martes, 12 de julio de 2016

Notzuchitokage - El cocodrilo serpiente.

El Notzuchitokage es un reptil críptido que supuestamente habita las zonas montañosas de Japón, mide cerca de setenta centímetros de longitud y posee una coloración rojiza. Se dice que asemeja un lagarto con dos patas frontales, y que arrastra el resto de su cuerpo de manera similar a una serpiente.
Su cabeza es más bien parecida a la de un caimán, y tiene una larga lengua de color negro.

Se le reportó por primera vez en la prefectura de Kanagawa durante 1974. Una mujer de nombre Yuyama Minamishigara dijo haber encontrado a un reptil de un metro de largo, de color rojo y una lengua de color oscuro; que se arrastraba siseando a través de un camino de terracería.
Ese mismo año, una mujer identificada únicamente como "Señora Yamazaki" de Aichi, encontró a otro de estos seres en el Camino Natural Tokai; y lo describió como un animal de dos patas, de color rojo brillante, con rayas negras y un triángulo oscuro en la punta de la cabeza. El animal supuestamente tenía una boca como la del cocodrilo, con dientes afilados y visibles. Durante esta época, se dijo que tres de estos animales fueron vistos asoleándose sobre una roca en la misma prefectura de Aichi; y que al ver a un intruso salieron huyendo a gran velocidad por entre un pastizal.
En 1975 los habitantes de una aldea en la península montañosa de Kii narraron experiencias con un gran Notzuchitokage de más de metro y medio de largo, que parecía más un cocodrilo que una serpiente. Uno de los aldeanos contó que la bestia se hallaba a seis metros de él, y que incluso lo persiguió por un tramo del camino; emitiendo silbidos, gruñidos y rugidos hasta que desapareció en una zona rocosa.

El Notzuchikage y el Tsuchinoko.
Pese a lo que podía creerse, el Notzuchikage no está relacionado con la serpiente críptida conocida como el Tsuchinoko, ya que presentan diferencias significativas tanto en comportamiento como en apariencia; principalmente la agresividad del Notzuchikage y la presencia de patas en éste, a diferencia del Tsuchinoko que es usualmente descrito como una serpiente con un cuerpo hinchado y casi esférico.
Aunado a ello, el Tsuchinoko es por lo regular considerado como una serpiente, mientras que el Notzuchikage es descrito como "un lagarto". También, mientras que el Tsuchinoko salta o rueda para moverse, el Notzuchikage efectivamente usa sus patas para correr y arrastrarse por la espesura de las praderas y bosques. 

La identidad de la bestia.
Reconstrucción de una serpiente prehistórica
con patas vestigiales.
La comunidad científica de Japón no cree que pueda tratarse de una especie sin descubrir, si no de una especie de escinco, un lagarto con patas cortas y que presenta una larga lengua de color azul; lo cual explicaría el color mencionado en las leyendas del Notzuchikage.
Otra posible especulación es que efectivamente pueda tratarse de una nueva especie de serpiente o lagarto del género Bipedidae, familia de lagartos de aspecto serpentino con patas delanteras vestigiales. 
Finalmente, una posibilidad mucho más extraña es la de que el Notzuchitokage represente una especie intermedia entre lagartos y serpientes; similar al Eupodophis Descovensi, un ofidio primitivo que vivió hace 92 millones de años durante el cretácico tardío. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada