miércoles, 20 de abril de 2011

El misterio del Paso Dyatlov

El grupo del paso Dyatlov.
Uno de los misterios más desconcertantes y aterradores del mundo moderno es el del Incidente del Paso Dyatlov, un evento ocurrido la noche del 2 de febrero de 1959 en el este de la montaña conocida como el Kholat Syakhl (un nombre Mansi que significa "Montaña de los Muertos") y que consistió en la muerte de nueve esquiadores.
El paso montañoso del incidente se llama actualmente Paso Dyatlov en honor del líder del grupo, Igor Dyatlov.

Lo que hace espeluznante el misterio del incidente, son las condiciones que encontraron los investigadores al explorar el Paso tras la desaparición de los esquiadores...
La tienda de acampar fue hallada con señales de que la habían desgarrado desde el interior, y que los esquiadores habían corrido descalzos en la nieve. En el caso de los cadáveres, no había evidencia de lucha, y dos de las víctimas tenían fracturado el cráneo, otros dos mostraban costillas rotas y a una le faltaba la lengua.
Y aún más espeluznantemente, las ropas de cuatro de las víctimas contenían niveles substanciales de radiación, aunque esto último solo aparece en documentos posteriores a la investigación inicial.
La tienda al ser descubierta por los investigadores
Los investigadores de la Unión Soviética solo determinaron que una "fuerza irresistible y desconocida" había ocasionado las muertes, y se bloqueó el acceso a la montaña para esquiadores y aventureros por los tres años siguientes.

La operación de rescate comenzó el 20 de febrero de 1959, cuando los familiares del equipo de esquiadores comenzaron a insistir en que se buscara al grupo de ocho hombres y dos mujeres; y se formaron grupos de rescate consistentes de estudiantes y maestros voluntarios ese día. De forma posterior, el ejército y la policía se involucraron, con aviones y helicópteros sobrevolando el área.
El 26 de febrero, los investigadores encontraron el campamento abandonado en Kholat Syakhl. La tienda fue encontrada bastante dañada, y también se halló un rastro de huellas que conducía a la orilla de los bosques cercanos (ubicados del otro lado del paso, a 1.5 kilómetros al noreste), pero luego de 500 metros las huellas desaparecieron en la nieve.
Al borde del bosque, bajo un pino de gran tamaño, los investigadores encontraron las cenizas de una fogata, así como los primeros dos cadáveres, los de Yuri Krivonischensko y Yuri Doroshenko, descalzos y portando solo su ropa interior.
Entre el pino y el campamento, los investigadores hallaron tres cadáveres más (los de Dyatlov, Zinaida Kolmogorova y Rustern Slobodin),  en poses que sugerían que habían intentado volver al campamento. Fueron hallados a distancias de 300, 480 y 630 metros del pino, respectivamente.

La búsqueda por los otros cuatro viajeros tardó poco más de dos meses, cuando los hallaron finalmente el 4 de mayo, enterrados bajo cuatro metros de nieve en una grieta del interior del bosque.
La investigación comenzó justo tras hallar los primeros cuerpos, y con ellos se concluyó que todos habían perecido de hipotermia, aunque uno tenía una pequeña grieta en el cráneo que los médicos determinaron no podía ser fatal.
La examinación de los últimos cuatro cuerpos hallados en Mayo cambió todo el rumbo de la investigación, pues tres de ellos tenían heridas fatales: Nicolai Thbieaux-Brignolle tenía un daño cranial severo, mientras que Lyudmila Dubunina y Alexander Zolotarev sufrían de fracturas en las costillas que de acuerdo a un experto, "eran comparables con la fuerza de un choque de automóvil".
Para desconcierto de los médicos involucrados en las autopsias, los cadáveres no tenían heridas externas, y más parecía que habían sido aplastados por un alto nivel de presión.
A una de las mujeres le faltaba la lengua, cosa que llevó a pensar que los indígenas Mansi podría haberlos atacado y asesinado por entrar a sus tierras, pero la investigación indicó que la forma en que murieron no era consistente con ataques de los Mansi; pues no había rastros de lucha en el área, y los cadáveres no mostraban marcas causadas por atacantes.
La evidencia apuntaba a que los jóvenes fueron despertados y forzados a dejar súbitamente el campamento en la noche, pues a pesar del frío del exterior (entre -25 y -30 grados centígrados), y una tormenta esa noche, los muertos solo tenían un poco de ropa.
Algunos de ellos solo tenían un zapato, mientras el resto fueron hallados sin zapatos o usando solo calcetines. Otros fueron hallados con pedazos de ropa rota, que parecían haber cortado de aquellos que ya estaban muertos.
De los cuerpos se determinó lo siguiente:
  • Seis de los miembros murieron de hipotermia y tres de heridas fatales.
  • No había rastros de otras personas cerca de los viajeros en el Kholat Syakhl, ni de nadie en las áreas cercanas.
  • La tienda fue rota desde adentro.
  • Las víctimas murieron de 6 a 8 horas luego de su última comida.
  • Los rastros del campamento indicaban que todos los miembros lo abandonaron por su propia voluntad, a pie.
  • Para desmentir la teoría de un ataque de parte de los indígenas Mansi, un doctor indicó que las heridas fatales de los tres cuerpos no podían haber sido causadas por otra persona, ya que la fuerza de los golpes había sido bastante grande y no había daño en los tejidos suaves.
  • Las pruebas forenses de radiación indicaban que había altas dosis de contaminación radioactiva en las ropas de algunas víctimas.
    El veredicto final indicaba que todos los miembros del grupo murieron por una "fuerza irresistible y desconocida", y la investigación se detuvo en mayo del mismo año gracias a la "ausencia de un lado culpable". Los archivos fueron declarados como secretos, y las fotocopias del caso se hicieron disponibles apenas en 1990, aunque con algunas partes faltantes.
    Más, luego de los funerales, familiares de las víctimas reportaron que estas tenían un extraño bronceado en la piel; e investigaciones de campo en el Paso Dyatlov mostraron que había altas concentraciones de radiación, más no una causa aparente de ésta.

    2 comentarios:

    1. Eso de la lengua faltante junto con la nieve me recuerda el ritual de Chud :)

      ResponderEliminar