jueves, 26 de mayo de 2016

La nave fantasma de Northumberland.

El estrecho de Northumberland es un cuerpo de agua que separa la Isla Prince Edward de Nueva Brunswick y Nueva Escocia, y es conocido por las corrientes turbulentas en él; mismas que han ocasionado una infinidad de accidentes desde hace cientos de años.
Puede que el gran número de desastres náuticos sea el culpable de que desde hace más de dos siglos los pobladores de Prince Edward y las costas colindantes digan haber visto la aparición de una goleta fantasmal que cruza las aguas por las noches. A esta embarcación espectral se le ha conocido como la Nave Fantasma del estrecho de Northumberland.

Descripción.
Se le describe como una hermosa goleta de tres mástiles con velas blancas, todas ellas envueltas en llamas como si el vehículo hubiese sufrido un accidente. Las apariciones pueden ocurrir en cualquier época del año, pero tienden a darse más entre los meses de Septiembre a Noviembre.  También aumentan en épocas de vientos fuertes, y de acuerdo a la leyenda la aparición de la goleta tiende a presagiar una tormenta.

Los reportes.
La goleta ha sido vista desde 1786, por grandes grupos de personas en ambos lados del estrecho. Todos coinciden que la nave siempre aparece quemándose y que el número de mástiles tiende a variar entre tres y cuatro.
Uno de los primeros reportes reza así:

"Vi la silueta de la nave y esperé por veinte minutos hasta que se desvaneció. Había escuchado mucho de la nave fantasma, así que llegué a la conclusión de que debía ser ella. Mi hermana, que visitaba a unas amistades cerca de donde me encontraba, dijo haber visto la misma cosa esa noche."

En el año de 1950, un grupo de marinos que se encontraban en la bahía de Charlottetown vieron el barco en llamas a la distancia, y pensando que se trataba de un accidente, subieron a un bote de remos para intentar rescatar a la tripulación. De camino a la nave esta pareció hundirse o desaparecer, lo que los llevó a buscar ayuda para realizar una búsqueda con buzos. Estos sin embargo, jamás hallaron rastros del barco hundido o sus tripulantes en el fondo del estrecho.
Un poblador de Prince Edward vio la nave de cerca al poco tiempo de eso, mientras se encontraba en la costa con un amigo durante una noche fría:

"Bajó su velocidad al acercarse a la orilla. Le pregunté a Fred si era alguien que conocía, y él dijo que no. Subimos al segundo nivel de la casa para ver quienes eran, pero no encontramos a nadie. No puedo recordar exactamente qué tan grande era, pero pasaron cerca de diez minutos cuando finalmente se detuvo de lleno a unos veinte metros de la orilla y vi que había humo saliendo de la cubierta.
Un montón de personas salieron de los compartimientos de la nave, y un incendio se desató en la cubierta. Las llamas crecieron y los hombres empezaron a trepar por los mástiles para escapar. Estaban más o menos a la mitad cuando las velas se encendieron, todas al mismo tiempo; y fue ahí que ya no pude ver a los hombres, porque el fuego y el humo me lo impidieron.
Nos quedamos ahí hasta que el fuego se apagó y los mástiles deshechos se cayeron sobre la cubierta. Para entonces no quedaba más que el casco, que se hundió gradualmente hasta desaparecer bajo las aguas."

El más reciente avistamiento ocurrió a mediados del 2008, cuando un joven de 17 años llamado Mathieu Giguere vio una nave blanca y brillante flotando en el estrecho. En ciertas ocasiones se dice que la nave es acompañada por sonidos de disparos de armas de fuego y cañonazos, así como una bola de fuego que flota sobre la goleta.

El fenómeno de Northumberland.
En 1905, el científico William Francis Ganong propuso que la supuesta nave puede ser explicada como un fenómeno natural, en el cual los reflejos de la luna pueden interpretarse gracias a las olas como una ilusión. Otra posibilidad es que la nave no sea más que un banco de niebla que refleja la luz de la luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada