sábado, 23 de abril de 2011

Mythos de Cthulhu no.2 - Chaugnar Faugn

"Algunas eran figuras de mitos conocidos - gorgonas, quimeras, dragones y cíclopes, y todos sus estremecedores congéneres. Otros habían sido creados a partir de ciclos susurrados de leyendas subterráneas oscuras y furtivas - el oscuro y sin forma Tsathoggua, Cthulhu con sus muchos tentáculos, el proboscídeo Chaugnar Faugn y otras rumoradas blasfemias de libros como el Necronomicón, el Libro de Eibon o el Unaussprechlichen Kulten de von Junzt.
-H.P. Lovecraft, "El Horror en el Museo".

Chaugnar Faugn, conocido como el Dios Elefante y el Horror de las Colinas, es una criatura grotesca y relativamente oscura de los Mythos de Cthulhu.
Apareció por primera vez en la novela de Frank Belknap Long, "El Horror de las Colinas", en 1931, donde se le describe como un ídolo horriblemente grotesco, hecho de un elemento desconocido y que combina los peores aspectos del pulpo, el elefante y el hombre.



"Sus extrañas orejas eran palmeadas y con tentáculos, y la trompa terminaba en un gran disco abocinado de al menos 30 centímetros de diámetro [...] Sus extremidades anteriores estaban dobladas rígidamente por los codos, y sus manos -tenía manos humanas- descansaban sobre sus rodillas con las palmas hacia arriba. Sus hombros eran anchos y cuadrados, y sus pechos y su enorme estómago destacaban de manera que la trompa descansaba sobre ellos..."


-Frank Belknap Long, "El Horror de las Colinas".

Chaugnar Faugn llegó a la tierra proveniente de otra dimensión hace eones, tal vez en otra forma que la que posee actualmente. Al arrivar, encontró que las formas de vida dominantes eran simples anfibios, de los cuales creó posteriormente a los Miri Nigri, que a su vez, millones de años más tarde se cruzarían con los primeros humanos para producir los híbridos que más tarde evolucionarían en los horripilantes Tcho-Tcho.
Incluso si los Miri Nigri desaparecieron hace millones de años, los Tcho-Tcho aún continúan venerando a la criatura que los creó en un principio.



Para el resto del mundo, Chaugnar Faugn, "el dios con cabeza de elefante de Tsang" es una leyenda oscura conocida solo por algunos cultistas de los Antiguos, aunque es probable que el dios hindú Ganesha haya sido basado en leyendas de Chaugnar Faugn. Además de eso, algunos humanos pertenecen a un culto que venera al dios en su forma original, y es conocido como "La Sangre".
Alguna vez fueron numerosos en Europa, hasta que el culto fue erradicado por agentes del Vaticano hace 200 años, aunque se rumora que algunos cultistas sobrevivieron y se embarcaron al nuevo mundo.

Algunas leyendas dicen que Chaugnar Faugn habita una cueva en los Himalaya, rodeado por los Tcho-Tcho; mientras que otros cultistas aseguran que el dios proboscídeo aún reside en Tsang. Ahí, permanece inmóvil como una estatua monolítica y colosal, esperando la llegada del Acólito Blanco, quien lo heraldará y conducirá a un nuevo planeta.
Casi siempre está convertido en una estatua, pero puede llegar a moverse rápidamente para devorar o succionar la sangre de los sacrificios que se encuentren ante él, mediante su trompa que acaba en una boca repleta de colmillos como la de las lampreas.

1 comentario: