miércoles, 14 de octubre de 2015

Mythos de Cthulhu no.9 - Hastur

"Me encontré rodeado por nombres y términos que había escuchado anteriormente en las más horribles de las conexiones... Yuggoth... el Gran Cthulhu... Tsathoggua... Yog-Sothoth... R'lyeh... Nyarlathotep... Azathoth... Hastur... Yian... Leng... el lago de Hali... Bethmoora... el Signo Amarillo... L'mur-Kathulos... Bran y el Magnum Innominandum...
Y me sentí movido a través de innombrables eones y dimensiones inconcebibles a los mundos de una entidad antigua y exterior la cual el autor del Necronomicon solo había adivinado de forma vaga... Hay todo un culto de hombres malvados (Un hombre de vuestra erudición mística sabrá a qué me refiero cuando los enlace con Hastur y el Signo Amarillo) devotos al propósito de rastrear y herir a otros en nombre de los monstruosos poderes de otras dimensiones..."
-H.P. Lovecraft, "El Susurrador en la Oscuridad".

También conocido como el Innombrable, Aquél que No Debe Ser Nombrado, Assatur, Xastur, Haaztre o Kaiwan; es quizás uno de los enigmas más grandes de los Mythos de Cthulhu. Su origen tuvo lugar no en la mitología de Lovecraft, si no en el relato "Haita el Pastor", escrito por Ambrose Bierce cuando H.P. Lovecraft solo tenía tres años de edad.
Originalmente descrito como una deidad benévola de los pastores, con el tiempo fue alterado por diversos autores hasta que llegó a manos de Lovecraft; quien convirtió al otrora dios benigno en una monstruosidad ignota e inclusive más perversa que el mismo Nyarlathotep o Cthulhu. August Derleth, parte del círculo de escritores que trabajaron en los Mythos de Cthulhu; escribió que Hastur era parte de la progenie de Yog-Sothoth y medio hermano del Gran Cthulhu.

El Rey Amarillo.
"La ambición de César y Napoleón palidece ante lo que no puede descansar hasta que se ha apoderado de las mentes de los hombres y controlado incluso los pensamientos que aún no han nacido... Es el Rey al que los emperadores sirven."
-Robert W. Chambers, "El Rey Amarillo".
Robert W. Chambers usó a Hastur desde 1895, en la serie de historias conocidas como "El Rey Amarillo", donde a la deidad se le menciona como un ser potencialmente sobrenatural en "El Signo Amarillo".
Aquí también se menciona a la ciudad de Carcosa, el lago Hali, y las estrellas de Aldebarán y las Hiades con relación a Hastur. Lovecraft leyó el libro de Chambers en 1927 y quedó tan admirado que añadió los elementos de éste a sus propias creaciones. 
Chambers presenta a Hastur como una entidad poderosa, insidiosa y con un deseo de dominación; al grado que busca lograr sus objetivos sembrando ese mismo deseo en las mentes de reyes, emperadores y conquistadores. El Rey Amarillo, avatar de Hastur, mora en la oscuridad de la ciudad de Carcosa; a orillas del Lago Hali en las Hiades. Sus descripciones parecen implicar que este lugar se encuentra en otra dimensión:
"A lo largo de la costa rompen las olas. Los soles gemelos se hunden bajo el lago. Las sombras crecen.
En Carcosa extraña es la noche en donde nacen las estrellas negras, y las extrañas lunas surcan los cielos. Pero más extraña es la Perdida Carcosa.
Canciones que las Híades entonarán. Donde ondean los harapos del Rey. El sonido debe permanecer sin escuchar en la Sombría Carcosa. Canción de mi alma, mi voz está muerta. Permanece sin ser pronunciada, que las lágrimas sin derramar se marchiten y mueran en la Perdida Carcosa.
-La Canción de Cassilda, en la segunda escena del primer acto del "Rey Amarillo".

El Rey Amarillo es un ser harapiento, vinculado a la misma Carcosa y con una motivación imposible de entender para las mentes humanas. No se sabe qué lo motiva, qué busca o cual es su deseo... pero aparece en la Tierra de vez en cuando. Puede despertar y reanimar a los muertos, poseer a los hombres y reclamar a aquellos que hacen tratos con él.
Se dice que el solo leer la obra del "Rey Amarillo" expone al lector a la influencia de este ser que si bien no aparece en las historias, está siempre presente con el Signo Amarillo.

Lovecraft, al igual que Chambers y Bierce; dotó a Hastur de una naturaleza ambigua y mística, pero le añadió la fatalidad y horror cósmico inherente del setting de los Mythos de Cthulhu. En "Horror Sobrenatural de la Literatura", Lovecraft escribe lo siguiente sobre el Signo Amarillo:
"...Tras tropezarme estúpidamente con el infernal y prohibido libro de horrores, los dos aprenden que entre otras cosas que ningún mortal sano debería saber; este talismán no es otro más que el Signo Amarillo, pasado de mano en mano por el culto maldito de Hastur desde la primigenia Carcosa..."

Así, Lovecraft se dedicó a convertir a Hastur en parte del panteón de los Primigenios y los Dioses Exteriores; trabajo que fue expandido por August Derleth, quien convirtió a Hastur en el engendro de Yog-Sothoth, Hermano de Cthulhu y posiblemente el Magnum Innominandum.
En los Mythos, Hastur cuenta con varios avatares:
El Devorador del Más Allá: Una monstruosidad negra y marchita, con tentáculos llenos de púas afiladas que pueden perforar cráneos y extraer el cerebro de sus víctimas.
El Rey Amarillo.
El Morador de las Profundidades.
Engendro de Azathoth.
Pareja de Shub-Niggurath y padre de Nug y Yeb.
Príncipe de los Primigenios.
El Sacerdote que no debe ser Mencionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada