lunes, 22 de junio de 2015

Clasificación de Fantasmas.

¿Qué es un fantasma?
Un fantasma se define como el alma o espíritu de una persona o animal que puede manifestarse ante los vivos. Las descripciones de fantasmas varían ampliamente, desde presencias invisibles hasta apariciones de aspecto realista y que podrían pasar como personas o animales vivos.
De acuerdo a los parapsicólocos, los fantasmas existen entre nuestra dimensión y el más allá, y funcionan de manera similar a lo que sería una frecuencia de radio entre estaciones; es decir, no pueden cruzar por completo al mundo espiritual pero tampoco son capaces de volver al reino de los vivos. 
Hay múltiples razones por las cuales los fantasmas pueden manifestarse y el como interactúan con los vivos se determina por las características de personalidad que tenían en vida o por la forma que murieron. Por ejemplo, una persona que fue malévola en vida permanecerá siéndolo tras la muerte, y usualmente gusta atormentar a los vivos. Una persona buena, podría ser un alma o espíritu guardián que proteja a una familia o individuo en particular.

Tipos de Fantasmas:
Apariciones de tipo Crisis:
Las apariciones de Crisis son usualmente una experiencia única, cuando un fantasma es visto al tiempo de su muerte por amigos y familiares; digamos, es su forma de despedirse o dar información importante.
Básicamente, son los casos en que se puede ver a alguien que ha muerto recientemente o está por fallecer.

Fantasmas ignorantes:
Un fantasma ignorante es aquél que no sabe que ha fallecido, y continúa con su rutina como si aún viviese. Un ejemplo de estos vendría siendo el personaje interpretado por Nicole Kidman en "Los Otros"; que ignora su defunción y que ve a las personas que ocupan su domicilio como "invasores".
Esta clase de fantasmas pueden trascender cuando un médium o los habitantes de una construcción les explican mediante sesiones espiritistas que ya han fallecido y deben cruzar al otro mundo.

Fantasmas con asuntos sin resolver:
Es común que los espíritus permanezcan en este mundo si es que al momento de morir tenían preocupaciones o asuntos pendientes. Por ejemplo, una víctima de asesinato podría ser incapaz de ir al más allá hasta que las circunstancias de su crimen hayan sido resueltas.
Un ejemplo idóneo sería el personaje de Eric Draven en "El Cuervo".

Fantasmas atrapados:
Esta clase de espíritus sí son capaces de saber que han fallecido, pero por una razón u otra no pueden cruzar al más allá. Algunos temen abandonar lo que era familiar para ellos en vida, otros más pueden estar aterrados sobre su nueva existencia o inclusive estar capturados por otro espíritu negativo. Se sabe que hay fantasmas que permanecen atrapados luego de que otras entidades los llevaran al suicidio.
Por ejemplo, los espíritus de niños que permanecen atrapados por el espectro de Hugh Crain, el villano de "The Haunting", o los fantasmas atrapados en "Thirteen Ghosts".

Fantasmas vengativos:
Son aquellos que permanecen atacando a los vivos luego de su muerte. Por ejemplo, una mujer asesinada por un hombre podría volver como un espectro malévolo que solo ataca a los hombres presentes en cierto lugar.
Ejemplos serían Samara Morgan de "El Aro", Kayako Saeki de "The Grudge" o Mary Shaw en "Dead Silence".

Fantasmas Hambrientos:
En las creencias chinas, los Fantasmas Hambrientos vuelven al mundo físico luego de que fuesen incapaces de encontrar lo que necesitaban para descansar en paz. Estos fantasmas regresan para alimentarse del miedo de los vivos, pero pueden ser tranquilizados al ofrecérseles comida, bebida o dinero.
Slimer de "Los Cazafantasmas" sería uno de estos espíritus.

Fantasmas Residuales:
Los fantasmas residuales son aquellos que usualmente reproducen las circunstancias de su muerte una y otra vez, no muestran inteligencia o consciencia de sí mismos. Los parapsicólogos creen que más bien son energía emocional dejada en nuestra frecuencia dimensonal.
Por ejemplo, un fantasma que aparece a cierta hora en unas vías tras haber sido arrollado por un tren. De manera específica, podríamos situar aquí a la Llorona; que aparecía o aparece en ciertas áreas lacustres luego de pasada la media noche, o el Jinete sin Cabeza.

Niños fantasma:
Los niños fantasma son las almas de pequeños que fueron incapaces de descansar en paz. Estos fantasmas son solitarios y buscan atención. Ciertas facciones de la parapsicología creen que un niño es puro y no puede permanecer en la tierra, y que estas manifestaciones no son más que demonios disfrazados.

Sonidos y olores espectrales:
Este término engloba golpes, gritos, música, gemidos y voces en locaciones embrujadas. Estos sonidos pueden ser de corte residual o inteligente. Los olores son comunes en sitios con altos niveles de actividad paranormal, y pueden ir desde perfume, cigarrilos o comida; hasta terribles pestes como basura putrefacta o azufre.
Se dice que los olores negativos son aquellos que implican la presencia de demonios, entidades oscuras o fantasmas malvados.

Fantasmas Animales:
Son los pertenecientes a animales fallecidos que permanecen por varias razones en este mundo. Ejemplos podrían ser los famosos perros negros conocidos como "Portadores de la Muerte".

Vehículos y objetos fantasma:

El término Vehículo Fantasma se puede referir ya sea a la aparición de un vehículo o a una máquina embrujada. Este tipo de fenómenos se da cuando varias vidas se pierden en un incidente o cuando alguien muere en un vehículo.
Un ejemplo del primer tipo sería la aparición de una locomotora en donde un tren se llegó a estrellar décadas atrás, o como ocurre con el barco conocido como el Holandés Volador. El segundo podría referirse a la aparición de espíritus en un barco, como ocurre en el Queen Mary.
Estos tipos varían, pues a lo largo de los siglos se han visto fantasmas de trenes, autos, carrozas, aviones, motocicletas e inclusive helicópteros.

Espíritu:
Un espíritu es el término genérico que se le da a una entidad que jamás fue humana. Por ejemplo, ángeles, demonios, elementales o dioses. 

Ángeles:
Los ángeles son espíritus positivos, entidades que no fueron humanas y que cuentan con propósitos específicos. Los ángeles representan fuerzas positivas del universo, y como tales son excepcionalmente poderosos.

Ángeles Guardianes:
Son espíritus humanos, usualmente antepasados enviados para guiar y proteger a una persona.

Espíritus Animales:
Los nativo-americanos creen que las personas nacen acompañadas de un espíritu animal, el cual es una especie de guardián del alma que protege a las personas durante su vida. Estos espíritus pueden ser invocados por chamanes y funcionan como guías o 

Demonios:
Los Demonios son espíritus negativos descritos como ángeles caídos en la mitología Judeo-cristiana. Este término también puede aplicar a dioses y espíritus malvados de otras culturas que datan de antes de las religiones abrahámicas.
Se cree que existen en una jerarquía, actúan ocultándose como espíritus o fantasmas inofensivos o como alguien familiar para una persona. Son capaces de cambiar de forma para confundir a sus víctimas y alimentarse de la energía de su miedo.
Una vez que la víctima ha sido debilitada lo suficiente, un demonio bastante poderoso puede comenzar a poseerla. Los demonios van acompañados de olores desagradables y pueden manifestarse como sombras, figuras de aspecto animal o humanos monstruosos. Jamás se debe desafiar a un demonio, pues esto por lo regular incrementa la violencia de su comportamiento.
Los demonios son poseedores de inteligencia y poder sobrehumanos. Pueden invadir hogares, adherirse a objetos y personas, torturar, atacar y poseer a sus víctimas. Pueden cambiar de forma a voluntad, adaptando la que consideren necesaria para lidiar con sus víctimas.
Ejemplos de demonios en el cine podrían incluir a Pazuzu en "El Exorcista", Bughuul en "Sinister", los Cenobitas de "Hellraiser" o Gozer el Gozeriano en "Cazafantasmas".

Elementales: 
Los elementales no son espíritus humanos, si no representaciones de la tierra y sus elementos. Seres como las ninfas, gnomos, salamandras y sílfides son ejemplos de elementales.

Gente de Sombras:
La Gente de Sombras son entidades oscuras y negativas que no son precisamente fantasmas o demonios. Su apariencia varía de masas o arañas de algunos centímetros de alto, hasta sombras humanoides, monjes o un ser conocido como "El Sombrerero".
Se alimentan del miedo de una persona, y parecen generar un halo de intimidación o desesperanza al momento de aparecer. 

Embrujos:
Un Embrujo es cuando una actividad paranormal ha estado ocurriendo por mucho tiempo en un lugar específico. Un área puede acabar embrujada por varias razones, ya sea por que en ella tuvieron lugar muertes o accidentes trágicos, o sencillamente porque era el lugar favorito de una persona fallecida.
Ejemplos específicos serían la casa de Amityville, el hotel Stanley o la torre de Londres.
Otra clase de embrujos son aquellos que se enfocan en objetos, los cuales pueden estar impregnados por un espíritu o producir efectos negativos en sus portadores o dueños. Ejemplos de este tipo de objetos son la muñeca Annabelle, el cuadro de "Las Manos lo Resisten" o Lil' Bastard, el auto donde falleció James Dean.
El último tipo de embrujo es el demoniaco, que es cuando un espíritu no humano o un demonio se adhiere a un lugar u objeto. Comienzan de manera juguetona, y van escalando hasta llegar a ser peligrosos e inclusive letales. Para librarse de estos seres, es necesario efectuar un exorcismo. La casa de la película "Poltergeist" o la caja Dybbuk serían ejemplos de embrujos demoniacos.

Infestación:
El término infestación es usado para referirse a cuando un gran número de espíritus, fantasmas o demonios se involucran en un embrujo. Es decir, donde varias presencias coexisten en un mismo lugar.
El ejemplo más claro de una Infestación sería la casa de la película "La Mansión Embrujada" o el hotel Sedgwick en "Cazafantasmas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada