jueves, 17 de agosto de 2017

Leshy - El que vive en el bosque.

El Leshy (que en ruso se traduce como "Él del bosque") es una deidad forestal de la mitología eslava, posiblemente otro nombre para la deidad del bosque Boruta o Borewit; a su vez derivada de la palabra rusa 'bor', que designa a un bosque de pinos. 
De acuerdo con el mito, el Leshy es un espíritu protector del bosque que habita en los pinos, es físicamente una figura colosal con cuernos y siempre se encuentra rodeado de animales como osos, cuervos, lobos y gatos monteses. Por lo regular son masculinos y con el poder de cambiar de forma, aunque existen versiones femeninas llamadas Leshachikhas, Leszachkas o Lesovikhas; mientras que los 'hijos' del Leshy son llamados Leshonski. De cuaqluier manera, estos espíritus salvajes son propensos a guiar a los viajeros a su perdición y robar a los niños; similar Chort, el "Negro" del panteón eslavo.

Hay quienes consideran al Leshy como un ser malvado enfurecido por la manera en que el hombre trata a los bosques; mientras que otros más lo ven como un ser temperamental similar al concepto de las hadas en la mitología de las islas británicas.
El Leshy cuenta con varios nombres honoríficos, entre los que se encuentran:
OH: "Él", que también es usado para referirse al diablo.
OH Cam: "Cómo Él."
Les Chestnoi: "El Honorable del Bosque."
Lesnoi Desushka o Dedushka-lesovoi: "Abuelo del Bosque."
Lesnoi Duk: "Espíritu del Bosque."
Lesnoi Dyadya: "Tío del Bosque."
Lesnoi Khozyain: "Amo del Bosque."
Lesnoi Zhitel: "El que vive en el Bosque."
Lesny Muzhik: "Hombre del Bosque."

De acuerdo con los mitos eslavos, cada bosque contaba con su propio guardián o Leshy, el cual habitaba las zonas más profundas y escabrosas de la forest; castigando a cualquier hombre que matara a un animal sin su permiso. Se decía que reinaba sobre las bestias, que todas las plantas, frutas y animales del bosque le pertenecían; y que su dominio sobre el éxito en la caza, la felicidad, las mascotas y los desposeídos era absoluto. Incluso, su poder dependía del tamaño y lo difícil del acceso a un bosque. Mientras más viejo y remoto, más poderoso era el Leshy que vivía en él.
Muchos cuentos hacen mención a viajeros que se pierden en el bosque y encuentran al Leshy, que dependiendo de las acciones y la consciencia del hombre en cuestión, lidiaba con ellos de manera acorde. Se le mostraba como un hombre de gran tamaño, cubierto de pieles de animales y se le representaba con el lobo y el ciervo. Quienes creían en él, sostenían que el Leshy era posiblemente una representación del dios Veles, una deidad antigua con forma de serpiente y enemiga mortal del dios eslavo del trueno, Perun; mientras que otros consideraban al Leshy como un sirviente del propio Veles.

El Leshy podía cambiar de forma a voluntad, por lo que rara vez era visto y los únicos indicativos de que se encontraba cerca era el sonido de una atronadora risa, silbido o canto en el bosque. Cuando se le veía, aparecía como un hombre alto con un rostro sobrenaturalmente pálido, con cabello que parecía hecho de agujas de pino y una piel con textura como de corteza de árbol. Los rasgos más representativos, sin embargo, eran la falta de oído, ceja y pestañas en el lado derecho de su rostro; y una cabeza puntiaguda.
En ciertas variantes del mito, aparecía con una barba hecha de pasto y hiedra, y también contaba con una cola y las pezuñas y cuernos de un ciervo macho. Por lo regular iba acompañado de un lobo o un oso, y recorría la tierra cargando un fuerte mazo hecho de roble para expresar que era el amo y señor del bosque. Una manera fácil de reconocerlo cuando usaba sus disfraces, era la falta de sombra.

Los poderes del señor del bosque.
Al ser un dios del bosque, el Leshy contaba con una amplia gama de poderes y habilidades sobrenaturales. Por ejemplo, protegía a los animales y aves del bosque, los cuales migraban cuando el Leshy así se los pedía. Podía cambiar de formas, y como un humano era fácil descubrirlo porque no producía sombra, sus ojos brillaban con un fulgor verde y sus zapatos siempre iban al revés.
Se decía que quienes entablaban amistad con un Leshy podían descubrir los secretos de la magia, y por ello los pastores y granjeros hacían pactos con él para proteger sus cultivos y rebaños. El Leshy podía hacer que alguien se perdiera en el bosque, causar enfermedades y matar de risa a una persona. También eran asiduos a ocultar las hachas de leñadores y las armas de los cazadores. Cuando alguien se perdía en el bosque, era porque un Leshy se le había cruzado en el camino; y la única forma de salir sano y salvo era cambiarse las ropas al revés y ponerse los zapatos en el pie opuesto.
Los Leshiye eran maliciosos, como las hadas. Sus gritos volvían locos a aquellos que los oían, y también contaban con el poder de imitar las voces de los seres queridos de un hombre perdido para atraerlo a su cueva; donde el Leshy podría matarlo. Otros rasgos eran que disfrutaban el quitar los letreros de los caminos, torturar a los hombres y secuestrar a las mujeres jóvenes; aunque de igual manera podían evitar que el ganado se acercara al bosque para evitar que se perdiera. 
Se decía que para hacer un pacto con un Leshy, un granjero o pastor debía entregarle una cruz y compartir la comunión con él luego de una misa cristiana. Estos pactos supuestamente le daban a una persona poderes sobrenaturales sobre el bosque y las bestias que vivían en él.

El Leshy en el Diccionario Infernal.
El Leshy aparece como un demonio en el Diccionario Infernal, donde se le describe como una criatura similar a los spriggans o las ninfas. Protege a los árboles, las aves y las bestias; y se manifiesta como un hombre de piel azul, con las astas de un ciervo, cabello verde y una barba hecha de musgo. 

El Leshy en la cultura popular.
El Leshy, Leszy o Leshen aparece en una infinidad de medios. Por ejepmlo, en el poema "Ruslan y Lyudmila" de Alexander Pushkin, aparece una referencia a los milagros donde habita el Leshy. El escritor Anton Chekov escribió una comedia de cuatro actos que hablaba del Leshy, y que se titulaba como "El Demonio del Bosque". 
En el cómic Hellboy: Darkness Calls, el Leshy aparece como un espíritu parecido a un oso, el cual le permite a Hellboy el pasar la noche en el bosque para evitar a la bruja Baba Yaga. En la música, aparece en canciones homónimas del grupo de trance Parus o en las composiciones de la banda de metal rusa, Arkona. También se le muestra en la serie Supernatural, en la quinta temporada; donde actúa como un dios pagano con la forma de cambiar de forma.

El Leshy aparece en los libros del escritor Andrzej Sapkowski, los cuales inspiraron posteriormente la creación de la saga de videojuegos de "The Witcher":
En The Witcher 3, los Leshy o Leshens, aparecen como antiguos y poderosos espíritus del bosque con una apariencia vagamente humanoide, brazos como ramas de árboles y el cráneo de un ciervo en lugar de una cabeza. En las mecánicas del juego, el Leshy puede invocar cuervos o una manada de lobos, y la única forma de destruirlo es si se mata a su familiar o se destruyen sus tótems para limpiar a un bosque de su presencia.

"Los humanos siempre se han sentido fascinados por los bosques salvajes... al vivir en sus cercanías, han aparecido cuentos sobre criaturas feroces y benignas, amigables y hostiles. Al adentrarse en el bosque, el respeto por lo desconocido comenzó a disminuir. Los árboles fueron hechos leña, se construyeron caseríos de roca. Y conforme la pestilencia del hombre crecía más y más, también lo hacía la cólera del bosque y sus habitantes.

En el corazón del bosque yace un secreto. En un lugar nacido de la oscuridad y la naturaleza primitiva, reside un poderoso y aterrador guardián. Inumne al acero del hombre, se cree que el leshen es la forma en que la naturaleza protege al bosque y a los animales que viven en él de la amenaza que suponen los hombres al adentrarse en las tierras salvajes.

Junto con los animales que comanda, el Leshen es una fuerza digna de ser tomada en consideración. A veces venerado, este ser puede sanar a las bestias e invocar nekkers o cuervos para proteger el bosque. Sus ataques son lentos, pero mortales... cuida no terminar enredado por sus raíces subterráneas."
-Texto del sitio web de The Witcher 3.

1 comentario: