jueves, 5 de noviembre de 2015

El encuentro de Domesten.

Las Masas Apestosas de Domesten son unos supuestos alienígenas que atacaron a dos hombres en la comunidad sueca de Domesten el 20 de diciembre de 1958. 
Durante una fría noche de invierno, Stig Rydberg y Hans Gustafsson conducían a través de un camino cubierto por una densa niebla a eso de las tres de la mañana. En medio de su camino, notaron un brillo extraño a la distancia; y al aproximarse se encontraron no solo con un platillo volador metálico de unos cuatro metros de diámetro, si no con cuatro entidades alienígenas que salían de él.
Rydberg y Gustafsson bajaron del auto al ver a los cuatro alienígenas que rompían todas las reglas establecidas en cuanto a como se suponía eran los extraterrestres. Pues a diferencia de los grises reportados por los americanos en Roswell, Nuevo México; estas criaturas eran "bolsas" o masas viscosas de color azulado que se movían saltando  y reptando en torno al platillo.
Al verse sorprendidos por los viajeros, los seres los atacaron usando tentáculos con una impresionante fuerza de succión; intentando arrastrarlos hacia la nave. Rydberg pudo soltarse del agarre de los seres y regresó a su auto. Ahí, tocó el cláxon como maniático, y el ruido obligó a las masas a soltar a su amigo y "brincar" de vuelta al platillo; despegando de inmediato.
Rydberg y Gustaffson enfermaron por varios días, plagados por un olor extraño mezcla de "éter y salchichas quemadas".
En entrevistas posteriores, los amigos describieron a los alienígenas como una especie de ameba gigante, de más de un metro de alto; con dos pequeños ojos negros y con un cuerpo de color azulado. Dentro de ellos se veía claramente que flotaban pequeños cuerpos de color sanguinolento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada