chamán; usando varias partes animales o de cuerpos de niños. Esta criatura es traída a la vida mediante rituales complejos y cánticos, y se le coloca en el mar para destruir a un enemigo en específico.

El Zombie Africano.
En África Occidental, los practicantes del Vodou creen que el cadáver de una persona puede ser reanimado por un "Bokor", o hechicero. Los Zombies son incapaces de tomar decisiones por voluntad, y por tal deben ser controlados por su bokor. "Zombi" también es un nombre dado a la deidad Vodou srpinte "Iwa Damballa Wedo". Existe también la tradición del zombie astral, donde una parte de un alma humana es capturada por un bokor y usada para incrementar el poder de tal hechicero.
Se dice que darle de comer sal a un zombie pued eobligarlo a volver a la tumba, y en algunas comunidades del sur de África se cree que un niño pequeño es capaz de resucitar a un muerto con su tacto para volverlo un zombie; y el hechizo para devolverlo a la tumba solo puede ser todo por un poderoso brujo conocido "Sangoma".
También se maneja que las brujas pueden convertir a una persona en zombie al matar y poseer el cuerpo de la víctima, con el fin de obligarlo a volverse un esclavo. Se creía que las brujas tenían "trenes de brujería", que parecían ser locomotoras ordinarias pero manejadas por trabajadores zombificados manipulados por una bruja. Los trenes secuestran a las personas durante la noche, y dicha víctima es convertida en un zombie o golpeada y arrojada desde el tren.

1 comentario:

  1. Muy buena tu entrada! Súper interesante ver que desde tiempos prehistóricos se desarrollo el miedo y respeto a los muertos !!

    ResponderEliminar