jueves, 20 de noviembre de 2014

Lei Gong - Dios del trueno.

Lei Gong en un tapiz.
En la mitología china, Lei Gong (también llamado Lei Shen, literalmente 'Dios del Trueno' en chino) es una deidad encargada de castigar a los mortales que han cometido crímenes en secreto y a los espíritus malignos que han usado su conocimiento del Taoísmo para dañar a los seres humanos; acción que realiza usando un cincel.

Se le muestra como un ser aterrador, de grandes garras, alas de murciélago y un rostro azul con pico de ave; mientras que solo viste un taparrabos. Es muy raro encontrar templos a él, pero algunas personas lo honran con la esperanza de que les ayude a obtener venganza de sus enemigos personales.
Lei Gong también porta un tambor y un mazo, los cuales usa para producir el trueno; mientras que sus asistentes Dan Mu ('madre del relámpago'), produce el rayo; Yun Tong ('joven de la nube') es quien forma nubes de tormenta, y Yu Zi ('amo de la lluvia') crea chaparrones al introducir su espada a una olla con agua.
Los vientos fuertes de las tormentas son producidas por Feng Bo ('duque del viento'), que posteriormente fue transformado en una deidad femenina llamada Feng Po Po ('dama del viento').

La vida de Lei Gong comenzó como la de un humano común y corriente, hasta que encontró un árbol de duraznos que crecía del cielo; un producto de la lucha entre un Demonio Zorro y uno de los Guerreros Celestiales de la tradición china. Cuando Lei Gong mordió una de las frutas, fue transformado en una entidad divina.
Curiosamente, una forma de ahuyentar a Lei Gong es tener relaciones sexuales o mostrarle una imagen que muestre dicho acto; pues es un ser extremadamente pudoroso y evitará el ver esta situación.

Una representación más tradicional de Lei Gong.
Un mito en particular presenta a Lei Gong como una deidad agradecida con quienes lo ayudan. En ella, un cazador se encuentra a un niño en la copa de un árbol, cargando una bandera mientras una fuerte tormenta cae a su alrededor. Lei Gong intenta acercarse al niño, pero al ver la bandera; se ve obligado a retirarse.
El cazador se percata de que el pequeño debe ser un espíritu malvado, y que la bandera debe estar hecha con algún material sucio; pues todas las deidades odian los objetos impuros. Así, el cazador dispara una flecha hacia la bandera, arrebatándola de las manos del espíritu y permitiéndole a Lei Gong el destrozar el árbol con un rayo.
Al despertar al día siguiente, el cazador se encontró con que Lei Gong había dejado una nota pegada en su pecho; diciéndole que su vida había sido prolongada por doce años en gratitud por su asistencia. Al volver al árbol destruido, el cazador encontró el cuerpo de un gigantesco lagarto: la verdadera forma del espíritu de la bandera.
En la mitología china, el tureno es visto como un instrumento celestial usado para castigar a los malhechores; y se cree que el rayo es una muestra de la comunicación del cielo, mientras que el daño se le atribuye a estremecedor sonido del trueno.

Lei Gong en la cultura popular.
Lei Shen en World of Warcraft.
En el videojuego 'World of Warcraft', Lei Shen aparece como jefe final de la instancia llamada 'El Trono del Trueno'; y es representado como el rey resucitado de una raza maligna llamada Mogu. Lei Shen es también llamado el Rey del Trueno; y comanda legiones de Mogu, mismos que (al igual que Lei Shen) están basados en las estatuas chinas de terracota y los Shishi, o 'perros guardianes'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada