domingo, 7 de junio de 2015

Los lugares más embrujados del mundo - Parte 3.

Tercera entrega de la recopilación de los sitios más embrujados del mundo.
De nuevo, estos lugares no tienen un orden específico.

El castillo de Buena Esperanza, Sudáfrica.
Construido en el siglo XVII por la East India Company, el castillo de Buena Esperanza es una de las construcciones más viejas existentes en Sudáfrica. En su interior se manifiesta un hombre alto y elegante que fue visto por primera vez en las murallas del castillo en 1915; volviendo a manifestarse en 1947 como una aparición que salta de hacia un aparente suicidio desde los puntos más altos de la edificación.
Otro fantasma particular es la Dama de Gris, que ha sido vista corriendo por el castillo, cubriéndose el rostro y llorando histérica. El espíritu no ha sido reportado desde que hace unos años se encontró el cuerpo de una mujer durante una excavación en los terrenos del castilo. Hay también una campana que toca por sí sola, cosa que de acuerdo a una leyenda, se debe gracias al suicidio de un guardia de esa torre a finales del siglo XVII. Finalmente; hay un perro negro espectral que parece saltar sobre los visitantes y desaparece rápidamente cuando está por hacer contacto con ellos.

La Ciudadela de Fort George, Canadá.
Situada en la ciudad de Halifax, estado de Nova Scotia; la Ciudadela es un fuerte con forma de estrella que fue construido en 1749 y reconstruido en 1856. Pese a ser un sitio histórico visitado constantemente, hay cientos de historias sobre fantasmas relatadas por visitantes y trabajadores cada año.
La mayoría de estas son de aparecidos que caminan en los pasillos: soldados, ancianos, mujeres, un perturbador hombre con capa roja y una anciana que gusta de mirarse a sí misma en los espejos. En particular se habla de una niña que sigue a los grupos durante los tours, y que tiende a tomar la mano de personas rezagadas. Otros reportes incluyen voces misteriosas, golpes inexplicables en las puertas y paredes, sensaciones negativas, nieblas, ráfagas de viento gélido en habitaciones cerradas, la sensación de ser observado e inclusive gente que ha sido agredida físicamente por un fantasma.

El Hospital Changi, Singapur.
El Hospital Changi es un edificio abandonado en el corazón de la comunidad del mismo nombre en Singapur. Fue construido en 1935 como parte de una vieja base militar, y usado por la Policía Secreta Japonesa como prisión y campo de tortura durante la ocupación. A finales de la Segunda Guerra Mundial, el edificio fue reabierto como hospital y permaneció así hasta 1997; cuando fue reemplazado por el nuevo Hospital General Changi.
El edificio está embrujado por fantasmas de soldados japoneses, personas ejecutadas y los pacientes que fallecieron en su interior. Hay un anciano que camina por los corredores, una mujer que aparece en varias habitaciones, niños que juegan en el viejo pabellón infantil y los fantasmas de soldados japoneses ensangrentados. Pueden escucharse comúnmente golpes fuertes y gritos durante la noche.

La Hacienda Monte Cristo, Australia.
La hacienda Montecristo en Nueva Gales del Sur está considerada como el lugar más embrujado de Australia, producto de varios acontecimientos que han tenido lugar en sus paredes desde 1885. La familia Crawley, que fue su propietaria hasta 1948, experimentó muchas muertes trágicas: un niño pequeño fue arrojado desde las escaleras, una doncella que resbaló y cayó desde un balcón y un mozo de establos que fue incinerado en un accidente.
También se sabe que un hombre con discapacidad mental llamado Harold permaneció encadenado por cuarenta años en la cabaña del jardinero. Fue hallado enroscado junto al cuerpo de su madre muerta y enviado a un sanatorio mental, donde murió poco después. Todos estos espíritus han sido visto desde entonces, repitiendo las circunstancias de sus fallecimientos.

La Gran Muralla, China.

Con más de cinco mil millas de distancia, la gran Muralla China es sin duda el monumento más grande jamás construido. Se cree que más de un millón de soldados chinos murieron construyendo la muralla, lo que ha propiciado historias sobre encuentros con soldados fantasmales vestidos con la tradicional armadura de los guerreros chinos y el sonido de legiones marchando durante la noche.
La mayoría de las historias provienen del tramo de la muralla ubicado al norte de Pekín, en la zona conocida como la Muralla Salvaje; ya que varios alpinistas han muerto al intentar llegar a la cima de esta porción de la muralla.
El programa de investigación Destination Truth entrevistó a varios aldeanos de la localidad, que contaron historias detalladas de encuentros con soldados fantasma.

La Ciudad Prohibida de Pekín, China.
Por casi seis siglos, la Ciudad Prohibida funcionó como el palacio imperial de China; y fue sede de incontables asesinatos y crímenes pasionales durante su historia. Los visitantes y empleados gubernamentales en la Ciudad Prohibida constantemente reportan la aparición de fantasmas de eunucos y damas de compañía caminando por las salas, vestidos con los atavíos imperiales de antaño.
En la década de 1990, un grupo de soldados que trabajaban montando guardias dijeron haber encontrado a una sospechosa mujer de largo cabello y vestida de negro.
Pensando que se trataba de una ladrona, los soldados le gritaron y corrieron tras ella. La persiguieron por varias salas hasta arrinconarla frente a una puerta cerrada, donde le ordenaron dar la vuelta. Para horror de los militares chinos, la mujer giró lentamente y reveló que no tenía rostro antes de desvanecerse en el aire.

El castillo de Dragholm, Dinamarca.
Este imponente castillo fue construido en el siglo XII, y tiene una larga historia sobre fenómenos paranormales en su interior. En específico, se habla de tres espíritus: una tímida mujer que lleva un vestido gris y que rara vez se aparece, otra vestida de blanco y que se cree fue asesinada por su padre cuando se enamoró de alguien de clase inferior (como dato curioso, un esqueleto fue hallado en el castillo durante 1930, con un vestido similar al del fantasma) y finalmente un conde que fue aprisionado en el castillo y murió tras volverse loco por el aislamiento.
Los visitantes al castillo dicen verlo montando a caballo o manejando un carruaje por las noches.

La casa del Diablo, Colombia.
También conocida como la Casa de Manuel Varela, es una mansión ubicada en la localidad de Ciénaga. Se dice que Varela, un médico que hizo un pacto con el diablo, debía sacrificar un alma cada año para que el demonio incrementara su fortuna; cosa que explicaría porqué la gente relacionada a Varela desaparecía o moría misteriosamente.
En su interior y áreas cercanas se aparecen brujas, fantasmas de trabajadores, un espectral niño de piel negra que fuma tabaco mientras monta un triciclo e inclusive la aparición del Diablo en la mansión.

El Palacio de Versalles, Francia.
Este impresionante palacio fue hogar de la familia real francesa entre 1862 y 1789, y desde su apertura al público como sitio histórico; no han faltado relatos de empleados y turistas que han visto personas vestidas con ropas del siglo XVIII; se han encontrado con el espíritu de la reina decapitada María Antonieta, la aparición de orbes, presencias espectrales y nieblas inexplicables en fotografías tomadas en su interior, y el contacto físico con fuerzas invisibles.

La Hacienda de Cholul, México.
Localizada en Mérida, Yucatán; la Hacienda Cholul fue una plantación de henequén que en la actualidad yace abandonada. De acuerdo a las leyendas locales, varios dueños de la plantación solían realizar prácticas de satanismo y hechicería; e inclusive el espíritu de uno de ellos aparece en forma de búho.
Se han visto sombras en las ventanas, una mujer que carga un bebé que llora, y un antiguo trabajador de la plantación que se suicidó luego de matar al hombre que violó a su prometida.

El palacio de Linares, España.
Este palacio que se encuentra en Madrid, fue construido en 1872 para el Marqués de Linares, José de Murga. Según los madrileños, este es el lugar más embrujado de España; y en él se manifiesta no solo el espíritu del Marqués, si no una pequeña que nació producto de una relación incestuosa entre el Marqués y su hermana; quienes la asesinaron para ocultar cualquier rastro de su acto prohibido.

El bosque de Radovan, Rumania.
Decenas de personas, en especial hombres, se han ahogado desde hace años en el lago Fántánele de Radovan; supuestamente por la maldición de una novia que se ahorcó en el bosque durante 1940. Los pobladores de las aldeas cercanas dicen que la novia fantasma aparece en el camino cerca del bosque, y que los viajeros deben cruzarlo a toda velocidad; sin prestar atención a cualquier sonido o aparición, porque de lo contrario la novia los llevará al corazón del bosque y morirán ahí.

El Hotel Vulcan, Nueva Zelanda.
El Hotel Vulcan, de la localidad de Saint Bathans, es la principal atracción turística de la localidad gracias a las historias de fantasmas en su interior. La mayor parte de la actividad sobrenatural en él se concentra en el Cuarto 1, el cual está habitado por el espíritu de una prostituta conocida como "La Rosa" y que fue estrangulada hasta morir en 1880 en ese mismo lugar.

Tambun Inn, Malasia.
El Tambun Inn, es una de las principales atracciones turísticas en la ciudad de Ipoh, y está habitado por varias apariciones fantasmales. Estas han sido vistas por turistas y personal de mantenimiento, e incluyen luces que se prenden y apagan por sí solas, susurros y llantos en los pasillos; así como una anciana que aparece en las calles cercanas al hotel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada