sábado, 30 de mayo de 2015

Muñecos poseídos.

Chucky, el antagonista de "Child's Play".
Un sub-género del horror particularmente popular entre los jóvenes, es aquél que muestra la existencia y el terror traído por la posesión de espíritus o entidades demoníacas en cosas tan inocentes e inofensivas como juguetes y muñecos.
Películas como la trilogía de Chucky, la saga Puppet Master y ¿Dolly Dearest, han perpetuado el miedo del público hacia la idea de un muñeco poseído por el alma de un asesino o un demonio; mientras que filmes como Poltergeist o Annabelle han creado la idea popular de que muchas veces los encuentros con lo sobrenatural pueden corromper los inocuos juguetes de los niños que habitan un hogar.
La verdad es que, en la vida real ha habido incontables historias de muñecos que han sido poseídos o han causado desgracias a lo largo de décadas; y que hacen ver a los ya mencionados Chucky y Annabelle como figuritas inofensivas. Nombres como Robert o Annabelle ya son conocidos entre los amantes del miedo y el misterio, mientras que otros como Pupa o los muñecos de Pennsylvania resultan completamente desconocidos pero no menos aterradores que los dos mencionados previamente.

Los diablitos de Nueva Orleans.
Del Bebé Demonio de Nueva Orleans ya se ha hablado en este blog, pero en esta ocasión se contará la historia de las réplicas que pueden encontrarse en la ciudad. Tras el pánico en masa producido por los encuentros con el Bebé Demonio, los habitantes de Nueva Orleans comenzaron a tallar muñecos con la figura del infernal ser, con la idea de atemorizarlo.
Algunos de estos muñecos existen hasta la fecha, pero son extremadamente raros y muy caros. Aunque a comienzos del siglo XX, empezaron a aparecer muñecos como el mostrado arriba; réplicas supuestamente "idénticas" al Bebé Demonio, al grado de que se dice están poseídos por espíritus oscuros o el Bebé Demonio mismo.
Quienes han comprado estos muñecos, mencionan que son malévolos, que siguen a las personas con la vista y a veces se mueven por sí solos. Cabe mencionar que estos juguetes vienen con advertencias al comprador, mencionando los sucesos sobrenaturales que pueden ocurrir si se les adquiere.

Elmo.
En el año 2008, la familia Bowman compró un muñeco de la marca "Elmo Sabe tu nombre", el cual podía ser programado para recitar el nombre de su dueño junto con algunas otras frases personalizadas. De manera perturbadora, Elmo no solo empezó a repetir el nombre del pequeño de dos años a quien se le compró, James, si no que había comenzado a cantar "¡Matar a James!"al cabo de unos días.
Cabe mencionar que el muñeco comenzó a lanzar amenazas de muerte luego de que se le cambiaran las baterías por primera vez, y que la empresa Fisher-Price le ofreció a los Bowman un vale para cambiar el muñeco por uno nuevo.

Okiku.
La historia de Okiku se remonta a 1918, cuando un joven de 17 años llamado Ekichi Suzuki compró la muñeca al visitar una exhibición marítima en la ciudad de Sapporo, Japón. Obtuvo la muñeca en la calle de Tanuki-koji, una popular avenida turística y de negocios en la ciudad; y se la regaló a su pequeña hermana de dos años llamada... Okiku.
La niña amaba la muñeca y jugaba con ella todos los días, hasta que al año siguiente murió víctima de un fuerte resfriado. Tras la muerte de Okiku, la familia Suzuki colocó la muñeca en un altar doméstico y comenzaron a rezarle cada día para pedir por el descanso eterno de la niña. Luego de un tiempo, los Suzuki se dieron cuenta de que el cabello de la muñeca comenzaba a crecer; cosa que tomaron como un signo de que el espíritu de la pequeña Okiku había tomado posesión del objeto.

Letta.
En 1972, Kerry Walton encontró una vieja marioneta oculta bajo el porche de un edificio abandonado. De acuerdo con psíquicos que han analizado el juguete, fue hecho doscientos años atrás por un gitano romaní, a la memoria de su hijo que había fallecido ahogado.
La tradición gitana menciona la idea de la transferencia de espíritus, y que los juguetes por lo usual actúan como receptáculos para las almas de los muertos. Letta tiene cabello humano verdadero, y en el interior de su cabeza hay una réplica en madera de un cerebro humano
Letta es capaz de producir toda clase de fenómenos: llueve cuando el muñeco es sacado al aire libre, hace caer los cuadros en las habitaciones a donde es movido, los perros se tornan agresivos en su presencia y es capaz de producir un sentimiento de tristeza en quienes lo ven. Se dice que Letta puede moverse por sí mismo, cambiando de posición durante la noche y que incluso tiene un "pulso", como si un corazón latiera dentro de él.

Los muñecos de la cámara.
Propiedad de una familia en Pennsylvania, Estados Unidos; este grupo de ocho muñecos está habitado por espíritus o entidades y es monitoreado constantemente por una cámara de vigilancia que transmite señales a internet.
Ocasionalmente, la señal de la cámara falla o registra extraños sucesos. Por ejemplo, en el año 2009 captó lo que parece ser la imagen de un niño pequeño al fondo de la escalera que conduce al ático de los muñecos.

Pupa.
Esta muñeca, que data de la década de 1920, fue hecha en Italia como réplica de su dueña, una niña de cinco años que habitaba la localidad de Trieste. Pupa sobrevivió la Segunda Guerra Mundial sin daño, e inclusive acompañó a su dueña cuando ésta migró a lo largo de Europa y a Estados Unidos durante los años siguientes al conflicto.
La muñeca fue donada a un museo luego del fallecimiento de su dueña en el 2005, y desde entonces ha sido objeto de varios sucesos paranormales. Se dice que su expresión cambia, que puede mostrar un gran rango de emociones y que se puede mover sola. A veces empuja objetos a su alrededor, y al parecer odia estar encerrada; pues tiende a golpear el cristal del exhibidor donde se encuentra. En más de una ocasión, personal del museo ha visto a la muñeca presionando su mano contra el vidrio, o con las piernas cruzadas.

La muñeca de Singapur.
Esta muñeca fue encontrada en una vía popular de Singapur, y el principal detalle en ella es la tela atada sobre sus ojos y que reza "bismillah", en árabe; lo cual se cree es una trampa para evitar que el djinn que habita su interior siga al dueño a su casa.
De acuerdo con el usuario de twitter que la encontró, la muñeca está poseída y se mueve cuando su dueño no está en casa, que puede ser escuchada hablando sola y que tiene la voz de una mujer adulta que habla en idioma malayo. Se le retiró la venda de los ojos, y su expresión parece enfurecida.

Peggy.
Jayne Harris, dueña de un negocio llamado "Haunted Dolls" en Inglaterra, recibió a Peggy como donación de una persona aterrorizada y convencida de que la muñeca era culpable de una serie de pesadillas espeluznantes; y que incluso los sacerdotes de la parroquia local fueron incapaces de ahuyentar a la presencia que habitaba la muñeca.
Tras que Jayne la expuso en su tienda, comenzó a recibir reportes de docenas de personas que habían tenido reacciones adversas a ver fotografías o videos de la muñeca. Cerca de 80 reportes que van desde errores en computadoras, jaquecas agudas, sensaciones de terror súbito hasta la aparición de presencias invisibles en las habitaciones de quienes ven a la muñeca.
Una mujer inclusive sufrió un paro cardiaco luego de ver un video donde Jayne aparece con Peggy en un automóvil; y un grupo de psíquicos que analizaron a la muñeca dicen que en ella hay un espíritu incapaz de descansar, frustrada y que fue perseguida en vida.
Nota: al escribir esta parte del artículo, ocurrieron ciertas cosas curiosas. Mi internet se desconectó varias veces al buscar imágenes de Peggy, y por alguna razón no pude subir una imagen acompañante en seis intentos diferentes. 
La imagen de Peggy, así como su historia, pueden encontrarse en este enlace: http://www.inquisitr.com/2018481/peggy-the-haunted-doll-video-of-evil-spirit-possessed-doll-causes-viewers-to-have-chest-pains-nausea-and-headaches/

jueves, 28 de mayo de 2015

El embrujo del Queen Mary.

El Queen Mary.
El RMS Queen Mary zarpó por primera vez  el 27 de mayo de 1936, como un trasatlántico de lujo y la nave más grande de su tiempo; una maravilla de ingeniería naval que no solo desempeñó múltiples viajes a lo largo del Atlántico, si no que incluso fue usada como una nave de transporte durante la Segunda Guerra Mundial.
Tras el final de la guerra, el Queen Mary volvió a ser modificado y puesto de nuevo en servicio como un crucero, al menos hasta mediados de la década de los sesenta; cuando el uso de jets facilitó y redujo los tiempos de viaje a lo largo del océano Atlántico. El 31 de octubre de 1967, el Queen Mary zarpó por última vez de Southampton y llegó a su destino final, Long Beach, California; donde permanece desde entonces.
Hasta la actualidad, el Queen Mary permanece como un importante destino turístico y museo; siendo incluso reconocido en el Registro Nacional de Lugares Históricos de los Estados Unidos. Si bien gran parte de su maquinaria fue removida, dejando a la nave varada para siempre; otras partes de su larga historia como transporte, crucero y nave militar permanecen en sus corredores y cubiertas...

Los espíritus del Queen Mary.
Se sabe que cerca de 49 personas murieron durante el tiempo que el Queen Mary funcionó como un crucero de lujo, y que cerca del 75% fueron de trabajadores, con el resto siendo pasajeros. No hay un número conocido sobre si soldados o prisioneros de guerra murieron durante su uso como nave de transporte en la Segunda Guerra Mundial; 
El primer fantasma se encuentra en la habitación B340, la cual incluso dejó de ser alquilada a huéspedes por la gran cantidad de sucesos paranormales que se suscitan en ella. Los empleados y guías de turistas que trabajan en la nave creen que en ella puede encontrarse el alma de un viajero asesinado, mismo que abre las llaves del agua en el baño, arroja las cobijas de la cama y ha obligado a que se retire gran parte del mobiliario para evitar que lo mueva o lo arroje.

El segundo espíritu más notable es el llamado John Pedder, un bombero en la sala de máquinas que fue aplastado por la puerta 13 del barco. La historia cuenta que durante emergencias, las puertas de seguridad se cerraban para evitar que la nave se hundiera; y que los empleados solían apostar para ver quién podía cruzar la puerta más veces antes de que se cerrara. En una de estas ocasiones, Pedder fue aplastado al cerrarse la puerta sobre él.
Desde entonces, un hombre de barba y vestido con overoles azules es visto caminando por el pasillo y desvaneciéndose al llegar a la puerta 13. En el tour de leyendas que se da en el barco, los guías se refieren a él como "Harry Media Compuerta"; aunque su nombre verdadero aparece en la lista de empleados fallecidos que se encuentra colgada en la enfermería del barco.
La piscina de primera clase.
La famosa piscina de primera clase es quizás el punto más embrujado de la Queen Mary; y donde supuestamente se aparecen espíritus de personas que se ahogaron en ella, aunque en el barco no se tienen registros de personas que hayan muerto en ese lugar.
Los fantasmas vistos en la piscina parecen ser exclusivamente femeninos: varias mujeres adultas y una niña pequeña, que falleció en la antigua piscina de primera clase y que si bien se manifiesta en toda la nave, parece concentrar sus apariciones en esta sala. En los vestidores hay algo que ha sido descrito por médiums y psíquicos como "un vórtice de energía negativa", y donde se aparecen figuras entre las sombras, mismas que han sido captadas por la cámara de vigilancia de la piscina.

En la sala de boilers, mismos que ya han sido removidos desde hace años; hay varias historias sobre trabajadores fantasmales que aún acechan en las noches, la misma niña fantasma de la piscina y una que otra presencia invisible en la enorme habitación que hoy funciona como salón de conferencias.
Curiosamente, el Queen Mary fue conocido como "El Fantasma Gris" en la Segunda Guerra Mundial; y en alguna ocasión hundió a una nave escolta al chocar con ella. Se dice que en la proa del barco, pueden escucharse los gritos de auxilio de aquellos que perecieron en el accidente.

domingo, 24 de mayo de 2015

Mythos de Cthulhu no.8 - Los Perros de Tindalos.

"Todo el mal en el universo se concentra en esos cuerpos delgados y famélicos...
¿O sí tienen cuerpos? Los ví solo por un momento. no puedo estar seguro.
Pero los escuché respirar. E indescriptiblemente pude percibir su aliento en mi
rostro... giraron hacia mí y huí gritando. En ese momento corrí por el tiempo.
Huí por quintillones de años.
Pero me olieron, El hombre despierta en ellos un hambre cósmica."
-Frank Belknap Long, "Los Perros de Tindalos".

Entre la multitud de criaturas, demonios y seres ignotos que pululan en la cosmología de los Mythos de Cthulhu, creados por H.P. Lovecraft y modificados a lo largo del siglo XX por incontables autores; pocos seres son tan temidos como los depredadores cósmicos simplemente conocidos como Los Perros de Tindalos.
Fueron creados por Frank Belknap Long en la historia corta del mismo nombre, en 1929, y añadidos a la mitología del genio de Providence en la historia "El que susurra en la oscuridad", de 1931.

Los Perros de Tindalos son descritos como entidades de apariencia vagamente canina, una cruda caricatura de un perro o un lobo, delgados y eternamente hambrientos; seres sobrenaturales que solo pueden habitar y manifestarse en el cosmos a través de los ángulos del tiempo (a diferencia de la vida común, que se manifiesta en curvas).


El nombre mismo sirve para enmascarar su identidad, y en palabras del protagonista de la historia: "enmascarar su vileza", que en realidad son similares a murciélagos e inclusive que son cosas peores. Otra teoría es que el nombre de Perros de Tindalos hace referencia a sus hábitos de cacería y la capacidad de olfatear a sus víctimas como sabuesos, y no tanto a su aspecto.
Son inmortales y la vida natural les produce un hambre descomunal, al grado de que seguirán a sus víctimas a través del tiempo y el espacio con el fin de atraparlas. La similitud de un Perro de Tindalos con los canes verdaderos acaba en el nombre; pues son bestias monstruosas, con lenguas largas terminadas en probóscides con las cuales drenan a sus víctimas; y una capacidad sobrenatural para distorsionarse y acceder a la realidad.
Un Perro de Tindalos debe materializarse a través de una esquina o ángulo de menos de 120 grados, aparece primero como humo saliendo de la esquina y finalmente emerge de forma física, listo para atacar a su presa.

sábado, 23 de mayo de 2015

La muñeca de la casa Aldrich.

La casa Downes-Aldrich.
Construida en 1891 en el distrito de Crockett, Texas; la casa Downes-Aldrich es una propiedad de estilo victoriano que fue hogar de algunos de los primeros pobladores de la región. La casa es rica en historia, y de acuerdo con residentes anteriores, también es hogar de una extraña presencia que posiblemente pertenezca a uno de sus primeros ocupantes.
La casa está llena de antigüedades dejadas por las familias Downes y Aldrich, así como objetos donados por residentes de Crockett; cosa que de acuerdo a algunos investigadores que han estado en la casa, ha servido para atraer espíritus ligados a dichos artículos. Ya que desde hace años, las personas que han trabajado en la propiedad (ahora una edificación histórica y atractivo turístico) reportan toda clase de extraños incidentes que van desde objetos que cambian de lugar misteriosamente hasta encuentros con espíritus que han obligado a más de uno a renunciar.

Sin embargo, la principal fuente de actividad sobrenatural en la casa es una muñeca que se encuentra encerrada en el ático, y que muchas veces puede ser vista en varias ventanas de la casa, como si observara las zonas que rodean la construcción. Curiosamente, la muñeca cambia de lugar constantemente y ningún empleado ha aceptado tener la labor de moverla.
Inclusive, algunos trabajadores dicen que la muñeca tiene mente propia, y que de vez en cuando pierde la cabeza; misma que aparece en otros lados de la casa al cabo de unos días. Se cree que la muñeca es capaz de moverse, que acompaña por lo regular a una presencia juguetona que tiende a percibirse en especial cuando la gente está sola, y que podría ser el espíritu de algún miembro de las familias que vivieron ahi.
La página Texas Escapes tiene una fotografía que supuestamente pertenece a la muñeca, en la cual se puede apreciar como se asoma por la ventana del ático.

El hotel Baker.

El hotel Baker.
Ubicado en la ciudad de Mineral Wells, Texas; el hotel Baker es en la actualidad una ruina abandonada y llena de historias de fantasmas; solo una sombra de su época de gloria a comienzos del siglo XX.
El hotel era considerado el mayor éxito en el estado de Texas, pues no solo sobrevivió al golpe de la gran depresión, si no a la década posterior plagada de problemas financieros y a la segunda guerra mundial. Su historia comenzó cuando en 1925, el hotel Crazy Water fue destruido por el fuego y un empresario de nombre T.B. Baker decidió construir un gran hotel que lo reemplazara.
Cuando fue terminado en 1929, el hotel Baker tenía catorce pisos, 460 habitaciones, dos spas y una piscina olímpica que rivalizaba a cualquier hotel en Nueva York o Los Ángeles.
Fue visitado por múltiples celebridades de la época como Clark Gable, Judy Garland, Marlene Dietrich, Jack Dempsey y los tres chiflados; entre otros que perpetuaron el éxito del hotel a lo largo de la década posterior a la gran depresión y hasta la Segunda Guerra Mundial; cuando gracias a la construcción de una base cercana llamada Fort Wolters, la actividad del hotel se intensificó por el tránsito incrementado en la zona.
En la década de 1950, T.B. Baker se retiró y dejó el hotel a cargo de su sobrino, Earl Baker, que eventualmente cerró el hotel el 30 de abril de 1963. Sin embargo, un grupo de personas de la comunidad se encargó de reabrir el hotel en 1965, aunque dicha tarea falló a largo plazo, pues el hotel registró poca actividad y se vio obligado a cerrar en 1970 por falta de ingresos.
De manera irónica, Earl Baker visitó el hotel por última vez en 1967 y falleció en una de sus habitaciones el 3 de diciembre de ese año; víctima de un infarto fulminante. 
Para 1973, el ejército cerró Fort Wolters y selló el destino no solo del hotel Baker, si no de la población de Mineral Wells. Para los últimos años de la década, la ciudad ya había perdido a un tercio de su población y en 1985 sufrió un golpe económico del cual no se recupera totalmente hasta la actualidad.

Los fantasmas del Baker.
Al igual que cualquier otro hotel con mucha historia, los relatos de aparecidos no se hicieron esperar en las inmediaciones del Baker. El primer reporte es el de una mujer que se manifiesta en el séptimo piso; que fue vista por primera vez en 1950 y se cree es el espíritu de una amante del administrador del hotel.
Se dice que se suicidó saltando desde el techo del edificio, hecho que no ha sido verificado pero se sabe que la mujer se hospedaba en una suite de lujo en la esquina sureste del séptimo piso. Muchos visitantes, trabajadores y exploradores urbanos que han estado en el Baker dicen haber olido su perfume, y que el espíritu tiende a coquetear con hombres de su agrado.
Hace unos años, una mujer que laboró como mucama en el hotel reportó haber visto que en la habitación de la mujer aparecían manchas de lápiz labial en los cristales y espejos; inclusive en épocas que la habitación se encontraba vacía.
La encargada de los tours al edificio en fines de semana, cuenta que en varias noches ha podido escuchar el inconfundible sonido de una mujer caminando con tacones altos por el lobby. Pensando que se trataba de alguna colaboradora, la llamó por su nombre sin éxito alguno. El sonido se detuvo repentinamente y tras una rápida investigación, la encargada se dio cuenta de que estaba sola en la construcción.
Un ex-empleado del hotel cuenta una historia sobre un encuentro con lo sobrenatural durante la época navideña. De acuerdo al hombre, se encontraba arreglando luces navideñas en el séptimo piso, cuando escuchó unos pasos en dirección a él. Al voltear hacia el pasillo de donde provenía el sonido, se dio cuenta de que estaba solo; así que le suplicó a los fantasmas que lo dejaran trabajar en paz, que no quería hacerles daño. Desde esa noche, jamás hubo incidentes eléctricos en la zona.

Otro incidente con los espíritus del Baker tuvieron lugar durante la segunda guerra mundial; cuando un grupo de soldados y sus esposas entraron en una habitación conocida como el "Salón Brazos", que era un salón de baile en el primer piso. Una mujer del grupo se detuvo, miró a su esposo y le preguntó que si había escuchado algo.
Fue entonces que el resto del grupo escuchó ruidos a la distancia: platos y cubiertos tintineando, sonidos de voces y música de orquesta al fondo del salón. A lo largo de los años, muchas personas reportaron haber escuchado estos ruidos; una especie de eco de las épocas de gloria del hotel.
Una joven que trabajaba en el banco local, que daba hacia el hotel; dijo que ella y sus compañeros habían visto que las ventanas del edificio se abrían de vez en cuando y se cerraban por sí solas. Cosa que primero se achacó a un vigilante o encargado de mantenimiento haciendo sus rondas, pero al preguntarle posteriormente a vigilante que impedía el acceso al hotel; éste les contó que no había personal de mantenimiento trabajando en el Baker desde su cierre en 1970, y que no existía una explicación para el fenómeno de las ventanas.

Las investigaciones.
Desde 1990, varios grupos de investigadores, exploradores urbanos, cazafantasmas y entusiastas de lo sobrenatural han conseguido acceso al Baker; y casi todos ellos han experimentado encuentros con lo inexplicable en los pasillos y salones del viejo edificio.
Una psíquica que visitó la construcción confirmó que el Baker estaba embrujado, pero no por personas que hubiesen muerto ahí; si no por aquellos que después de la muerte regresaron a él porque representaba algo importante en sus vidas; y que si bien la mayoría de los espectros que plagan el lugar no quieren ser vistos o escuchados, hay uno en particular que busca tener contacto con las personas.
El espíritu es el de un niño de entre seis y ocho años, y que de acuerdo a la psíquica murió en una habitación en 1933; producto de una fuerte leucemia. El niño va acompañado de un perro lanudo, rebota una pelota de plástico para llamar la atención y que constantemente es "supervisado" por el fantasma de una anciana desconocida que se mantiene cerca de él.
La psíquica dice que hay otro fantasma que por alguna razón quedó en el Baker, el de un piloto de helicóptero en Fort Wolters y que murió en un choque aéreo en Fort Rucker, Alabama; y que por causas desconocidas volvió al hotel.

Otros investigadores han captado cientos de orbs en áreas como el sótano y los pisos superiores; masas de niebla en el salón de baile del piso catorce e inclusive la "imagen" de una anciana en una silla de ruedas en el extremo sur del salón de baile. Según un psíquico, la mujer se lamentaba, repitiendo "No puedo hacerlo" constantemente.
Hay una presencia al final del corredor oeste del quinto piso que busca hacer enfermar a las personas, produciéndoles ataques de tos y una sensación de asfixia si se acercan al sitio. En el otro extremo, al norte del piso, aparece una mujer joven que gusta de seguir a los hombres en los grupos y que 'acosa' a aquellos que le gustan en particular. Otra investigadora dijo que sintió a un espectro tomándola de la mano y tratando de "guiarla" a un salón de baile.
Posteriormente, un psíquico confirmó la presencia negativa en el quinto piso; y explicó que se trataba de un hombre grande y gordo, que quería que todos se fueran del lugar. El mismo psíquico mencionó que había una fuerte impresión de sufrimiento y enfermedad en el área.
Una cámara con sensores de movimiento en el salón Brazos captó cerca de 150 objetos moviéndose en la zona de baile a lo largo de cuatro horas, ¿quizás una repetición fantasmal de algún baile ocurrido en el pasado?
En el elevador del sótano se capturó una psicofonía de un hombre gritando de dolor. Otro grupo volvió a grabar el mismo sonido en el año 2001; en una investigación en que una joven sufrió violentos e inexplicables ataques de vómito hasta que salió del lugar.
En mayo de ese mismo año, un equipo de estudiantes de la preparatoria local pasó una noche de sábado en el Baker; y además de fotografiar cientos de orbs, capturaron la imagen de una mujer con largo cabello rubio.

viernes, 22 de mayo de 2015

Los fantasmas nucleares de Chernobil.

Acceso a una zona cercana a la central de Chernobil,
advirtiendo la radiación en el aire.
La mañana del 26 de abril de 1986, el mundo despertó con la noticia de que en Chernobil, Ucrania; había ocurrido el desastre nuclear más grande del que se tuviese conocimiento en la historia. 
A la 1:23 de la mañana, el reactor número cuatro de la planta de energía nuclear en Chernobil sufrió una catastrófica explosión de vapor que desencadenó un incendio y explosiones múltiples; que fueron seguidas por una fusión nuclear. La planta explotó y lanzó al aire una columna de ceniza radioactiva que no solo convirtió Chernobil y las poblaciones cercanas en zonas inhabitables; si no que se extendió a lo largo del oeste de la Unión Soviética, Europa continental, los países nórdicos, el Reino Unido, Irlanda e inclusive la costa este de Norteamérica en 48 horas.
De acuerdo a investigadores y científicos, la lluvia radioactiva fue cuatro veces mayor a la de Hiroshima y Nagasaki, y fue la primera vez en que ocurrió un evento de nivel siete, que hasta entonces solo había sido un desastre hipotético en la escala de Eventos Nucleares Internacionales.

Para lidiar con la fusión y los incendios que redujeron la planta a un armatoste achicharrado, el gobierno soviético envió una flotilla de helicópteros para lanzar toneladas de arena, arcilla, plomo y otros químicos y materiales con el fin de apagar las llamas. Esto se logró alrededor de las cinco de la mañana, pero el fuego que ardía en el reactor continuó encendido por varias horas más.
Sin saber a qué se enfrentaban en sí, y creyendo que solo se trataba de un incendio eléctrico; los bomberos de la localidad acudieron a intentar apagar las llamas, cosa que resultó en la muerte de todos ellos tras exposiciones a dosis letales de radiación.
El reactor nuclear 4 tras la explosión.
Hubo ligeras lluvias radioactivas que cayeron en zonas tan alejadas como Irlanda. Más de trescientos mil personas fueron evacuadas de las poblaciones aledañas, con más del doble de ese número expuesto a la radiación.
De los trabajadores y habitantes de las inmediaciones de Chernobil, hubo 47 muertes entre trabajadores y 9 niños en una guardería local afectados con cáncer de tiroides. A esas muertes se sumaron más de cuatro mil relacionadas a la exposición, mientras que el bosque que rodeaba la población de Pripyat sesecó y adoptó un color rojizo. Los caballos y ganado que fueron dejados a su suerte durante la evacuación murieron tras que sus tiroides sucumbieron a la radiación.
Algunos animales domésticos como puercos, vacas, perros y gatos sobrevivieron con mutaciones que inclusive se continúan dando entre su progenie hasta la actualidad. Los animales salvajes en la zona murieron o eventualmente dejaron de reproducirse tras quedar estériles, mutados o deformados por las partículas radioactivas en el ambiente.

Tras el desastre, el gobierno ordenó el cierre de los reactores 5 y 6, el reactor 4 fue sellado con cerca de 300 metros de concreto colocado entre la zona del desastre y los edificios aún operacionales. La planta de Chernobil continuó operando hasta el 15 de diciembre del 2000, cuando el presidente Leonid Kuchma apagó el último reactor funcional, el número 3.
Después de eso, hubo decenas de operativos gubernamentales en las ciudades fantasma que rodean la zona del desastre. Pripyat, por ejemplo, se ha convertido en una ciudad fantasma, cubierta de vegetación y en la cual poco a poco comienzan a aparecer poblaciones de lobos, cerdos salvajes, ciervos y fauna que se considera extinta o escasa en otras áreas de Europa. Hay cerca de 400 personas habitando la zona cercana al reactor, a los cuales se les otorgó el permiso de habitar ahí siempre y cuando no soliciten dinero o ayuda al gobierno ucraniano si es que se enferman por la radiación.
De manera curiosa, gracias a la férrea actitud del gobierno soviético entonces, la evidencia de daños y mutaciones producidas por la radiación, lo trágico de la explosión y el abandono de Pripyat y otras ciudades; existen varias leyendas surgidas a lo largo de los años sobre cosas desconocidas, extrañas e inclusive malignas que plagan la Zona de Exclusión de Chernobil y las ciudades fantasmas...

El ave negra de Chernobil.
A comienzos de abril de 1986, los habitantes y trabajadores de la planta nuclear de Chernobil comenzaron a experimentar una serie de eventos sobrenaturales. El primero, fue el avistamiento de una extraña criatura voladora, descrita como un ave gigantesca o un hombre sin cabeza que solía trazar círculos sobre el reactor que explotaría eventualmente a fin de mes.
La noche del siniestro, los bomberos que acudieron a apagar el incendio y que perdieron sus vidas por la radiación; dijeron haber visto al ave sobrevolando la columna de humo irradiado que brotaba del reactor.
Quienes sobrevivieron a la explosión y los meses siguientes, han declarado haber sufrido de pesadillas, llamadas amenazantes y visiones apocalpticas que coinciden con las descritas por aquellos que vieron al Mothman en Point Pleasant, Estados Unidos, antes del colapso del puente Silver en 1958; lo que ha llevado a varios entusiastas de la criptozoología y la ufología a creer que puede tratarse de una manifestación más de esta criatura.

Los espíritus de Pripyat.
La ciudad fantasma de Pripyat.
Fundada en 1970, Pripyat fue una pequeña ciudad construida para los trabajadores de la planta nuclear y sus familias. Antes del accidente, era un orgullo para la Unión Soviética: una población de cincuenta mil y toda clase de complejos, desde apartamentos de lujo, centros culturales, piscinas olímpicas, cines, tiendas e inclusive un estadio.
El 27 de abril de 1986, las autoridades soviéticas ordenaron la evacuación de la ciudad para evitar víctimas, aunque la orden llegó demasiado tarde. Los pobladores ya habían sido contaminados por radiación, y muchos de ellos sufrieron dosis letales de radiación que produjeron tumores, cáncer de tiroides y toda clase de enfermedades que hasta hoy tienen lugar en sus descendientes.
Sin nadie que la mantuviera funcionando, no tardó para que Pripyat comenzara a decaer: la naturaleza empezó a reclamar los caminos y fachadas de edificios, el agua de lluvia terminó por derrumbar tejados y los fríos inviernos europeos dañaron las estructuras de las construcciones. En la actualidad, Pripyat es famosa por ser la ciudad fantasma más popular del mundo, y es un popular destino turístico en Ucrania luego de que los niveles de radiación en el aire han disminuido.
Parte del atractivo de Pripyat son las historias de fantasmas que tienen lugar en ella: sombras que se mueven entre los edificios, rostros fantasmales que aparecen asomándose a las ventanas e inclusive espíritus infantiles que juegan en los parques de diversiones y escuelas que hoy yacen abandonados.

Un encuentro en particular espeluznante es el que tuvo un físico nuclear llamado Andrei Kharsukhov, que visitó la planta nuclear de Chernobil en 1997:

"Llegué a la planta abandonada a las 7:30 am. Procedí de inmediato al sarcófago del Reactor Cuatro, donde tuvo lugar la explosión. Naturalmente no podía entrar por la radiación, así que permanecí cerca de la puerta tomando mediciones de radiación ambiental.
Sabía que no podía haber nadie en el interior del viejo reactor, pero aún así podía escuchar el sonido de alguien gritando, pidiendo ayuda desde el interior y diciendo que había un incendio adentro. Corrí para contarle al personal de vigilancia, pero me dijeron que yo era la única persona que había entrado hasta ese punto en tres años; y que solo se puede acceder al centro del reactor por la puerta donde yo estaba. Si alguien se hubiese metido al reactor y yo no me hubiese percatado, de inmediato se habrían disparado alarmas avisando de una irrupción. 
La puerta del reactor requiere una contraseña y huellas digitales, pero aún así... alguien o algo estaba adentro "

En el año 2009, el equipo de investigación del programa televisivo estadounidense, "Destination Truth" condujo una investigación en Chernobil y Pripyat. Lograron registrar una figura humana con una cámara térmica en el interior del reactor. 

jueves, 21 de mayo de 2015

Fleshgaits.


Famosos en foros de internet como 4chan, los Fleshgaits (del inglés "flesh", carne; y "gait", postura o movimiento) son una especie de críptidos con la perturbadora habilidad o poder sobrenatural de adoptar formas humanas o animales; imitar voces e inclusive copiar el comportamiento de una persona en específico.
Según varias teorías, el Fleshgait puede hacer esto al matar a una persona y después ocupar su cuerpo o piel, similar a la película "Invasion of the Body Snatchers". No se sabe a ciencia cierta como logran ocupar un cuerpo, aunque se supone que se comen todo lo del interior y usan la piel como si fuese ropa; cosa que se vuelve aún mucho más difícil tras un ataque, ya que estos seres no dejan rastro alguno de sus víctimas.
Se les confunde con doppelgangers, skinwalkers y hombres lobo; aunque en realidad difieren de estos por su modus operandi. El doppelganger es inofensivo, el skinwalker por lo regular es una persona de origen nativoamericano y los hombres lobo o licántropos tienden a transformarse en animales; no a adoptar el cuerpo de una persona.

Escena de "Invasion of the Body Snatchers".
De acuerdo con las historias que circulan no solo en el foro paranormal de 4chan, si no en el foro de aficionados a las armas en el sitio, Reddit y otras redes sociales y sitios de discusión; los Fleshgaits aparecen en toda clase de ambientes. Se les ha visto en varios bosques a lo largo de Estados Unidos y Canadá, las frías tundras de Alaska, el desierto de Nevada e inclusive en zonas suburbanas y campos de entrenamiento militar; así como inclusive en zonas de difícil acceso como cañones, senderos de alpinismo y climas de alta montaña.
De manera aún más perturbadora, existen reportes de encuentros con Fleshgaits en senderos de localidades pequeñas, sitios de camping y transportes colectivos en varias ciudades de la unión americana.
El comportamiento es siempre el mismo: el Fleshgait espera la llegada de un grupo de humanos a su territorio, estudia al grupo a detalle en busca de frases o patrones de movimiento que pueda imitar y finalmente aprovecha cuando uno de ellos se separa del grupo para reemplazarlo. Antes de un ataque, el primer aviso es por lo regular la presencia de ruidos inexplicables en el campamento u objetos que se mueven de lugar cuando nadie miera.
El ataque en sí, jamás ha sido observado; pues el Fleshgait espera a que su víctima se separe.
Después del ataque, la víctima en cuestión regresa al campamento y presenta un comportamiento extraño y errático. El rasgo más significativo es que la víctima se vuelve enteramente inexpresiva, presenta una mirada perdida, analiza algunos objetos de forma curiosa y pone mucha atención a las conversaciones a su alrededor; todo esto para imitar el comportamiento humano.
Estos comportamientos desaparecen luego de un rato, en particular luego de que el Fleshgait descubre y aprende como era la víctima, cual era su comportamiento o su forma de hablar. 
Constantemente le pedirá a otras personas que lo acompañen al baño, que lo ayuden a ir por provisiones o en general que vayan con él o ella a hacer alguna actividad aparentemente inocente... todo con el fin de conseguir más víctimas y adoptar sus personalidades.
En la película del 2013, "Under the Skin", Scarlett Johansson
interpreta a un extraterrestre similar a un Fleshgait.
¿Cómo protegerse de un Fleshgait?
Un Fleshgait que recién ha adquirido un cuerpo, actuará de manera nerviosa y será extremadamente precavido al estar cerca de humanos que puedan identificarlo o agredirlo. Una manera de descubrir a uno de estos seres es la de hacer preguntas personales que no hayan sido discutidas en el campamento o si esta persona ha vuelto luego de desaparecer por un rato.
Aún si es una respuesta incorrecta, debe pretenderse que el Fleshgait ha acertado; pues de descubrirlo puede atacar y matar fácilmente a un ser humano. 
Otra forma de darse cuenta es mediante la voz. Si bien el Fleshgait es capaz de imitar una voz a la perfección, el patrón en las palabras es limitado y repetitivo; usualmente abusando de palabras como "ayuda", "hey" o algo que haya escuchado mientras ponía atención. Las palabras repetidas constantemente tienden a sonar idénticas, similar a como si alguien las tocara en una grabación en lugar de decirlas.
Curiosamente, una historia parece indicar que un Fleshgait sería débil contra las drogas sintéticas, como la heroína. 

"Yo era un junkie y siempre solía visitar a mi traficante local, un idiota que hacía cosas tontas como arrojar dinero y organizar grandes fiestas. En una ocasión mientras lo visitaba, me invitó a ir con él y sus amigos a acampar; a lo que dije que si porque me encanta acampar con gente loca y en especial estar cerca de estos tipos.
Al día siguiente salimos de Minneápolis hacia los bosques a las afueras de Duluth; el dealer, seis amigos suyos y yo. Montamos el campamento de manera desorganizada y no pasó mucho tiempo antes de que una pareja estuviese teniendo sexo en el interior de una tienda de campaña. Dos amigos fueron por leña y también para asegurarse de que nadie nos viera inyectándonos heroína y cosas así.
Media hora después, solo regresó uno de ellos diciendo que el otro había ido por más leña y para cerciorarse de que nadie viera que nos estábamos drogando.
Dos horas más tarde, el tipo volvió caminando como si estuviera drogado, explicando que había estado viendo pájaros y paseando por ahí. 
Al anochecer, el tipo que llegó al final comenzó a portarse raro, confundido por lo que hacíamos y poco a poco enojándose como si no pudiese entender porqué nos estábamos drogando. Se sentó en un tronco, tambaleándose como si estuviese ebrio (lo cual supusimos entonces), y pasó el tiempo hasta que la gente empezó a sufrir de abstinencia, cerca de nueve horas después de que llegamos.
Otra vez nos empezamos a drogar, y me di cuenta de que el tipo del final olfateaba la heroína mientras la cocinábamos; poniendo expresiones de asco, como si repentinamente hubiese comenzado a odiar el olor.
Nos dimos cuenta de que algo estaba mal cuando fue su turno de cocinar heroina, y la lamió de la cuchara. Hizo esta especie de gruñido animal; por lo que el dealer pensó que estaba demasiado drogado como para poder prepararse una inyección. Así que lo hizo por él.
Al momento de inyectársela, el tipo empieza a convulsionarse y los ojos se le botan como si de un momento a otro estuviesen a punto de salir disparados de las cuencas; le sale sangre extremadamente negra por la nariz y emite unos chillidos agudísimos, gruñendo y tosiendo como si el diablo se le hubiera metido. Esta clase de sintomas no son producto de una intoxicación, así que todos nos asustamos bastante.
El aire a nuestro alrededor empezó a apestar, y el tipo se fue de espaldas; retorciéndose en el piso como si tuviese un ataque epiléptico. La peste se hace más fuerte, y empiezan a sonar gritos y rugidos a lo lejos; pero estábamos tan asustados por la reacción del tipo que nadie se dio cuenta entonces.
El olor se hizo estremecedor, y lo último que recuerdo antes de desmayarme fue que apestaba como a sangre o hierro; un olor metálico y asqueroso en el aire. Al día siguiente, desperté tembloroso y aún rodeado por un vago aroma a lo que fuese que apestó el bosque la noche anterior. Ese olor a hierro en el ambiente. No había nadie en el bosque más que el tipo del ataque.
Estaba sentado de nuevo en el tronco, pero parecía un zombie: tenía pinta de haber perdido como cuarenta kilos, la piel se le colgaba y tenía los ojos hundidos; pero peor aún, estaba cubierto de sangre. Yo también tenía manchas de sangre en la ropa; y parecía que un oso hubiese atacado el campamento: había pisadas animales, arañazos en el suelo, señales de que algo había sido arrastrado por el bosque y cosas rotas por todos lados.
Al final me las ingenié para prender el auto del dealer y salir de ahí. Nunca supe nada más de los otros tipos, con excepción de una chica que regresó a casa unos días después y acabó encerrada en un manicomio."

miércoles, 20 de mayo de 2015

Fantasmas de Monterrey

Conocida también como la "Sultana del Norte" y ubicada en el estado de Nuevo León, Monterrey es no solo una de las ciudades más importantes de México. si no la capital industrial del país y uno de los centros turísticos por excelencia de la nación.
Sin embargo, tiene una larga historia que ha desembocado en la creación de varias historias que hielan la sangre: espíritus maliciosos de niños que rondan por las noches, trabajadores que se niegan a abandonar las fábricas donde laboraron durante gran parte de sus vidas, sombras y mujeres espectrales que aparecen en cementerios y calles a altas horas de la noche; así como ecos de brutales homicidios e inclusive manifestaciones del demonio...

El parque Fundidora:
En este importante punto turístico de la ciudad hay varias historias de fantasmas, producto de su existencia anterior como una zona industrial. La historia más conocida es la de la niña fantasma que se aparece portando un vestido blanco de corte antiguo, y que ha sido fotografiada varias veces en las instalaciones y el parque.
En la Nave Lewis se habla de una grúa que gotea aceite sin importar cuanto se le repare; y de mineros y trabajadores fantasmales que rondan por la noche, tal vez a raíz de un incidente ocurrido en la década de los 70 cuando un crisol derramado acabó con la vida de varios trabajadores.
En la escuela Adolfo Prieto aparecen niños fantasmas que corren por los pasillos y salones.
Finalmente, hay videos de seguridad en los que se han captado voces, sombras y extraños movimientos que no pueden ser explicados.

El Hospital Muguerza:
En el conocido Hospital Muguerza se habla de la aparición de una enfermera fantasma que falleció en un accidente hace varios años. De acuerdo con empleados y pacientes, en el interior de la construcción se escuchan sonidos de llaves y pasos suaves en los pasillos.
Similar a la Planchada, se maneja que la enfermera atiende a pacientes por la noche.

Escuela Superior de Música y Danza:
Anteriormente el Colegio del Sagrado Corazón de Jesús, esta construcción es hogar del alma en pena de una monja, que camina por las noches entre los salones, atravesando las paredes al moverse. Se dice que la religiosa falleció en el colegio luego de una enfermedad y que fue enterrada en un jardín.
Por las noches, los pianos en el último piso son tocados por alguien o algo, las luces se prenden y apagan solas; y pueden escucharse llantos y gritos durante la madrugada. Se maneja también, que bajo la escuela hay túneles que conectan con el Obispado y están habitados por almas en pena.

Avenida Chapultepec:
Una curva en la avenida Chapultepec supuestamente está embrujada por el espíritu de una chica que fue encontrada muerta y enterrada veinticinco años atrás. El fantasma se les presenta a los taxistas durante altas horas de la madrugada, de pie al lado del camino y haciéndoles la parada.
Una vez que se sube al auto y tras dar direcciones, desaparece al cabo de una distancia.

La casa de los tubos:
Famosa en Nuevo León, la casa de los tubos es una extraña edificación construida en la década de 1970 y abandonada luego de un rato. Se dice que en su interior ha habido varias muertes: albañiles, una niña en silla de ruedas y posiblemente una anciana.
La casa, que se encuentra en obra negra y es vigilada por policías municipales; es sede de supuestas manifestaciones espectrales: una mujer que ronda la casa por las noches, una sombra en forma de persona y una niña que se asoma desde uno desde los huecos que podrían haber sido ventanas.

Protección Civil:
De acuerdo con varios rescatistas y radio operadores de esta base, se reportan en sus inmediaciones sucesos sobrenaturales como figuras que atraviesan rejas, voces y la aparición de una niña que ha sido vista por secretarias y personal del helicóptero; y que inclusive ha entablado conversación con trabajadores del lugar.
Supuestamente, la construcción fue sede de una escuela que cerró durante 1980 y permaneció casi veinte años abandonada hasta que fue instalada la corporación de rescate. Se dice que la niña murió víctima de un accidente o una violación en el tiempo que el edificio había sido una escuela.

Cruz Verde:
En las instalaciones de la Cruz Verde de Monterrey se habla de manifestaciones sobrenaturales que han aterrorizado tanto a pacientes como paramédicos, enfermeras y doctores que trabajan en su interior.
De acuerdo con la historia de un paramédico, en el área de enseñanza del edificio aparece una sombra que mueve el mobiliario de la habitación; golpea en las puertas, corre por los pasillos y agrede a las personas. Más espeluznante aún, un video en internet muestra la aparición de lo que parece ser un niño espectral; al fondo de una escena en la cual se le brinda primeros auxilios a un paciente. 

La casa de Arambérri:
Ubicada en el centro de Monterrey, la casa de Arambérri es una construcción vieja y abandonada; rodeada por malla ciclónica y vigilada para impedir el acceso a curiosos. Cuenta la historia que en 1933, fue sede de un robo que culminó en el asesinato de una madre y su hija; cuyos espíritus aún rondan el interior del lugar.
Se dice que en la casa hay un fuerte olor a azufre, se escuchan gritos de las víctimas y a veces puede verse asomada por la ventana a alguna de las víctimas. De forma curiosa, hace años un grupo de reporteros que entró a la construcción fue víctima de un accidente automovilístico al salir del lugar.

La disco Kaos:
Actualmente conocida como "La Puerta", en ella tuvo lugar una historia trágica que culminó en la aparición de un fantasma. Se dice que durante una despedida de soltera, un grupo de chicas alcoholizadas quisieron volver a casa y sufrieron un percance; un grave choque en el cual falleció la joven que iba a casarse al día siguiente.
Según los taxistas que transitan por la zona, el espíritu de la joven novia se aparece por las noches y les hace la parada.

Panteón San Jorge:
En este panteón ubicado al poniente de la ciudad, hay una infinidad de leyendas de apariciones de espectros. Entre los que se cuenta un niño que aparece entre las tumbas, jugando con una pelota; siluetas que acechan en la oscuridad, brujas y mujeres vestidas de blanco que flotan en el aire.
Se habla de la aparición de una novia fantasma que sale del panteón por las noches en busca de su novio, ya que de acuerdo a la historia, murió exactamente el mismo día que tomaría lugar su boda.

La niña del centro:
En una casa de tres pisos que se localiza en el centro de la ciudad, se cuentan historias del fantasma de una niña de entre 7 y 9 años que se aparece buscando una muñeca. Según la historia, la niña murió ahogada en una alberca y se aparece en la casa; vestida con uniforme escolar y deambula por la casa, que en la actualidad es una agencia de publicidad.
Según los guardias, la niña se aparece por las noches y pregunta por su muñeca. También enciende las luces de las oficinas y baja corriendo por las escaleras del edificio.

El Panteón de Santa Lucía:
Conocido hoy como el Panteón Municipal de Apodaca, este camposanto es sede de un gran número de sucesos y fenómenos paranormales.
Hay sombras que se mueven entre las tumbas, gritos, ruidos y psicofonías que han sido captados en video por cazafantasmas e investigadores. Según los vigilantes, hay velas que se encienden por sí solas, voces cavernosas que los llaman y sombras que los siguen al hacer sus rondas. 

La Ferrocarrilera:
Existe un video en YouTube donde las cámaras graban el encuentro entre un equipo de bomberos y lo que parece ser el espíritu de una niña en una casa. La niña coincide con las descripciones dadas por vecinos sobre una menor fallecida hace años en el lugar.

Universidad Autónoma de Nuevo León:
Según varios estudiantes de la facultad de ciencias de la comunicación, existe la posibilidad de que en la construcción se encuentren varios fantasmas. En una entrevista, una profesora contó que los alumnos han visto a un muchacho que corre por los pasillos y una niña que "juega" con las chicas que ahí asisten a clases.
Se habla de sombras que aparecen por los pasillos, golpes en las ventanas, aparatos que se encienden solos y ventanas y puertas que se abren solas. Algunos profesores hablan de una presencia amenazante que se manifiesta en los salones, y que podría haber sido un alumno que falleció ahí; o el alma en pena de un jugador de fútbol americano que sufrió un paro cardiaco al estar corriendo.

Cruz Roja de Monterrey:
En las instalaciones se aparece una monja, en especial en la escuela de enfermería de la Cruz Roja. Anteriormente había monjas laborando en el lugar como enfermeras, lo cual añade credibilidad a la historia. Según la directora de la escuela, se escuchan risas y voces, se ven sombras e inclusive se puede ver a la monja recorriendo los baños, el auditorio y las bodegas.

El demonio de Corral Western Club:
Una leyenda urbana narra la aparición del demonio o un hombre con pezuñas en este rodeo. Se dice que apareció como un hombre vestido con ropa de vaquero, usual en los rodeos, y que se descubrió que no era humano cuando se le cayó una bota y se pudo ver que su pie terminaba en una pezuña de cerdo.

El niño fantasma de los Altos:
En la colonia Los Altos, existe la historia de un niño fantasmal que aterroriza una vivienda en específico; y que ha atacado a varias familias que han residido en el lugar. De acuerdo con los vecinos, la entidad podría no ser un niño fantasma, si no un duende o demonio.

Estación central de bomberos:
De acuerdo con personal del cuerpo de bomberos de Nuevo León, en esta construcción seaparece el espíritu de un bombero, de estatura alta y bastante corpulento. Este espectro gusta de jalar las sábanas y mover camas, producir sonidos y aparecerse durante la noche. 

Hospital Universitario de Monterrey:
En el área de radiología una historia sobre la aparición de un médico que aparece vestido con un uniforme antiguo. En la facultad de odontología pueden escucharse por las mañanas sonidos de raspado, posiblemente el espíritu de un antiguo conserje que falleció en el lugar y que hasta la fecha continúa limpiando las manchas de cera dejadas por los estudiantes en las sillas y mesas de práctica.
Supuestamente existe una fotografía de una niña fantasma tomada por enfermeros que laboran en el lugar.

Museo Metropolitano:
Antiguamente el palacio municipal de Monterrey, en él se aparecen niños que juegan y hacen ruido por las noches. En el segundo piso se siente una presencia amenazadora y zonas frías, además de poderse oír voces de niños en algunos salones.

lunes, 18 de mayo de 2015

El monstruo de la Isla Hook.

La fotografía del monstruo.
La isla Hook es parte del archipiélago Whitsunday, un conjunto de islas ubicadas al norte del estado australiano de Queensland. Es un lugar con pocos pobladores y cuya principal atracción turística son dos fiordos en el extremo sur y donde arriban los ferries con turistas.
En 1964, Robert Le Serrec y su familia se encontraban de vacaciones en la isla cuando al viajar en bote se encontraron con algo completamente distinto a cualquier cosa que hubiesen visto antes. La esposa de Le Serrec, fue la primera que se percató de que algo extraño yacía en el fondo del agua; cosa que resultó ser una descomunal criatura con forma de renacuajo y que medía casi diez metros de largo.
Le tomaron varias fotos a la bestia, que seguía avanzando en dirección a ellos. Le Serrec y un acompañante de apellido De Jong,  tomaron fotografías bajo el agua y que revelaron que la criatura alcanzaba un tamaño mucho mayor; casi de treinta metros. El animal abrió la boca y comenzó a nadar hacia ellos, obligándolos a volver a su bote y esperar a que se fuera.

Fotografías tomadas por Le Serrec cuando el animal se acercó a su bote.
El mismo Le Serrec narra su encuentro con la bestia:
"...Fue ya que estaba a casi seis metros, que pudimos ver con claridad la cabeza de la serpiente. Su cabeza era grande, de casi un metro veinte de largo, con quijadas anchas y planas como las de un lagarto. Su piel era lisa, pero de un apagado color café negruzco, los ojos parecían de un verde pálido, casi blanco. La piel se veía más como la de un tiburón que la de una anguila, y no tenía escamas visibles. Tampoco vimos si llevaba parásitos. Supusimos que su cola era lo suficientemente flexible como para sacudírselos.
No tenía aletas o espinas, ni un aparato respiratorio visible; aunque estoy seguro que debía haber alguno. Quizás no los vimos porque nuestra atención estaba posada principalmente en la boca amenazadora de la bestia, la cual parecía blanca en el interior y llena de pequeños dientes. Había un fragmento oscuro colgando de los dientes superiores, quizás un pez. 
Cuando el monstruo yacía en el fondo, no podíamos ver el color de su panza. Debía medir más de quince metros de largo. El cuerpo debía tener un grosor de más de noventa centímetros y se hacía más y más ligero hasta convertirse en una cola como látigo. El color general del cuerpo era negro, con anillos cafés cada metro y medio."

La identidad de la bestia.
La anguila de pantano (Synbranchus Marmoratus).
De acuerdo con Ivan Sanderson, un reportero estadounidense que fue contactado por Le Serrec para vender las fotografías; la identidad de la bestia podía ser en realidad una lona plástica usada por el ejército, un globo desinflado o inclusive un rollo de tela atado en lugares específicos.
Debido a lo descabellado de estas teorías, Sanderson sugirió que la bestia podía ser en realidad una anguila de pantano gigante o una especie relacionada; lo que significaría un gran descubrimiento zoológico, debido a que estos animales rara vez sobrepasan los sesenta centímetros de largo. Sin embargo, las anguilas tienen más una forma serpentina que la de renacuajo que describen Le Serred y De Jong.
Otra teoría prevalente para explicar la identidad del monstruo de la isla Hook es que se trate de algún espécimen sobreviviente de temnospóndilo, un género extinto de anfibios que existieron antes y junto con los dinosaurios.
Temnospóndilos.
Los Temnospóndilos fueron una orden de anfibios prehistóricos que existieron entre los periodos carbonífero, pérmico y hasta finales del cretáceo; es decir, existieron durante casi 210 millones de años (mucho más que los dinosauios) y aparecieron en toda clase de ecosistemas.
La mayoría de los temnospóndilos eran semiacuáticos y una gran variedad de ellos se adaptó para vivir en tierra. Presentaban varias adaptaciones separadas de los anfibios modernos, como escamas, garras y armaduras óseas más en común con las de los reptiles.
Al estar tan dispersos por el globo, alcanzaron infinidad de tamaños y formas... desde aquellos pequeños como el Platyhistrix o el Peltobatrachus que no eran mayores a un perro; hasta titanes como el Prionosuchus, de nueve metros de largo, y el Koolasuchus de finales del cretáceo. Éste último es conocido por ser posiblemente un devorador de dinosaurios y estar adaptado a ambientes y temperaturas que matarían a cualquier otro cocodrilo contemporáneo.
No sería descabellado creer que alguna especie de temnospóndilo hubiese sobrevivido no solo a la extinción de los dinosaurios, si no a la evolución de los mamíferos y el reemplazo de los grandes saurios marinos por ballenas, delfines y tiburones. Existe evidencia de megafauna marítima que ha sido descubierta recientemente, como el tiburón megaboca, el calamar gigante o la medusa gran rojo.
¿Podría ser que el monstruo de la Isla Hook fuese un temnospóndilo marino que no ha sido descubierto por la ciencia?

Panza Amarilla y el Monstruo.
Representación del monstruo de la isla Hook, con forma de rencuajo.
Una teoría más acertada implica también que el monstruo de la Isla Hook fue quizás un plagio inspirado en un críptido descrito por el investigador Heuvelmans en 1965.
De acuerdo a Darren Naish, biólogo y escritor para el famoso sitio web Tetrapod Zoology, la idea de Le Serrec sobre el monstruo de la Isla Hook podría estar basada en "Panza Amarilla" (yellow belly, en el original en inglés); un supuesto críptido marino que fue descrito por Heuvelmans en la década de los sesenta y que podría encontrarse en las aguas tropicales de los Océanos Índico y Pacífico.
Si Heuvelmans llegó a publicar algo sobre Panza Amarilla en su libro "Le Grand Serpent-de Mer" (La gran serpiente de mar) antes de 1965, Le Serrec pudo haber visto la descripción y obtenido la idea para crear al monstruo de la isla en base a él.
Según Heuvelmans, Panza Amarilla fue visto 3 veces en 1965; y era un animal marino de color ocre y con forma de rencauajo. Se cree que mide entre 20 y 30 metros de largo, y que en realidad podría ser una especie desconocida de tiburón, anguila o anfibio. 

domingo, 17 de mayo de 2015

El asesino de 4chan.

El tema inicial escrito por Kalac.
La tarde del 4 de noviembre del 2014, los usuarios del foro /b/ en 4chan se encontraron con un tema que decía "Resulta que en realidad es más difícil ahorcar a alguien hasta matarlo que en las películas", y que estaba acompañado por la fotografía de una mujer muerta sobre una cama.
De inmediato, los usuarios desacreditaron la primera fotografía, pues no es raro que en /b/ se suba contenido falso con el fin de impresionar a los usuarios. El segundo post del autor del tema decía "peleó mucho", y cuando se le pidió que corroborara lo que había hecho; escribió un tercero que rezaba lo siguiente:
"Revisen las noticias de Port Orchard, Washington en algunas horas. Su hijo volverá pronto de la escuela. La encontrará, llamará a la policía. Solo quería compartir las fotos antes de que me encontraran. Compré una pistola de balines que parece real. Cuando vengan, la sacaré y entonces será suicidio por policía. Entiendo sus dudas. Solo revisen las noticias. Ahora debo deshacerme de mi teléfono."

El hijo de la víctima llegó de la escuela a las 3:30 pm, y reportó el crimen. En la escena se encontraron otras cosas como un bolso cuyo contenido había sido vaciado sobre el piso de la habitación; una licencia para conducir sobre la cual el asesino había escrito "MUERTA", rayones en las cortinas que decían "MALAS NOTICIAS" y "ELLA ME MATÓ PRIMERO" escrito con marcadores en una fotografía que colgaba en una pared de la recámara de la víctima.
El asesino, identificado como David Kalac, huyó en el Ford Focus de la mujer; y viajó al estado vecino de Oregon, donde volvió a postear una selfie en 4chan que iba acompañada de un mensaje: "Todavía los espero, puercos. Juguemos a las escondidas" y "Me dieron tiempo, ahora van a pagar por ello".
Sin embargo, Kalac se entregó a la policía el miércoles 6 tras ser atrapado en una estación de trenes en Wilsonville, a 20 millas al sur de Portland, Oregon. 
Kalac vivía con la víctima, llamada Amber Coplin; y su hijo de 13 años en un departamento en la localidad de Port Orchard. El hijo de Coplin le dijo a la policía que la noche anterior, la pareja había tenido una discusión muy fuerte y que él decidió encerrarse en su habitación. Al salir a la mañana siguiente, encontró a su madre acostada en la cama y cubierta por sábanas; por lo que asumió que en realidad solo estaba dormida.

sábado, 16 de mayo de 2015

El Marchito

La siguiente es una colección de posts encontrados en 4chan hace unos días.

"Antes de que ignoren este texto... quiero decirles que no es una creepypasta. Sé que la gente viene a este foro para iniciar creepypastas y tener juegos de rol, pero esa no es mi intención. Para ser honesto, solo he estado aquí dos veces en mi vida.
Hace un año comencé a tener episodios de parálisis de sueño. Me despertaba, no podía mover un músculo ni hablar, etc... pero en la oscuridad de mi habitación siempre veía a un tipo de monstruo sentado sobre mi cama, mirándome directamente al rostro. Tenía la piel pálida y sin pelo, ojos hundidos y largos dedos terminados en zarpas. Pero lo peor era su sonrisa.
Horrible, con dientes como de tiburón.
Siempre lo observaba directamente, aterrado hasta perder la consciencia y desmayarme de la impresión. Siempre despertaba bañado en sudor y con una muy mala sensación de paranoia.
Pero fuera de eso, descarté el asunto. Porque al investigar sobre la parálisis del sueño, aprendí que era muy común tener alucinaciones vívidas durante ello; al menos hasta que encontré la imagen de arriba en mi dashboard de tumblr.
Grité "¡Ese es!". El dibujo se parece MUCHO a la cosa que vi. Seguí leyendo y encontré que mencionaba al ser como un monstruo de creepypasta conocido como "El Rastrillo". Por pura curiosidad lo busqué y leí que muchos de los supuestos encuentros con él lo describen como algo que tiende a sentarse sobre la cama de quienes lo ven. Justo como yo lo ví.
También encontré un dibujo hecho por un enfermo de esquizofrenia, el cual mostraba a un ser que él nombraba "Marchito". El Marchito se ve casi idéntico al Rastrillo y la cosa que vi, así que me pregunto si habrá alguna especie de conexión.
No sé de verdad qué sea. Siento que algo conecta esas cosas, y que nadie está relacionándolas porque creen que es falso. Así que... agradecería mucho si alguien sabe algo."

El dibujo del Marchito.
En el transcurso del día, varios usuarios más de 4chan respondieron narrando sus encuentros propios con entidades similares al Rastrillo:

14:37
"He visto algo similar durante una proyección astral.
Parecía un niño pequeño, pero con los rasgos de la cosa que mencionas y no sonreía. Lo ví sentado cerca de mi madre dormida, sin hacer otra cosa más que eso. Me ignoró cuando le pedí que se fuera."

14:54
"Rayos, a veces tengo parálisis del sueño y también he visto esa cosa en la cama... casi me hace cagarme encima la primera vez que lo ví, pero también pude escuchar un ruido muy extraño. Como viento soplando con fuerza y llantos de bebé.
Así que no eres el primero que lo ve."

16:25
"Bueno, mierda... una vez vi a un duende sonriéndome durante una parálisis del sueño. Se veía como la criatura de tu imagen, pero con orejas largas y había una chica atada a su lado por alguna razón.
El duende estaba sentado o más bien, levitando a unas pulgadas de mi rostro; viéndome y sonriendo. La chica parecía muy perturbada.
Fue una experiencia rara: tenía el rostro cubierto con las sábanas, así que no los veía en realidad; más bien los percibía de alguna manera."

viernes, 15 de mayo de 2015

Cazando coyotes.


"Hace unos años tuvimos problemas con una manada de coyotes que entraba a nuestra granja y atacaba a las gallinas; así que eventualmente comenzamos a hacer cacerías nocturnas para trata de ahuyentarlos o deshacernos de ellos.
En una noche en particular, me encontraba solo, sentado en una cerca a la orilla de un maizal y echándole un vistazo a la carnada de tripas de ciervo que había puesto para atrapar coyotes. Ya llevaba dos esa noche, pero los dejé tirados en el suelo en espera de que el olor atrajera a otros.
La noche siguió su curso.
Lo más sorprendente era lo particularmente callado de esa noche. Nada de ruidos. Ningún grillo chirriando, búhos o animales que hicieran sonido. Era un silencio espectral, casi como el que uno esperaría en el fondo del océano o el espacio.
Entonces hubo un crujido. Y el inconfundible sonido de carne siendo desgarrada.
¿Qué carajo...?, me pregunté.
No podía ver la carnada o los coyotes muertos, pues la luna se había ocultado detrás de una nube muy gruesa y el campo había quedado en completa oscuridad. Esperé a que la luna volviera a salir, y cuando lo hizo... vi algo que no se parecía en nada a cualquier animal que hubiese visto antes.

Algo plateado o gris estaba casi al ras del suelo, cerca de la pila de entrañas de ciervo. Estaba mordisqueando a uno de los coyotes muertos, así que en un principio pensé que se trataba de algún otro carroñero o un coyote que había olfateado el cuerpo y pensado que se trataba de comida fácil y gratis.
Así que tomé el rifle y le apunté a donde pensé que estaba su cadera. Por las balas calibre .243 que usaba, independientemente de donde le diera iba a acabar matándolo. Crack, disparé.
De inmediato, el carroñero se levantó y vi que era enorme. Algo gigantesco de cuatro patas con casi un metro de alto y enormes ojos inyectados de sangre. Sus ojos... no los olvidaré. Cada uno era más grande que la cabeza de un coyote.
Joder, le tenía qué disparar.
El tiro entró unas pulgadas arriba de un ojo; pero jamás vi sangre ni nada. Hubo solo un "poof" y algo de pelo volando; pero la cosa estaba ahí de pie. Se limitó a mover la cabeza como si le hubiese dado con una resortera. 
Crack. Crack. Crack. Le disparé varias veces, mientras corría de regreso a mi camioneta. Tomé el rifle AR de mi padre y un reflector que llevábamos a veces; y lo apunté hacia la pila de entrañas donde estaba la criatura. Sangre y tripas por todos lados.
Un coyote muerto había sido partido a la mitad, como si un tiburón o un dinosaurio le hubiese dado un bocado; y a su lado había un rastro de sangre negra.
Lo cual, como pueden adivinar... estaba realmente mal. No hay forma de que la sangre se vea negra cuando la iluminas con luz incandescente. Así que muevo la luz hacia todos lados, y al cabo de unos segundos fue que le iluminé el rostro a esa cosa.

La cosa no huyó. Estaba ahí sentada como un perro. Un gran perro de dos metros de alto... lo cual me sorprendió, pues recuerdo que sus patas no eran tan largas. Así que bajo un poco la linterna para iluminarle el pecho y es entonces que me doy cuenta de que la cosa no está sentada; si no apoyada en una cerca, usando sus patas delanteras como un humano usaría los brazos para apoyarse.
Le vacié el cargado del rifle, pero permaneció ahí como si nada; a pesar de que tenía marcas de balas en todo el cuerpo.
Regresé a la camioneta y conduje al pueblo, para informarle al encargado de control animal de la localidad. Éste se armó con artillería pesada, lo que se usa para matar osos y alces. Manejamos de vuelta a la granja y nos topamos con que las entrañas y los cadáveres de coyote habían quedado reducidos a huesos.
Los coyotes incluso estaban en su posición correcta, como esqueletos montados para un museo. 
NINGÚN animal come así. Ningún depredador es tan limpio a la hora de devorar un cuerpo. 
El encargado de control animal tomó muestras de la sangre y de los huesos, y yo me fui a casa sin dejar de pensar qué había sido esa cosa. Unas horas después me hablaron, diciendo que la agencia de protección ambiental había obtenido los resultados de un examen de ADN; y que según el depredador había sido un puma. Lo cual es estúpido, porque en mi estado no ha habido pumas desde 1920 y esa cosa era más grande que una persona.
Les dije que estaban en un error, que era otra cosa. 
La única respuesta que me dieron fue que me olvidara de todo eso.

No sé qué haya sido, pero puedo asegurarles que no era ningún tipo de animal conocido. Nada de ese tamaño podría sobrevivir varios tiros de un rifle .234 y el cargador entero de un rifle de asalto. 
Lo que sí puedo decirles es que jamás volví a cazar coyotes por la noche."

La hiena.

Tomado de 4chan.
Vivo en Ohio, cerca de la frontera con Virginia del Oeste. Es un área boscosa, llena de campesinos y casas en medio de la nada; por lo que me gusta permanecer adentro jugando videojuegos.
Casi toda mi familia consiste de campesinos, con la excepción de unas tías lesbianas. Mis tías son geniales y también viven cerca del bosque; pero su casa es bonita, con jardines amplios y un huerto al fondo. La tía A es Bióloga, una excelente cocinera, me gana en el Smash Bros, está metida en toda clase de cosas paganas y ocultas; pero rara vez habla de ello.
La tía B es programadora y da soporte técnico, me construyó una computadora para gaming excelente como regalo de cumpleaños y no cree en las cosas ocultas de la tía A. Su casa está a unos diez o quince minutos manejando, o a cinco minutos si se corta camino a pie a través del bosque.
En fin...

Hace un par de años empecé a escuchar toda clase de ruidos raros que venían del bosque, pero los achaqué a los animales que viven por la zona. Al poco tiempo de eso, la tía A empieza a portarse rara y a decirme que no vaya a su casa por el camino que atraviesa el bosque. 
Así que le pregunto porqué, a lo que responde con un "no es seguro".
Claro que siendo un adolescente confiado, seguí yendo por el bosque de todos modos. 
Al menos hasta esa tarde.
En esa ocasión, ya cuando casi se hacía de noche, escuché un ruido muy cerca de mí cuando me encontraba caminando de regreso a casa. Algo que sonaba como la risa de una hiena mezclada con el ulular de un búho. Corrí de vuelta hasta casa, pero alcancé a ver una figura vagamente humanoide a la distancia cuando ya estaba a unos pasos de mi casa. Aunque siendo ya casi de noche, no pude ver exactamente de qué o quién se trataba.
Le conté a mi padre sobre lo sucedido, pero él es un campesino extraño cuya única respuesta para todo es "dispárale", asi que se ofrece a darme un arma en caso de que sea algún animal rabioso o agresivo. Bueno, al menos con un arma me siento más seguro; pensé.
Unos días después le platiqué a la tía A, se enojó y me dijo que no quería que volviera a atravesar el bosque a pie. La tía B se encogió de hombros y me dijo que estaría bien si tenía un arma.

Al llegar el invierno, y gracias al frío particular a finales del 2014; me ví forzado a conducir cada que iba a casa de mis tías. De vez en cuando escuchaba sonidos inusuales en el bosque, pero de ahí en fuera el infierno fue tranquilo.
Así que cuando comenzó a subir la temperatura y bajó el nivel de la nieve, decidí caminar otra vez en el sendero del bosque. No pasó nada más allá de los ruidos, y algunas cosas apareciendo rápidamente al borde de mi visión; aunque debo decir que siempre tuve la sensación de que algo me estaba observando.
A lo mejor era mi propia paranoia, así que lo descarté y seguí caminando por el bosque para ahorrar gasolina. Más o menos a mediados de abril, iba de regreso a mi casa al anochecer cuando finalmente pude ver qué era lo que producía los ruidos.
Primero oí el sonido de hiena, seguido por un movimiento rápido frente a mí. Saqué mi arma como advertencia por si se trataba de algún campesino o bromista; y la cosa esa se limitó a aullar. 
He escuchado lobos, zorros y otros animales del bosque... pero nada como eso. Era un aullido que atravesaba el cuerpo, y que provenía de algo que acababa de aparecer detrás de un árbol: una criatura de más de dos metros de alto, aterradora, esquelética y pálida.
Algo que no supe qué era.
Ni siquiera pensé en dispararle, solo di media vuelta y corrí tan rápido como pude hasta llegar a casa de mis tías; siempre seguido por la risa de la hiena y sus pisadas detrás de mí... fuertes y rápidas. Grité y finalmente llegué a la casa de mis tías, justo donde tienen plantados algunos manzanos. La cosa se detuvo en seco, lanzó un chillido desgarrador y desapareció en el bosque.
La tía A sale corriendo, gritándome que entre y me esconda en el piso de arriba con la tía B; que está muerta de miedo por el escándalo afuera. Escucho la puerta de la sala abriéndose y corro a la ventana para asomarme y ver a la tía A corriendo hacia el patio.
La cosa sale de los bosques y se detiene frente a los manzanos; como si fuesen una especie de barrera mágica. La tía A se planta frente a la cosa y le dice algo, no sé qué. La tía B y yo no tenemos ide ade qué carajo pasa, y estamos aterrados pensando que la cosa va a atacar a la tía A.
Pero la tía A permanece firme, observando al monstruo moviéndose de lado a lado sin poder atravesar los árboles. La tía A le vuelve a gritar, cosa que hace reír a la hiena por un momento antes de desaparecer en el bosque.
Al volver a la casa, la tía B y yo le preguntamos a la tía A qué pasó, que que´demonios era esa cosa. La tía A se sirve un trago y se sienta en un sillón, y solo nos dice que nos calmemos. Que la cosa esa se fue; después llama a mi papá y le dice que me quedaré con ellas esa noche. Al final llama a la policía y les dice que hay un "animal agresivo" en el área; evadiendo todas nuestras preguntas a lo largo de la noche.

Al día siguiente me llevó a casa, y he pasado el último mes preguntándome qué carajo era eso o porqué la tía A no me quiere decir qué es. Lo único que menciona es que ya se fue, y que solo era un animal.

viernes, 1 de mayo de 2015

Aggie Negra

La estatua previo a su remoción.
El término "Aggie Negra" es el nombre que se le daba comúnmente a la estatua que se encontraba en la tumba del general Félix Agnus en el cementerio de Druid Ridge, en la localidad de Pikesville, estado de Maryland.
La figura es réplica de otra escultura llamada "Pena" en el cementerio Adams Memorial, en Washington D.C.; y representa a una figura oscura, vestida como monje y con la cabeza cubierta por una capucha. 
Desde su construcción en 1926, Aggie Negra se ha visto rodeada por infinidad de leyendas, siendo el principal la de que cualquiera que pase una noche sentado en su regazo será embrujado por los fantasmas de todos aquellos enterrados en el cementerio; que los espíritus de los difuntos en Druid Ridge se reunían anualmente en la estatua; que no crecía pasto en la tierra a su sombra, o que la estatua se movía durante la noche y sus ojos brillaban con un resplandor rojizo.

Con el tiempo, estas leyendas atrajeron la atención de curiosos y vándalos de la localidad; y la policía de Pikesville se vio forzada a patrullar el cementerio durante la noche para evitar actos vandálicos contra el pedestal. La familia del difunto general Agnus donó la escultura al museo Smithsonian en 1967; donde permaneció almacenada en el Museo Nacional del Arte Americano por décadas.
Ecentualmente, Aggie Negra fue movida del museo a un patio detrás de la casa Dolley Madison, en Washington D.C.