viernes, 18 de diciembre de 2015

La Muerte Blanca.

Durante años ha habido reportes de encuentros con un monstruoso tigre conocido como la Muere Blanca en las regiones más recónditas de Alaska. 
Hace unos años, el programa televisivo "Destination America" realizó un reportaje como parte de la miniserie "Alaska Monsters"; en la cual un habitante del pueblo de Paxston le mostró al equipo una fotografía tomada en una Trailcam. En la imagen aparece un gato de gran tamaño, mucho mayor al del puma, el lince o el bobcat. Posiblemente la Muerte Blanca.
La fotografía de la Trailcam.
La leyenda reza que la Muerte Blanca o Tigre de Alaska, es un despiadado carnívoro que mide casi tres metros de largo, pesa media tonelada y está cubierto por un grueso pelaje blanco. Algunas variaciones dicen que tiene afilados colmillos de sable.
Se le reportó por primera vez hace doscientos años, cuando varias tribus nativas de Alaska comenzaron a avistarlo durante fuertes tormentas invernales que la bestia aprovechaba para poder cazar y robar no solo ganado, si no personas. Se cree que por cada víctima humana, la Muerte Blanca obtiene una raya nueva en su pelaje.
Hasta hoy, camioneros y equipos de trineos jalados por perros dicen encontrarse con el monstruoso gato en noches particularmente frías; y que siempre es antecedido por un fuerte rugido que paraliza a las personas.
Las teorías sobre la identidad de la Muerte Blanca son variadas. Y van desde animales escapados de zoológicos, variedades desconocidas de grandes felinos, tigres dientes de sable sobrevivientes e incluso entidades sobrenaturales del invierno como el Wendigo.

El Tigre Siberiano.
El primer sospechoso es el Tigre Siberiano (Panthera Tigris Altaica), el cual es el felino más grande existente en la actualidad. El récord de tamaño fue un macho que medía una longitud total de 3.50 metros y pesaba 384 kilogramos; y que fue asesinado en 1950 por un cazador en las montañas de Sikhote-Alin.
En cautiverio, el tigre siberiano llega a pesar hasta 465 kilos, el record de "Jaipur".
Sabemos por el registro fósil, que en Alaska llegó a haber ejemplares de Tigre Siberiano en algún momento del Pleistoceno; y que llegaron al continente por medio del estrecho de Bering. La distribución de la especie en ese entonces era mucho mayor a la actual, y abarcaba grandes extensiones de Siberia, la península de Kamchatka, el estrecho de Bering y llegaba hasta el centro de Canadá.
Hoy existen más de diez mil tigres viviendo en zoológicos, parques de safari, reservas y en domicilios privados en Estados Unidos y Canadá; lo que demuestra su enorme capacidad de adaptación a varios ecosistemas.
Regresando a la teoría de que la Muerte Blanca sea parte de una población sobreviviente de tigres; es factible que una pequeña subespecie o grupo de tigres pueda mantenerse oculta en la espesura de los bosques de Alaska, especialmente en sitios donde se han hallado fósiles de estos animales que datan de hace 11,000 años. 

Homotherium.
Otro posible candidato es el Homotherium, parte de un género extinto de felinos dientes de sable también denominados "Gatos Cimitarra"; y que fue particularmente diverso entre el Plioceno y Pleistoceno. Estos gatos llegaron a habitar Norte y Sudamérica, Eurasia y África; extinguiéndose tan solo hace 28,000 años.
El Homotherium llegaba a medir 1.10 metros de alto y pesaba entre 150 y 200 kilos; similar en tamaño y peso a un león africano macho. Comparado con otros gatos dientes de sable como el Smilodon o el Megantereon, el Homotherium tenía colmillos más cortos e incisivos y caninos inferiores diseñados para sujetar presas vivas; similar a como caza el tigre moderno.
A simple vista, el Homotherium tenía más en común con una hiena (patas delanteras largas en comparación a las posteriores, una postura similar a la de un oso y cola corta) que con el género Panthera.
Por la morfología de su cráneo con grandes aperturas nasales, se cree que el Homotherium era un corredor de alta velocidad similar al guepardo, y que era un depredador diurno, a diferencia del resto de otros felinos.

Smilodon.
El Smilodon, el más representativo de los famosos "tigres dientes de sable" fue un animal que vivió en el continente americano hasta hace 10,000 años; en tres subespecies: Smilodon Gracilis, Smilodon Fatalis y Smilodon Populator.
Smilodon era un depredador enorme y más pesado que cualquier gato, con patas delanteras fuertes y colmillos de hasta 30 centímetros que usaba para matar con precisión a sus presas. Smilodon Fatalis, la especie más numerosa en América del Norte, llegaba a pesar hasta 400 kilogramos y a medir poco más de 1.20 metros hasta los hombros. 
En Norteamérica cazaba animales de gran tamaño como el bisonte y el camello, saltando sobre ellas y mordiéndoles el cuello. Este animal desapareció hace 10,000 años junto con los mamuts y gran parte de la megafauna norteamericana; posiblemente como resultado de la intervención de los seres humanos, el cambio climático o la extinción de sus presas pesadas y la aparición de herbívoros más veloces.
Rumores de avistamientos de estos animales vienen no de Norteamérica, si no de países sudamericanos como Colombia, Paraguay y Ecuador; donde se les describe como depredadores con pelaje atigrado y de dimensiones mayores a las del jaguar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada