domingo, 7 de junio de 2015

El vampiro de Highgate.

El cementerio Highgate, Londres.
"La noche de Halloween tuvo lugar la profanación de una tumba en el cementerio de Tottenham Park, en Londres. Los perpetradores desconocidos tomaron flores de tumbas cercanas y las acomodaron en patrones circulares apuntando a una tumba nueva, la cual estaba descubierta. En su interior, un ataúd había sido abierto y el cadáver perturbado. Pero el acto más macabro fue clavar en el pecho del cuerpo una estaca de hierro en forma de cruz."

El fragmento anterior pertenece a un reportaje publicado en el diario London Evening News el 2 de Noviembre de 1968; y si bien las identidades y el motivo que llevó a los responsables a profanar tumbas nunca fueron descubiertos; el consenso general posterior fue que estuvo relacionado con el fenómeno sobrenatural conocido como "El vampiro de Highgate."
El vampiro fue visto por primera vez el 24 de diciembre de 1969, cuando un joven conocido como David Farrant observó un ser "gris" merodeando en el cementerio durante una noche en que él y un grupo de jóvenes interesados en lo oculto recorrían el viejo cementerio. Farrant envió una carta al diario de Hampstead and Highgate Express narrando su historia, lo cual desató una oleada de cartas provenientes de otros habitantes de la localidad; quienes describieron una gran variedad de fantasmas que supuestamente embrujaban el cementerio y el camino adyacente de Swains Lake.
Entre los fantasmas descritos se hallaban un hombre alto con sombrero de copa, un ciclista espectral, una dama de blanco, un rostro que se asomaba a través de las barras de la reja principal, una figura que caminaba en el agua poco profunda de un estanque, una "mancha" pálida que flotaba en el cielo, el sonido de campanas y voces que sonaban entre las tumbas.

Reporte del Hampstead and Highgate Express.
El 27 de febrero de 1970, un habitante de Highgate llamado Sean Manchester comenzó a decir que el ente era "Un Rey Vampiro de los No-Muertos", y se trataba de un noble medieval que había practicado magia en la región rumana de Wallachia. Explicó que el vampiro había sido llevado en un ataúd a Inglaterra por sus seguidores, y que fue enterrado en 1800 en el sitio que eventualmente se convertiría en el cementerio de Highgate; donde descansó hasta que un grupo de satanistas lo invocó.
Manchester sostenía que lo correcto sería ir y clavar una estaca en el vampiro, decapitarlo y quemarlo; cosas que resultaban ilegales en aquél entonces.
El periódico publicó esto con el encabezado "¿Un Vampiro duerme en Highgate?"
Durante el 6 de marzo, el periódico publicó una nota sobre el descubrimiento de zorros muertos en el cementerio y que la policía y veterinarios locales no pudieron determinar las causas de sus muertes. Análisis posteriores describieron que más zorros fueron descubiertos con heridas en las gargantas y drenados de sangre.
Farrant, por otra parte, explicó que la criatura podría ser un espectro o fantasma; aunque sí concordaba con Manchester sobre que sí podía tener hábitos vampíricos.

La cacería.
Farrant y Manchester entablaron una rivalidad sobre quién capturaría o asesinaría al vampiro, cosa que desató una locura mediática y varias cacerías durante marzo de ese año. Estas incursiones fueron televisadas por la cadena ITV, que preparó una serie de especiales en los cuales se hablaba a fondo sobre Highgate y las entidades espectrales que lo habitaban. Así, la noche del viernes 13 de marzo, un grupo de "cazavampiros" provenientes de todo Londres entraron en masa al cementerio.
Al escribir un libro años después, Manchester narraría todo lo ocurrido esa noche. Según él, entró con un grupo de personas al cementerio a través de las rejas dañadas de una iglesia cercana; e intentó abrir la puerta a una catacumba que de acuerdo con una médium acompañante, era donde dormía el vampiro. Al verse incapaz de forzar la cerradura, Manchester entró a través de un hueco en el tejado del mausoleo y se encontró con varios ataúdes vacíos en el interior; los cuales roció con agua bendita y dientes de ajo.
Meses después, durante el primero de agosto de 1970; los restos incinerados y decapitados de una mujer fueron encontrados cerca de la catacumba en cuestión; lo que llevó a la policía londinense a creer que se trataba de un ritual satánico.
Poco después de eso, Farrant fue detenido por la policía mientras intentaba entrar al cementerio durante la noche; llevando consigo un crucifijo y una estaca de madera. Fue arrestado, pero liberado al no encontrársele culpable de algo.
Manchester volvió a Highgate ese mismo mes durante el día. Sostiene que en esa ocasión, él y sus compañeros pudieron abrir las puertas de una vieja bóveda, donde encontró un ataúd ocupado por un cadáver bien conservado. Creyendo que se trataba del vampiro, estuvo a punto de atravesarle el pecho con una estaca; aunque fue detenido por un compañero y al final se conformó con regar el cuerpo con agua bendita y echarle dientes de ajo encima antes de salir de la bóveda.
En un libro, Manchester narra que tres años más tarde descubrió el cuerpo de un vampiro en el sótano de una casa abandonada en el área de Highgate, el cual quemó luego de clavarle una estaca.
El supuesto "vampiro" encontrado por Manchester.
El feudo entre Farrant y Manchester escaló hasta que ambos decidieron enfrentarse en un "duelo de magos" en Parliament Hill el 13 de abril de 1973; evento que jamás ocurrió. Farrant fue encarcelado en 1974 luego de ser hallado culpable de dañar monumentos y profanar tumbas, así como vandalismo y extracción de restos humanos en Highgate.
Para 1975, la actividad del "vampiro" había desaparecido del todo, y quedó relegado a un pie de nota en libros, series televisivas y reportajes del mundo paranormal en medios impresos. El libro titulado "The Highgate Vampire"narra a detalle la historia de Farrant y Manchester, explicando que el supuesto chupasangre del cementerio no fue otra cosa que un ejemplo de pánico colectivo y exageración de rumores por parte de los dos supuestos cazadores.
En el libro de 1991, "Blood Lust: Conversations with Real Vampires", la autora Carol Page entrevistó a Sean Manchester y cuestionó su credibilidad, describiéndolo como el verdadero mal en Highgate; así como exponiendo que su historia no era más que una imitación de los mitos de Drácula, con el mismo Manchester poniéndose en el papel del doctor Van Helsing.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada