viernes, 17 de julio de 2015

El espejo de la medianoche.

A las 12:17 de la noche se abre la oportunidad de contactar a un alma alterna. La manera más común de hacer esto es mediante un espejo.
Para que esto funcione, debe comenzarse exactamente a la medianoche acompañado de una luz no más intensa que la de una vela. Para realizarlo, una persona debe ponerse de pie frente a un espejo por espacio de diez minutos, cuidando de concentrarse en silencio y enfocarse en el reflejo. No se debe mirar nada más que los ojos del reflejo, ya que al hacerlo se interpretará como una debilidad y el ritual fallará.
Luego de que transcurra el plazo, se debe realizar un corte con el fin de pintar una línea de sangre sobre los ojos del reflejo. Al hacerlo, quedará cegado y permitirá que los rasgos en el reflejo comiencen a cambiar gradualmente, hasta que se transforme en una bestia aterradora; más allá de la comprensión humana. Sin importar lo que pase, no se debe desviar la mirada o abortar el ritual.
Una vez que los movimientos de la imagen se detengan, se hará presente un sonido inhumano que resonará en la habitación donde se realiza el ritual; y la criatura comenzará a moverse hacia enfrente. Se debe observar mientras lo hace.
A las 12:17, la vela debe ser apagada sin fallo; o de lo contrario la criatura escapará.
Como una última advertencia... si el ritual es exitoso, a partir de entonces el reflejo en cualquier superficie (sea un espejo, una ventana, madera o algo metálico) será distinto al propio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada