viernes, 3 de enero de 2014

Hellhounds - los perros negros del infierno.

Un Hellhound en la película "The Omen".
El término "Hellhound" en el folklore, hace referencia a la figura ominosa de un perro sobrenatural, de ojos rojos, piel negra; gran fuerza y velocidad, y otras características espectrales. A veces se maneja inclusive que van acompañados de un fuerte olor a azufre y tienen la capacidad de hablar; mientras que varias leyendas europeas hablan de que si son vistos o se les mira a los ojos, quien lo haga seguramente morirá en cuestión de días.
En la mitología son por lo regular asignados a guardar las entradas del inframundo, cementerios o terrenos sagrados. En Europa, por lo regular se maneja que ver o escuchar el aullido de un Hellhound puede significar la muerte.

El Barghest.
También llamado Bartjest, Bo-guest, Bargest o Barguest; es un monstruoso perro negro que aparece en el norte de Inglaterra; en específico la región de Yorkshire. Se dice que uno frecuenta un risco conocido como Troller's Gill, y también se cree que un Barghest merodea por la noche en la ciudad de York; devorando viajeros solitarios en los callejones de la ciudad.
Se dice que un Barghest vive en Darlington, donde cambia a la figura de un hombre o una mujer sin cabeza, un gato blanco, un perro negro o un conejo.Otro se aparece en un valle entre Darlington y Houghton.

El portador de la Muerte.
En Estados Unidos, muchas personas han afirmado haber visto a un perro negro como el carbón y con el olor del azufre ardiente; el cual deja un área quemada a su paso. Sus ojos son brillantes, rojos y cargados de maldad; mientras que sus hocicos están repletos de colmillos afilados.
También tienen fuerza sobrenatural, velocidad que les permite perseguir motociclistas y conductores; y se les asocia con cementerios y criptas. En la famosa ruta 66, se sabe de la existencia de una manada de perros negros que persigue a los autos a gran velocidad; mordiendo inclusive las llantas de los vehículos o haciéndolos chocar.

Black Shuck.
El Black Shuck, o Viejo Shuck; es un perro negro espectral que se dice merodea por la línea costera de Norfolk, Essex y Suffolk en Inglaterra. También se le conoce como el Perro de la Perdición.
Su existencia data de hace cientos de años, con historias de un gigantesco perro negro de ojos llameantes; del tamaño de un caballo, que merodea las campiñas inglesas desde tiempos previos a las invasiones vikingas. Su nombre deriva del viejo "Scucca", que significa demonio; o la palabra local "Shucky"; que significa 'peludo'. También se cree que el Black Shuck fue la inspiración para la novela de Sherlock Holmes, 'el Sabueso de los Baskerville'.
Se dice que ver al Black Shuck es un mal presagio; y en muchas historias se maneja que el Shuck aterroriza a alguien, pero los deja en paz hasta que días más tarde; algún pariente o persona amada de su víctima muere o enferma. En otras, se cree que es un ser benigno y acompaña a las mujeres que caminan solas por la noche.
A veces aparece sin cabeza, y en otras flota rodeado de una niebla. De acuerdo al folklore, acecha en los cementerios, caminos, intersecciones y bosques oscuros; y también se cree que aparece en el camino costero entre West Runton y Overstrand.
A diferencia de otros Hellhounds, la existencia del Black Shuck está confirmada por decenas de personas que lo vieron realizar un ataque el 4 de agosto de 1577. En Blythburgh, se dice que Black Shuck entró por las puertas de una iglesia, corrió a lo largo del pasillo y mató a un niño y un hombre de la congregación; antes de hacer que la torre de la iglesia colapsara a través del techo. De camino a la salida, dejó marcas de quemadura en la puerta norte; y tocó a dos hombres, que cayeron muertos en el acto.
El libro "Una terrible y extraña maravilla" del reverendo Abraham Fleming, narra la historia:
"Este perro negro, o el demonio, corrió a lo largo del cuerpo de la iglesia con gran velocidad, e increible agilidad, a través de la gente, en forma y figura visible, pasó entre dos personas, que se encontraban rezando, y de un golpe rápido, giró al revés los cuellos de ambos, en un instante en el que, luego de arrodillarse, murieron extrañamente."
Otra aparición fue en Chignal St. James y Chignal Smealy, dos aldeas pequeñas cerca de Chelmsfor, Essex. Se dice que ahí, todos los que vieron al perro infernal murieron a menos de un año de haber presenciado la aparición del perro espectral de ojos rojos.

El Grim.
El Grim, también llamado Church Grim, Kirk Grim, Kyrkogrim o Kirkonväki; es un perro espectral que aparece en el folklore inglés y escandinavo. Se dice que los Grim son espíritus que aparecen en iglesias, observando que estén bien mantenidas. Los Church Grim de Inglaterra se supone disfrutan el tañido de las campanas, y aparecen como perros negros o personas de piel oscura, pequeñas y deformadas.
El Kyrkogrim sueco se supone es el espíritu de un animal sacrificado por los primeros cristianos al construir una nueva iglesia; ya que en Bretaña y Escandinavia, se enterraba a un perro negro al construir una iglesia, para crear un espíritu guardián que protegería ese lugar.

Sabuesto Yeth
El Sabueso Yeth, también conocido como Sabueso Yell; es un perro negro hallado en el folklore de Devon, donde aparece como un perro sin cabeza, y es el espíritu de un niño que murió sin ser bautizado. El Sabueso Yeth aparece en los bosques por la noche, gimiendo y lamentándose.

El Cü Sith.
El Cü Sith es un gigantesco sabueso sobrenatural  que se supone aparece en las altas tierras de Escocia. Del tamaño de una vaca, el Cü Sith es conocido como un portador de la muerte, y aparece para llevarse el espíritu de una persona al otro mundo. El Cü Sith, a diferencia de otros Hellhounds; aparece de un color verde claro, similar al de las hadas célticas.

Moddey Dhoo.
En la isla de Man existe un viejo castillo llamado El Castillo Peel; en el cual se dice hay un perro espectral conocido como Moddey Dhoo o Mauthe Doog. Se dice que este perro es tan grande como un becerro y con ojos como platos.
El Moddey Dhoo se supone ronda un pasaje que conecta el castillo con los prados de una iglesia y la casa del capitán de la guardia local. En 1927, un hombre lo vió y lo describió como un "perro negro, con pelaje largo y speso, con ojos como carbones al rojo vivo", y un doctor en 1931 lo encontró mientras conducía por un camino. En 1963 apareció una historia sobre un Moddey Dhoo que embrujaba una granja en el lado este de la isla.

El viejo Ojos Rojos  y el Sabueso Encadenado.
En Bélgica existe el "Viejo Ojos Rojos", también conocido como "la bestia de Flanders"; el cual apareció en el siglo XVIII con la forma de un perro grande de ojos rojos. En Wallonia, una región al sur de Bélgica; las leyendas mencionan al "Sabueso Encadenado"; un perro infernal atado con una cadena que se supone ronda los campos durante la noche. En Alemania se dice que el diablo aparece como un perro negro.

El Nahual y el Huay Chivo.
En el folklore mesoamericano y de México aparece la figura del Nahual; un brujo con la capacidad de transformarse en animales. Si bien se sabe que aceptan la forma de animales como el burro, el zopilote (una especie de buitre), el jaguar y el puma; hay muchísimos relatos en todo México sobre estos brujos tomando la forma de un perro negro de brillantes ojos rojos.
Se cree que en la actualidad, el Nahual es un ser malévolo; que solo pude transformarse durante la noche y tiende a atacar a las personas, en especial a los niños. La Santa Inquisición supuestamente los persiguió durante el tiempo que duró activa en las colonias españolas;.
En la mitología maya existe el Huay Chivo; el cual es un ser legendario mitad hombre y mitad bestia; con brillantes ojos rojos y oriundo de la península de Yucatán. Se maneja que es un hechicero malévolo que puede cambiar de forma y volverse una cabra, perro o ciervo con el fin de devorar el ganado. En tiempos recientes se le relaciona con la figura del Chupacabras.

El Cadejo.
En la mitología centroamericana existen dos perros, conocidos como Cadejo. Uno blanco que es benigno, y uno negro malvado. Ambos aparecen durante la noche a los viajeros; y mientras el blanco lo hace para protegerlos del año, el negro (que se cree es una encarnación del diablo) los mata.
A veces se manifiestan como perros peludos del tamaño de una vaca, con ojos brillantes y pies de cabra; aunque dependiendo de la leyenda, pueden tener características taurinas. De acuerdo a las historias, es imposible matar a un Cadejo; y si llega a morir, su cuerpo apestará terriblemente por varios días y luego desaparecerá sin dejar rastro.

El Lobisón.
El Luisón, Luisö o Lobisón es un monstruo de la mitología Guaraní similar al hombre lobo. Se supone es uno de los siete hijos malditos de Tau y Kerana, y su nombre es usado para referirse al hombre lobo o criaturas similares. En Brasil es conocido como Lobisomem (lit. Hombre Lobo). 
El Lobisón es descrito como un ser de apariencia vagamente humana, con pelo que lo cubre casi totalmente, piel y ojos enfermizos; y acompañado por el olor de la putrefacción. Se dice que es el señor de la noche y está asociado con la muerte; que habita cementerios y camposantos, y se alimenta de cadáveres. Es capaz de transformar a otras personas en Lobisones y el solo tocarlo es señal de que uno va a morir pronto.

2 comentarios:

  1. Dusculpa. Pero el Luison no es el señor de la noche, sino una más de las aterradoras criaturas que la ronda en las noches guaraníes. Un dato curioso es que se cuenta que tiene los ojos rojos como carbón ardiendo pero no muestran completamente el rostro ya que éste tiene características humanas y así se podría llegar a saber su identidad humana. Generalmente se puede identificar a un Luison de día por qué la persona siempre está decaída o con depresión, ojos tristes, etc. Su piel es gruesa como la del ganado y se lo ve en las praderas durante noches de luna llena o nueva.

    ResponderEliminar
  2. Dusculpa. Pero el Luison no es el señor de la noche, sino una más de las aterradoras criaturas que la ronda en las noches guaraníes. Un dato curioso es que se cuenta que tiene los ojos rojos como carbón ardiendo pero no muestran completamente el rostro ya que éste tiene características humanas y así se podría llegar a saber su identidad humana. Generalmente se puede identificar a un Luison de día por qué la persona siempre está decaída o con depresión, ojos tristes, etc. Su piel es gruesa como la del ganado y se lo ve en las praderas durante noches de luna llena o nueva.

    ResponderEliminar