miércoles, 16 de diciembre de 2015

Desastres naturales y fantasmas.


Japón y el Tsunami:
El 11 de marzo del 2011, un tsunami producido por un poderoso terremoto submarino arrasó la costa de Japón; matando a casi 20,000 personas y desapareciendo a más de 2,000. Desde ese día, varios sobrevivientes de la catástrofe han reportado haber visto fantasmas rondando por las calles.
El periodista Kahoku Shimpo ha recopilado una gran variedad de historias: Una madre perdió a su hijo durante la inundación y al poco tiempo comenzó a darse cuenta de que los juguetes del niño se movían solos. Un taxista con un pasajero que desapareció a medio camino, y que prosiguió su ruta para encontrar que el destino del pasajero era un lote vacío. También algunos bomberos de Tohoku continuaron respondiendo llamadas provenientes de una cierta calle, encontrándose con que todas las casas ahí habían sido destruidas por la ola.
De acuerdo a Shimpo, varios médicos de la zona concuerdan co que 20% de los pacientes que han tratado desde entonces han visto fantasmas del Tsunami. 

Los huérfanos de St. Mary:
El huracán de Galveston en 1900 es el mayor desastre natural del que se tiene registro en la historia de los Estados Unidos. De las casi 12,000 muertes, se sabe que alrededor de 100 fueron de niños que vivían en el asilo St. Mary para huérfanos; donde hoy existe el hotel Galvez.
El personal del hotel cuenta relatos sobre luces que se prenden solas, platos que se rompen misteriosamente, voces desencarnadas y una novia fantasma en el hotel 501. Algunos más creen que una monja fantasmal camina por la playa cuando una tormenta amenaza Galveston.

Espíritus de Chile:
El 27 de Febrero del 2010, un terremoto masivo afectó el país de Chile, matando a cientos de personas. En la localidad de Constitución, se han visto sombras cerca de un puente donde 12 personas fallecieron ese día; así como pisadas inexplicables y susurros en la oscuridad. 
Dos meses después del incidente, algunos diarios chilenos reportaron que los sobrevivientes de áreas afectadas aún escuchaban los gritos de auxilio provenientes de un bosque donde 30 personas murieron mientras acampaban.
Años antes, el 18 de junio de 1991, una avalancha súbita azotó la localidad de Antofagasta, matando a cien personas y dejando a miles sin hogar. De acuerdo a los rumores, algunas víctimas del desastre aún rondan Antofagasta y otras poblaciones cercanas: En el 2005, el periódico "Las Últimas Noticias de Santiago" reportó que en Villa los Salares podían escucharse gritos y sollozos durante las noches.
Se habla también de un niño fantasmal vestido de blanco, el cual recorre la villa durante la noche.

Nicolas McCabe:
El 20 de mayo del 2013, un tornado de categoría F-5 casi aniquiló el pueblo de Moore, en Oklahoma. De las 24 víctimas, 7 fueron niños de una escuela primaria de la localidad; uno de ellos un niño de nueve años llamado Nicolas McCabe.
En noviembre de ese año, una estación noticiosa de Oklahoma reportó que el padre de Nicolas dijo que el niño había aparecido en una fotografía tomada el Cuatro de Julio. En la imagen se aprecia a la prima de Nicolas, Madison, jugando con cohetes mientras que la imagen de un niño transparente flota al fondo. De acuerdo con Scott McCabe, el espíritu de Nicolas continúa visitando a su familia.

La mujer fantasma de Wellington:
El primero de marzo de 1910, una avalancha mató a 96 personas en Wellington, Washington. Muchos de los cuerpos no pudieron ser recuperados hasta 21 semanas luego del siniestro; el cual fue considerado como la peor avalancha en la historia estadounidense.
La leyenda reza que una mujer espectral pasea por el depósito de trenes de Wellington, silbando y cantando antes de desaparecer y reaparecer en otro lado. Se escucha también el ruido de niños jugando, gritos desencarnados y voces en la oscuridad. 

El soldado y la niña:
El 16 de septiembre del 2005, durante el proceso de evacuación posterior a la destrucción de Nueva Orleans por el huracán Katrina; un soldado de la guardia nacional dijo haberse encontrado con una niña fantasma mientras dormía en una escuela abandonada.
El militar despertó a mitad de la noche y encontró a una niña de pie en la puerta de la habitación donde pasaba la noche. Otro guardia dijo haber escuchado a una pequeña riéndose, mientras que uno más persiguió a una sombra que corría hacia un baño durante la noche.

La playa de Pataong:
De acuerdo con una página web de noticias australiana, un guardia de seguridad en la playa de Pataong, Tailandia, renunció a su trbaajo luego de escuchar gritos desencarnados durante la noche. El guardia y otros trabajadores de Pataong pasaron varios días intentando encontrar la fuente de los gritos que pedían ayuda; pero nunca encontraron algo.
En una historia similar, pobladores de Pataong dicen que el fantasma de una mujer extranjera recorre las playas por las noches, llamando a su hijo perdido.
Más de 5,000 personas murieron en Tailandia; varios de ellos turistas que se encontraban vacacionando durante la temporada navideña.

Los demonios de Port-Au-Prince:
A raíz del terremoto que azotó a Haití unos años atrás, comenzaron las leyendas de oscuros monstruos y espíritus que acechaban entre los campamentos de refugiados; secuestrando y asesinando niños. Muchos haitianos están convencidos de que estos espíritus son "Loup Garou", u "Hombres Lobo"; personas poseídas por oscuras entidades y que tienen el poder de convertirse en lobos durante la noche.
El pánico fue tal que se armaron varias brigadas de vigilantes que recorrían las calles por las noches en busca de ladrones y los Loup Garou. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada