sábado, 30 de marzo de 2013

El Ave negra de Crimea

Durante 1854 y 1856, el Imperio Ruso y una alianza conformada por Francia, el Reino Unido, el Reino de Sardinia y el Imperio Otomano disputaron la Guerra de Crimea, que tomó lugar en la península del mismo nombre; y algunos conflictos menores en Turquía del Este, el mar Báltico y el extremo oriental de Rusia.
En 1855, durante una feroz batalla de seis días; las tropas de los ejércitos combatientes en Crimea se dieron cuenta de que era 14 de marzo, y que el día siguiente sería 15; los famosos 'idus de marzo'. Los soldados, algo supersticiosos por las múltiples historias que involucraban sucesos ocurridos en los Idus, le imploraron a sus comandantes el declarar una tregua de veinticuatro horas; la cual fue aceptada y ambos bandos se replegaron a sus campamentos, dejando solo un campo de batalla silencioso y lleno de cadáveres.
Durante la noche, una pequeña banda de cinco soldados rusos planeó ejecutar una emboscada al pasar la media noche, manteniendo un poco el respeto por la tregua establecida de 24 horas. De acuerdo a los reportes, la banda reptó hacia las líneas enemigas; usando las luces de sus propios campamentos como guías por si se extraviaban. Al acercarse al centro del campo de batalla, los cielos sobre ellos se oscurecieron como si la luna hubiese desaparecido del todo; y el único sobreviviente del encuentro describió que al levantar la mirada, encontraron una criatura que se podría describir como un cuervo gigante y sin cabeza, dando vueltas sobre ellos como si fuera un gran buitre.
Los hombres se asustaron tanto por la imagen sobre ellos que decidieron regresar hacia su propio campamento. De acuerdo a los reportes de los franco-británicos, los vigías rusos localizados en las afueras del campamento, confundieron a los soldados con tropas enemigas y abrieron fuego. Tres de ellos murieron instantáneamente y el cuarto en ser asesinado se desangró hasta morir. Los rusos continuaron disparando y forzando al único sobreviviente a usar el cuerpo de un compañero como escudo.
El evento fue documentado por un reporte ruso que era completamente distinto: los soldados que patrullaban el campamento vieron acercarse no a cinco compañeros rusos, si no a un grupo de cinco turcos que corrían gritando hacia ellos en la oscuridad de la noche, vestidos con turbantes y túnicas. Los rusos abrieron fuego pensando que eran soldados enemigos, pero de pronto vieron la razón de los gritos de sus objetivos: tras los 'turcos' venía un gran enjambre de criaturas similares a murciélagos. Posteriormente, según registros históricos; a la medianoche en cuanto terminó la tregua, los turcos escucharon la historia y pensando que se trataba de soldados suyos, abrieron fuego contra los rusos y comenzó lo que se convertiría en una de las batallas más sangrientas de la guerra de Crimea.
Algunos investigadores han enlazado estos eventos con lo que quizás sería el primer avistamiento de la criatura que posteriormente sería conocida como el Mothman y el Ave Negra de Chernobyl, un aparente mensajero de desastres próximos a ocurrir. Investigadores escépticos por otro lado, han atribuido este suceso a la aparición de grandes buitres interesados en un campo lleno de cadáveres.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada